Ciencias de la salud

Artculo de revisin

 

Farmacologa Cardiovascular: Conceptos generales para la prctica teraputica

 

Cardiovascular Pharmacology: General Concepts for Therapeutic Practice

 

Farmacologia Cardiovascular: Conceitos Gerais para a Prtica Teraputica

 

Jhon Alexander Ponce-Alencastro I

[email protected]

https://orcid.org/0000-0002-3666-7865

 

 

 

Correspondencia: [email protected]

 

*Recibido: 28 de mayo de 2021 *Aceptado: 20 de junio de 2021 * Publicado: 05 de julio de 2021

 

       I.            Doctor en Medicina y Ciruga, Magster en Docencia e Investigacin Educativa, Especialista en Atencin Primaria de la Salud, Docente de la Universidad Tcnica de Manab, Portoviejo, Ecuador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

Introduccin: La Farmacologa es una disciplina integrada por los aportes de las ciencias bsicas y las ciencias especializadas de la salud, cuya finalidad es dotar de las herramientas necesarias para una prctica clnica ms razonable y basada en evidencia. Objetivo: Elaborar un documento acadmicamente representativo, idneamente justificable, sobre los conceptos generales de la Farmacologa cardiovascular para la prctica teraputica. Mtodo: Se realiz una revisin bibliogrfica acerca de las principales categoras tericas de la farmacologa cardiovascular en la prctica teraputica. Resultado: Se logr generar un documento que alcanza el objetivo propuesto con la revisin de un total de 50 artculos incluyendo textos fsicos y digitales. Conclusin: La Farmacologa aplicada al sistema cardiovascular es un eje primordial para el desarrollo de mtodos y estrategias en el intento de modificar el curso de las enfermedades cardiolgicas y vasculares desde la comprensin de determinados procesos fisiolgicos y bioqumicos.

Palabras claves: Farmacologa; Cardiovascular; Teraputica; Covid.

 

Abstract

Introduction: Pharmacology is a discipline made up of contributions from the basic sciences and specialized health sciences, the purpose of which is to provide the necessary tools for a more reasonable and evidence-based clinical practice. Objective: To prepare an academically representative document, ideally justifiable, on the general concepts of cardiovascular Pharmacology for therapeutic practice. Method: A bibliographic review was carried out on the main theoretical categories of cardiovascular pharmacology in therapeutic practice. Result: It was possible to generate a document that reaches the proposed objective with the review of a total of 50 articles including physical and digital texts. Conclusion: Pharmacology applied to the cardiovascular system is a fundamental axis for the development of methods and strategies in the attempt to modify the course of cardiological and vascular diseases from the understanding of certain physiological and biochemical processes.

Keywords: Pharmacology; Cardiovascular; Therapy; Covid.

 

 

 

Resumo

Introduo: A Farmacologia uma disciplina constituda por contribuies das cincias bsicas e das cincias especializadas da sade, que tem por objetivo fornecer as ferramentas necessrias para uma prtica clnica mais razovel e baseada em evidncias. Objetivo: Elaborar um documento academicamente representativo, idealmente justificvel, sobre os conceitos gerais da Farmacologia Cardiovascular para a prtica teraputica. Mtodo: foi realizada uma reviso bibliogrfica sobre as principais categorias tericas da farmacologia cardiovascular na prtica teraputica. Resultado: foi possvel gerar um documento que atinja o objetivo proposto com a reviso de um total de 50 artigos entre textos fsicos e digitais. Concluso: A farmacologia aplicada ao sistema cardiovascular um eixo fundamental para o desenvolvimento de mtodos e estratgias na tentativa de modificar o curso das doenas cardiolgicas e vasculares a partir da compreenso de determinados processos fisiolgicos e bioqumicos.

Palavras-chave: Farmacologia; Cardiovascular; Terapia; Covid.

 

Introduccin

La Farmacologa es una disciplina integrada por los aportes de las ciencias bsicas y las ciencias especializadas de la salud, cuya finalidad es dotar de las herramientas necesarias para una prctica clnica ms razonable y basada en evidencia.

Ante el diagnstico cada vez ms frecuente de las enfermedades cardiovasculares, que gracias al avance de los mtodos diagnsticos, el desarrollo de nuevos medicamentos y la modificacin de los estilos de vida han asegurado una evolucin menos dramtica, mejorando las posibilidades de tener un tratamiento ms accesible sin que esto represente mayor adherencia.

Sobre todo en aquellos casos que requieren de un mayor enfoque teraputico que el habitual, como la correccin de la sobrecarga de volumen, el mejoramiento de la hemodinmica y el incremento de la perfusin de los rganos vitales, sin que esto nos garantice la total reduccin de la morbi - mortalidad a corto, mediano y largo plazo.

De manera que el objetivo de esta revisin bibliogrfica es elaborar un documento acadmicamente representativo, idneamente justificable, sobre los conceptos generales de la Farmacologa cardiovascular para la prctica teraputica.

Material y mtodos

El presente estudio descriptivo parte de la recopilacin y revisin de fuentes bibliogrficas recuperadas de Dialnet, Lancet y Latindex en ingls y espaol describiendo algunas lneas tericas y aportes al estado actual del tema, sealando ante todo, que la Farmacologa con enfoque en un determinado aparato o sistema, en este caso el cardiovascular, favorece el aprendizaje de los/las estudiantes de Medicina fortaleciendo competencias y destrezas con la ayuda de casos clnicos analizados en actividades autnomas con posibilidades de llegar a la metacognicin.

Para lo cual se llev a cabo la organizacin bibliogrfica a travs del gestor Zotero de artculos cientficos provenientes de bases de datos como Dialnet, Lancet y Latindex a travs de los motores de bsqueda Google Scholar, Pubmed, Scielo utilizando los descriptores Farmacologa, cardioactivos, accin teraputica, tratamiento; seleccionndose 50 artculos y textos, fsicos y digitales en ingls y espaol que forman parte de la literatura mdica clsica. Los criterios de inclusin fueron la disponibilidad de artculos de revistas indexadas con una antigedad no mayor a los ltimos 10 aos y artculos, textos tanto fsicos como digitales con una antigedad menor a 10 aos, excepto aquellos contenidos que resulten relevantes y clsicos en la literatura mdica que sean mayores a este perodo de tiempo.

 

Desarrollo

Del concepto a la prctica

De acuerdo a (Ponce, 2020a) la Farmacologa es una ciencia que depende de otras disciplinas de la Medicina, constituyendo una especialidad sanitaria que toma de cada disciplina los elementos claves para escoger la mejor estrategia teraputica y poder recuperar la homeostasis de un organismo amenazado por una determinada patologa.

Por lo que es justificable tratar a la Farmacologa cardiovascular como un captulo especfico de la Farmacologa clnica, considerada en algunas mallas curriculares como Farmacologa II. Siendo un grupo de estos frmacos aquellos que tienen efectos a nivel del corazn, los vasos sanguneos, el sistema endocrino y el sistema a nervioso para regular el funcionamiento cardiovascular.

Teniendo en cuenta que la prescripcin de medicamentos consume el 50 % de los recursos y presenta una amplia variabilidad entre profesionales, equipos y tambin entre pases. Siendo los pacientes crnicos, habitualmente los de edad avanzada y los polimedicados, quienes figuran como los principales consumidores de frmacos, encabezando el listado los medicamentos cardiovasculares (Zurro et al., 2016).

Lo que se ha visto estimulado por la integracin del conocimiento de algunas disciplinas mdicas, en beneficio de la Farmacologa cardiovascular, aspirando solucionar situaciones relacionadas con la caracterizacin farmacolgica y clnica del caso que se plantee. Estudiando el efecto de los medicamentos en el ser humano, tanto en condiciones homeostticas como homeoestenticas (Ponce, 2020a).

Para Maggiolo (2008) estas condiciones homeostticas del sistema cardiovascular se encaminan ms al buen funcionamiento del sistema de bomba que debe cumplir las siguientes condiciones:

1.      Contraccin efectiva del msculo cardaco.

2.      Buena oxigenacin del msculo.

3.      Ritmo regular de descargas elctricas.

4.      Resistencia perifrica y pulmonar adecuada.

Para establecer las condiciones homeoestenticas del sistema cardiovascular, podemos tomar como ejemplo las deficiencias fisiolgicas cardiovasculares que causa el Sndrome de Apnea Obstructiva del Sueo.

Durante el ronquido se generan importantes esfuerzos inspiratorios en contra de un orificio semicerrado, con importantes variaciones de la presin negativa intratorcica que se incrementa. Esto aumenta la presin transmural en el ventrculo izquierdo, y por ende la postcarga (Ro & Anas, 2009).

Tambin se favorece un aumento del retorno venoso en el ventrculo derecho que puede distenderlo y desviar el septum interventricular condicionando el llenado del ventrculo izquierdo. Esto dificulta la relajacin del ventrculo izquierdo que contribuye a empeorar su llenado (Pez & Parejo, 2017) (Ro & Anas, 2009).

Con esta disfuncin ventricular izquierda se disminuye el gasto cardiaco y el establecimiento de una serie de mecanismos adaptativos que favorecen la activacin simptica, con incremento de catecolaminas, pptido natriurtico atrial que, a su vez, aumentan la presin arterial sistmica durante el sueo (Ro & Anas, 2009).

La hipoxia producida por los eventos apneicos favorece la presencia de arritmias cardiacas. El bloqueo atrio ventricular y la fibrilacin atrial aparece cuando la saturacin arterial de oxgeno (SaO2) disminuye por debajo del 65 %. La activacin simptica favorece la aparicin de arritmias supraventriculares (Olivi, 2013) (Ro & Anas, 2009).

 

Variabilidad

De acuerdo al diccionario Mosby (2010) la variabilidad es el grado de divergencia o propiedad de un objeto para diferir respecto a un estndar promedio dado.

De tal manera que al hacer referencia sobre el efecto de un frmaco, la variabilidad puede estar provocada por variaciones en la concentracin del frmaco en su lugar de accin o por modificaciones en la respuesta a la misma concentracin de frmaco (Garca et al., 2008).

Por lo que puede ser de tipo farmacodinmica, farmacocintica e idiosincrasia, siendo cada uno de estos, diferentes de un individuo a otro a causa de determinantes genticos, ambientales o patolgicos, dependiendo en muchos casos de la gravedad o intensidad de la enfermedad o sntoma que se desea tratar. As como tambin las acciones conductuales como la adherencia al tratamiento e incluso los errores en la administracin de medicamentos (Arribas, 2010).

Detenindonos un poco en las variables farmacodinmicas que pueden ser por alteraciones propias del individuo, de los medicamentos y por las interacciones entre frmacos. Con la posible interferencia que los nutrientes hacen con la absorcin, el metabolismo y la eliminacin de frmacos sobre todo, por la defecacin.

Hecho que puede resultar ms caracterstico en la poblacin de personas mayores, quienes debido a sus cambios fisiolgicos, propios del proceso de envejecimiento, muestran menor capacidad de metabolizacin heptica en las reacciones de fase I y, sobre todo, en aquellas realizadas por el sistema microsmico citocromo P450 (CYP450), lo que provoca una disminucin entre un 30-40% de su capacidad metablica (Abizanda & Rodrguez, 2015).

En referencia a lo antes expuesto, en la persona mayor van a ir apareciendo con cierta frecuencia reacciones adversas, siendo ms frecuentes las de tipo cardiovascular, como la hipotensin ortosttica, los desrdenes en el ritmo cardaco y en la conduccin. Estando esto incrementado por la disminucin de la sensibilidad de los barorreceptores y quimiorreceptores, que afectan a los vasos sanguneos, el miocardio y las vlvulas cardacas (Acosta et al., 2015).

Debido a los cambios estructurales y funcionales presentes en el sistema cardiovascular, que va disminuyendo de forma significativa el umbral en el cual las enfermedades cardiacas llegan a ser evidentes, y deben ser conocidos por el personal de salud encargado de los cuidados (Abizanda & Rodrguez, 2015).

Teniendo siempre presente que la capacidad de respuesta farmacolgica de un paciente, obedece a muchos factores ms de carcter polignico con una modulacin ambiental particular para cada individuo (Fuentes & Webar, 2013).

 

Caractersticas patolgicas

El incremento de las enfermedades crnicas y no transmisibles se ha convertido en una amenaza mundial, entrando en escena las enfermedades cardiovasculares que constituyen la principal causa de morbimortalidad a nivel mundial, acentundose esto en las personas mayores por sus caractersticas propias del envejecimiento.

Siendo en Ecuador las enfermedades cardiovasculares la primera causa de muerte (Nez et al., 2018), alcanzando el 26,49% del total de defunciones en el 2019, refirindonos a la enfermedad cerebrovascular como una consecuencia del mal control de la enfermedad cardiovascular (MSP, 2020) , con mortalidad constante, desconocindose en su totalidad el comportamiento de esta condicin, quizs por los escasos estudios neuroepidemiolgicos existentes en Ecuador (Moreno et al., 2016).

Este aumento de la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares, a parte, de los factores de riesgo, quizs este dado por otros factores que no siempre son de carcter mdico, sino que pueden deberse a factores de carcter poltico, econmico, sociocultural y ambiental que ejercen su determinacin en el estado de salud de las personas.

Entrando en escena los nuevos factores de riesgo, que estaran asociados con la complejidad genmica, la diversidad protemica y metabolmica, as como por la variedad de mecanismos de regulacin celular y molecular, que hacen parte de la naturaleza humana y de sus ciclos de vida (Malagn & Moncayo, 2011).

Por lo que es imperativo conocer la etiopatogenia de las enfermedades cardiovasculares, el papel de los factores de riesgo y las caractersticas farmacolgicas de nuevos medicamentos para la intervencin ms apropiada en cuadros agudos, el mantenimiento de cuadros crnicos y la prevencin de recidivas y/o discapacidades derivadas.

Que llevaran poco a poco a quien las padezca, a la dependencia, entendida como la condicin en que las personas deben ser ayudadas para realizar sus actividades bsicas y avanzadas de la vida diaria, afectando significativamente la calidad de vida (Zurro et al., 2016).

Teniendo en consecuencia personas con patologas crnicas avanzadas y patologas crnicas complejas que requieren el consumo de ms de tres frmacos al da (polimedicacin) no solo de un principio activo (monoterapia), sino de asociaciones de dos o ms principios activos (terapia combinada)

Las patologas crnicas avanzadas se refieren al grado de afectacin de las patologas crnicas (nicas o mltiples), que causan deterioro funcional severo y pronstico de vida limitado. Que no siempre obedecen a un determinado grupo poblacional como las personas mayores (Zurro et al., 2016).

Las patologas crnicas complejas son aquellas que se asocian a la dificultad del manejo clnico y a interacciones ocasionadas por la patologa de base en grado avanzado, multimorbilidad, edad avanzada, problemas socioeconmicos y discapacidad (Zurro et al., 2016).

Es en el envejecimiento donde se presenta la mayor complejidad en las patologas crnicas, como las enfermedades cardiovasculares, que se acentan en la etapa del envejecimiento, que de por si es un proceso complejo, cambiante con mltiples aspectos que devienen en la gran demanda de servicios de salud, desde el primer nivel de atencin. Siendo este el nivel donde ms acude la persona mayor para ser evaluada, diagnosticada y tratada, en su mayora con cierta cantidad de medicamentos cardioactivos.

 

Tendencias en morbimortalidad

Enfermedades cardiovasculares

Gmez (2011) afirma que en los hombres predomina la enfermedad coronaria y, asociada a sta, la enfermedad cardiaca isqumica; y en las mujeres predominan las enfermedades relacionadas con la hipertensin arterial, como la enfermedad cerebrovascular y la insuficiencia cardiaca.

De manera que vamos observando un comportamiento preferencial por gnero de parte de la evolucin de las enfermedades cardiovasculares hacia la morbilidad por el riesgo constante que representa el no tratarlas, y su inevitable desenlace mortal pasando primero por un franco estado de fragilidad con disminucin de la reserva orgnica funcional.

Esta diferencia puede estar dada por los hbitos y estilos de vida entre hombres y mujeres, lo que no deja de saltar ciertas excepciones sobre todo con los hbitos, que en la actualidad estn casi a la par en lo que respecta al consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias.

Sobre todo el tabaquismo, que constituye una mala conducta social y un peligroso factor de riesgo, representando la principal causa posible de mortalidad y morbilidad cardiovascular que puede ser prevenida en el mundo con mejores estrategias de abordaje por los sistemas de salud (Fernndez & Figueroa, 2018).

En concordancia con todo esto, se prev que para el ao 2020, las muertes a causa de las enfermedades cardiovasculares aumentarn en 15 a 20 % siendo responsables del 73% de las muertes a nivel mundial, y en el ao 2030 se proyecta que las enfermedades crnicas no transmisibles como la hipertensin arterial, la enfermedad coronaria, el evento cerebro vascular y la insuficiencia cardaca sern responsables del 75 % de las muertes en el mundo (Gmez, 2011) (Palacios, 2017).

Teniendo de eje central a la disfuncin endotelial, como el primer paso en el mecanismo patognico de formacin de la placa ateroesclertica, que a su vez es la causa fundamental de muchas enfermedades vasculares, principalmente las enfermedades coronarias, las arteriopatas obliterantes perifricas y las enfermedades cerebrovasculares.

De manera que la morbimortalidad obedece a los estilos de vida poco o nada saludables, con alta prevalencia de factores de riesgo vascular en su mayora modificables, al crecimiento econmico de las naciones en desarrollo y a una mayor expectativa de vida en los pases desarrollados (Tiffe et al., 2017).

Por lo tanto, para el ao 2030 la mortalidad ser cerca de 23,6 millones de personas por enfermedades cardiovasculares, con lo que se puede sostener que estas enfermedades seguirn siendo la principal causa de muerte a nivel global, cobrando ms aos de funcionalidad con el consecuente aporte negativo a la esperanza de vida no slo a personas mayores, sino tambin a personas jvenes (Butler, 2011) (Serra et al., 2018).

 

Diabetes Mellitus

Otra condicin patolgica a ser considerada en estas tendencias es la Diabetes Mellitus, que se presenta a cualquier edad, generalmente sobre los 40 aos; aumentando el riesgo con la obesidad, la falta de actividad fsica, dislipidemia, antecedentes familiares o de diabetes gestacional, hipertensin y la edad ( Gmez et al., 2015).

Esta enfermedad est condicionada por la glucotoxicidad, lipotoxicidad y sensibilidad insulnica disminuida. Sobre todo en el caso de la Diabetes Mellitus tipo 2, donde la hiperglucemia crnica produce dao, alteracin funcional e insuficiencia de diversos rganos, en particular los ojos, los riones, los nervios, el corazn y los vasos sanguneos (Stachowiak, 2019).

En sujetos con Sndrome Metablico y Diabetes Mellitus tipo 2, los altos niveles de glucosa y la dislipidemia inducen directamente la regulacin positiva y secrecin de citoquinas, quimiocinas y molculas de adhesin en clulas cardacas mediante la modulacin de mltiples vas de sealizacin que convergen hacia factor nuclear kappa-cadena ligera-potenciador de clulas B activadas. La activacin del sistema renina-angiotensina-aldosterona, acumulacin de productos finales de glicacin avanzada y las molculas del patrn molecular asociado al dao tambin representan mecanismos importantes que median la inflamacin del corazn diabtico (Campos et al., 2018).

La hiperglucemia crnica tambin puede comprometer la inmunidad innata y la inmunidad humoral, asocindose con un estado inflamatorio crnico de bajo grado que favorece el desarrollo de una respuesta inflamatoria exagerada y, por lo tanto, la aparicin del sndrome de distrs respiratorio agudo, que ha sido ms evidente en la reciente pandemia por el SARS-CoV-2 (Lima et al., 2020).

Estudios epidemiolgicos han demostrado que tanto las personas de raza negra como los de raza asitica tienen tendencia a sufrir el denominado sndrome de resistencia a la insulina, favoreciendo la aparicin de obesidad abdominal y dislipidemia, factor que tambin explicara la mayor incidencia de enfermedad cardiovascular en estas personas y nos orientara a tener un mejor control metablico (SEC, 2012).

Pero el control metablico de la glucemia en la diabetes no ha mostrado en si ser suficiente para reducir la tasa de infartos, anginas y eventos cerebrovasculares en las personas que padecen diabetes, si no se controlan correctamente las medidas de cambio de estilo de vida, con aumento de la actividad fsica, y cesacin del tabaquismo (Vignolo & Layerle, 2016).

 

 

Covid - 19

No podemos dejar de mencionar a la Covid 19 como otra entidad patolgica que ha puesto en jaque a todos los sistemas de salud en el mundo, apareciendo inicialmente en Wuhan (China) con 27 casos de neumona de etiologa desconocida, para que el 7 de enero de 2020, se identificara una nueva cepa de coronavirus aislada en estos pacientes denominada SARS-CoV-2 ocasionando la enfermedad Covid 19 responsable de la nueva pandemia (Figueroa et al., 2020).

Durante las etapas iniciales de la pandemia y dados los pocos estudios publicados al respecto, se crea que este coronavirus causaba sntomas netamente respiratorios; sin embargo, a medida que el nmero de pacientes aument, se observ que la enfermedad cardiovascular tena un papel fundamental en el desarrollo y pronstico de la infeccin (Paules et al., 2020).

El SARS-CoV2 se introduce en las clulas del husped tras la unin de la protena de la espcula viral (protena S) a la enzima conversora de angiotensina 2 (ECA2) tras su activacin por la proteasa transmembrana 2 (TMPRSS2) (Guijarro, 2020).

Explotando la va endosomal del husped para ingresar a la clula husped debido al entorno de pH bajo y la cistena proteasa endosmica dependiente del pH, la partcula de virus se ensambla y nuevamente explota la va exosomal del husped y se fusiona con la membrana plasmtica, lo que resulta en la liberacin de partculas de virus en la regin extracelular. Tras la infeccin, la carga viral aumenta en el cuerpo del husped y esto da como resultado un aumento de citocinas proinflamatorias (Saxena, 2020).

La activacin del inflamasoma juega un papel fisiopatolgico importante haciendo nfasis en el papel de la tromboinflamacin en la que se ha descrito una tormenta de citocinas proinflamatorias como IL1, Il-6 y TNFα como uno de los mecanismos responsables, debido a que la inflamacin contribuye a elevar el factor von Willebrand y el factor tisular, promoviendo la activacin de los mecanismos de coagulacin alterando el balance entre las propiedades procoagulantes y anticoagulantes del endotelio vascular, que adquiere un fenotipo protrombtico (Pramo, 2020).

Se asocian a estas caractersticas fisiopatolgicas los factores de riesgo ms importantes relacionados con la mortalidad como el sexo masculino, la edad avanzada y la presencia de comorbilidades, especialmente de tipo cardiovascular, que ya tiene en su histopatologa un evidente dao endotelial. En definitiva la COVID-19 tiene gran relacin con las enfermedades cardiovasculares, lo que tiene correspondencia con la fisiopatologa de la enfermedad y la respuesta del organismo a esta (Fonseca et al., 2020).

Lo que a la postre aumentar el riesgo de miocarditis, insuficiencia cardaca, infarto agudo de miocardio, arritmias, choque, pudiendo llegar a darse muerte sbita, en pacientes con COVID-19, debido a la relacin de la respuesta sistmica al virus, los tratamientos empleados en la fase aguda y la gran variabilidad clnica interindividual (Barroso et al., 2021).

Sobre todo est ltima que guarda relacin con la evolucin desde la infeccin asintomtica hasta la neumona letal por COVID-19. Debido a la presencia de anticuerpos anti-interfern en el 15% de los casos, siendo ms frecuentes en varones que en mujeres con una forma grave de COVID-19, aumentando la probabilidad en edades ms avanzadas (Zuazo et al., 2020).

Quizs con estos hallazgos el panorama futuro del tratamiento de los casos de COVID 19 pueda ser en base a la medicina genmica aplicando tratamientos selectivos con interfern o con bloqueadores de los anticuerpos anti - interfern, dirigidos a mermar las fatales consecuencias de estos factores genticos e inmunolgicos en los fenotipos graves de esta pandemia (Bastard et al., 2020) (Casanova & Su, 2020).

Pero esto estar facilitado por la vigilancia mundial de las secuencias genticas del SARS-CoV-2 y de los metadatos conexos, facilitando el seguimiento de la propagacin geogrfica - temporal del virus, su pronta deteccin y la evaluacin de mutaciones que puedan influir en el poder patgeno, la transmisin o en las medidas de respuesta adoptadas como las vacunas, el tratamiento y las pruebas diagnsticas (OMS, 2021).

Junto a estos descubrimientos, es necesario aportar desde el primer nivel de atencin, empleando herramientas prcticas, accesibles y validadas en poblaciones latinoamericanas, sobre todo en Ecuador para categorizar el riesgo cardiovascular en grupos vulnerables como las personas mayores con patologas crnicas complejas.

 

Envejecimiento vascular

El envejecimiento es un proceso fisiolgico asociado con un incremento en la morbilidad y mortalidad cardiovascular, an en la ausencia de factores de riesgo cardiovasculares conocidos. De manera que el endotelio se vuelve proaterognico, protrombtico, adems de alterar la trama microvascular, con la consiguiente rarefaccin vascular (Tamayo, 2020).

Esto puede estar relacionado a los cambios celulares en respuesta de incremento del stress oxidativo o a otros factores tales como la liberacin disminuida de los mediadores vasoactivos. A pesar de que los niveles plasmticos de endotelina aumentan con la edad, la respuesta a la disminucin de la concentracin de endotelina, presumiblemente se deba a la regulacin negativa de los receptores en la mayora de los vasos (Solari et al., 2006).

Dependiendo de estos factores fisiolgicos del envejecimiento, se puede desarrollar sin patologa, o de acuerdo a como estos factores incidan de forma ms agresiva, que lleven a producir manifestaciones en forma de patologas crnicas asociadas con comorbilidades o la presencia de sndromes geritricos (Berrazueta, 2019).

 

Riesgo cardiovascular

Se lo define como la probabilidad de que un evento cardiovascular se presente en un perodo de 5 a 10 aos en un individuo con signos biolgicos, hbitos y estilos de vida adquiridos, que se presentan con mayor frecuencia en quienes padecen de patologas crnicas complejas o comorbilidades cardiovasculares asociadas en relacin con la poblacin general (Chvez et al., 2020).

El riesgo cardiovascular no es un concepto sinnimo del riesgo coronario, porque el primero incluye, adems, la probabilidad de padecer enfermedad cerebrovascular y arterial perifrica, pudindose aplicar indistintamente en la prctica clnica habitual, con el riesgo coronario, el cual es una aproximacin razonable del riesgo cardiovascular, y constituye uno de los aspectos ms importantes y controversiales de la intervencin teraputica farmacolgica, especialmente en el caso de la hipertensin arterial y la dislipidemia (Vega et al., 2011).

Son muchos los factores de riesgo de tipo general o sistmico que favorecen el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares; sin embargo, la aterosclerosis se encuentra entre las causas principales para el desarrollo de estas enfermedades, afectando preferentemente a determinadas regiones de la circulacin y produce manifestaciones clnicas singulares las cuales dependen del lecho vascular afectado (Sarre et al., 2018).

De acuerdo a Lpez & Vicente (2011) los modelos para valorar factores de riesgo que tienen como base las ecuaciones de Framingham, y que se centran en la morbimortalidad coronaria y el modelo SCORE que valora la mortalidad cardiovascular, son los ms utilizados en la clnica habitual.

Pero es ms recomendable la estimacin del riesgo a 10 aos de Globorisk, que adems de evaluar los factores de riesgo como dislipidemia, hbito de fumar, edad, sexo, diabetes, hipertensin arterial, entre otros. Fue elaborado en poblacin multitnica, permitiendo hacer el clculo an sin contar con valores de laboratorio, con una estimacin para 11 pases. Esta herramienta permite estimar el riesgo para la poblacin de Ecuador porque incluyeron en el anlisis a una poblacin latinoamericana representativa como Mxico y es de acceso gratuito (MSP, 2019).

Ante la necesidad de predecir el riesgo cardiovascular, en los ltimos aos, esta se ha convertido en la piedra angular de las guas clnicas de prevencin cardiovascular, adquiriendo relevancia como una herramienta til del mdico de atencin primaria para establecer prioridades de prevencin e intervencin.

Por lo que es imprescindible evaluar el riesgo cardiovascular en todos los pacientes a partir de los 40 aos de edad que acuden a la consulta desde el primer nivel de atencin, aportando en el mejoramiento de la adherencia a las guas cardiovasculares de prevencin primaria (Tiffe et al., 2017) por parte del personal mdico y la adherencia teraputica ms el autocuidado en la poblacin identificada como vulnerable.

 

Proceso teraputico

Un adecuado tratamiento de las enfermedades cardiovasculares debe estar enfocado en prevenir la morbilidad, la discapacidad y buscar constantemente minimizar la progresin de los factores de riesgo vasculares.

Siendo necesario considerar las diferentes variables que pueden influir en la adherencia teraputica, estableciendo estrategias individualizadas para luchar contra el incumplimiento del tratamiento farmacolgico (Chamorro et al., 2012).

Que solo podr ser factible superando la mala adherencia al tratamiento, la cual tiene un impacto negativo sobre el pronstico cardiovascular, de manera que, para reducir la mortalidad cardiovascular, es fundamental que el paciente tome la medicacin, asegurando la adherencia al tratamiento a travs de un calendario de revisiones coordinado entre los servicios de cardiologa y atencin primaria (Escobar & Divisn 2017).

En este contexto, resulta relevante conocer ciertas caractersticas farmacolgicas de algunos frmacos empleados para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, proponiendo estudiarlos agrupados de acuerdo a los siguientes temas:

Concepciones Generales de la Farmacologa Cardiovascular

Medicamentos Cardiovasculares en su contexto general

1.      Frmacos Antihipertensivos

2.      Frmacos Antiarrtmicos

3.      Frmacos Inotrpicos Positivos

4.      Frmacos Normolipemiantes

5.      Frmacos Diurticos y Nefroprotectores

6.      Frmacos Antianginosos, Vasodilatadores y Venoconstrictores

7.      Frmacos Antiagregantes Plaquetarios, Anticoagulantes, Fibrinolticos y Antifibrinolticos

A partir del aprendizaje de estos temas se pretende alcanzar como resultado general ejecutar el diagnstico, tratamiento y la recuperacin de las enfermedades de acuerdo a las normas y protocolos vigentes orientados por la autoridad nacional de salud, confeccionando correctamente la documentacin que se precisen (Ponce, 2020b).

Tambin debemos sealar que el resultado especfico del aprendizaje de estos temas sera el comprender las caractersticas farmacolgicas generales y especficas de los medicamentos empleados en patologas cardiovasculares (Ponce, 2020b).

 

Conclusiones

En las ltimas dcadas los decesos por enfermedades infecciosas han ido disminuyendo en la mayor parte de los pases desarrollados, mejorando las condiciones de vida, con mejores sistemas de salud, a pesar de la prevalencia de ciertas enfermedades infectocontagiosas; llegando a ocupar los primeros lugares las enfermedades crnicas no transmisibles, probablemente se atribuye esto al xito de las polticas de salud pblica y avances en la investigacin clnica farmacolgica.

Algo que no es equitativo Latinoamrica, el Sudeste Asitico y el frica subsahariana en donde los pases en vas de desarrollo y pases subdesarrollados respectivamente, comparten altos ndices de pobreza mundial, y en consecuencia deficientes polticas pblicas de salud.

Es por eso que la inversin que muchos pases hacen en educacin y tecnologa, los est ayudando a salir adelante, enfrentando factores sociales y econmicos adversos, brindando oportunidades de generar conocimiento.

En este sentido la Farmacologa aplicada al sistema cardiovascular es un eje primordial para el desarrollo de mtodos y estrategias en el intento de modificar el curso de las enfermedades cardiolgicas y vasculares desde la comprensin de determinados procesos fisiolgicos y bioqumicos.

Haciendo necesaria una educacin continua en referencia a estas enfermedades sobre todo actualizando conocimientos en el primer nivel de atencin a travs de la atencin primaria con mayores niveles de actualizacin en estrategias preventivas y sobre todo promocionando educacin sanitaria a la poblacin.

Por lo que ms all de la relacin mdico paciente, deben fomentarse las estrategias de educacin sanitaria, de autocuidado y de adherencia teraputica desde los primeros niveles de estudio de la carrera de Medicina, profundizando no solo en la transmisin de conocimientos, sino en la posibilidad de construir habilidades, actitudes, que incrementaran la predisposicin de colaborar en equipos multidisciplinarios con miras a la interdisciplina tan necesaria en el ejercicio profesional durante y despus de esta pandemia a partir de los aportes de la Farmacologa enfocada en enfermedades cardiovasculares.

 

Referencias

1.              Abizanda, P., & Rodrguez, L. (2015). Tratado de Medicina Geritrica. Fundamentos de la atencin sanitaria a los mayores. Elsevier.

2.              Acosta, Y., Rodrguez, G., Rodrguez, O., Espn, J. C., & Valds, M. (2015). Envejecimiento cardiovascular saludable. Revista Cubana de Medicina General Integral, 31(2), 232-240. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S0864-21252015000200012&lng=es&nrm=iso&tlng=en

3.              Arribas, I. (2010). Farmacogentica y variabilidad interindividual en la respuesta a los medicamentos. Colegio oficial de Farmacuticos de Zaragoza. https://www.academiadefarmaciadearagon.es/docs/documentos/documento21.pdf

4.              Barroso, K., Peasco, P., Soria, C., Prez, M., Gmez, J., & Gonzlez, Y. (2021). Caractersticas y evolucin de los pacientes COVID-19 en un centro de salud urbano al inicio de la pandemia. Revista Atencin Primaria, 53(2). https://doi.org/10.1016/j.aprim.2020.10.005.

5.              Bastard, P., Rosen, L. B., Zhang, Q., Michailidis, E., Hoffmann, H.-H., Zhang, Y., Dorgham, K., Philippot, Q., Rosain, J., Bziat, V., Manry, J., Shaw, E., Haljasmgi, L., Peterson, P., Lorenzo, L., Bizien, L., Trouillet-Assant, S., Dobbs, K., Jesus, A. A. de, Casanova, J.-L. (2020). Autoantibodies against type I IFNs in patients with life-threatening COVID-19. Science, 370(6515). https://doi.org/10.1126/science.abd4585

6.              Berrazueta, J. (2019). Envejecimiento y Enfermedades CardiovascularesAnales RANM. Anales de la Real Academia Nacional de Medicina de Espaa, 135(3), 266-280. https://doi.org/10.32440/ar.2018.135.03.rev09

7.              Butler, D. (2011). UN targets top killers. Nature, 477(7364), 260-261. https://doi.org/10.1038/477260a

8.              Campos, N., Rivas, E., & Andrade, M. (2018). Miocardiopata Diabtica, lo que hoy conocemos. Revista Cubana de Cardiologa y Ciruga Cardiovascular, 24(1), 80-104. http://revcardiologia.sld.cu/index.php/revcardiologia/article/view/743

9.              Casanova, J.-L., & Su, H. C. (2020). A Global Effort to Define the Human Genetics of Protective Immunity to SARS-CoV-2 Infection. Cell, 181(6), 1194-1199. https://doi.org/10.1016/j.cell.2020.05.016

10.          Chamorro, M., Garca, E., Chamorro, A., Merino, E., Amariles, P., Martnez, F., & Dader, M. (2012). Influencia de las caractersticas sociodemogrficas y clnicas en la adherencia al tratamiento farmacolgico de pacientes con riesgo cardiovascular. Pharmaceutical Care Espaa, 14(4), 138-145. https://www.pharmcareesp.com/index.php/PharmaCARE/article/view/80

11.          Chvez, D., Alfaro, K., Salas, F., Robledo, A., Lubker, E., & Alfaro, M. (2020). Factores de Riesgo Cardiovascular. Revista Ciencia & Salud: Integrando Conocimientos, 4(1), 6-9. http://revistacienciaysalud.ac.cr/ojs/index.php/cienciaysalud/article/view/108

12.          Escobar, C., & Divisn, J. A. (2017). Importancia de la adherencia al tratamiento. SEMERGEN - Medicina de Familia, 43(3), 236-237. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2016.04.021

13.          Fernndez, E., & Figueroa, D. (2018). Tabaquismo y su relacin con las enfermedades cardiovasculares. Revista Habanera de Ciencias Mdicas, 17(2), 225-235. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S1729-519X2018000200008&lng=es&nrm=iso&tlng=es

14.          Figueroa, J. F., Salas, D. A., Cabrera, J. S., Alvarado, C. C., & Buitrago, A. F. (2020). COVID-19 y enfermedad cardiovascular. Revista Colombiana de Cardiologa, 27(3), 166-174. https://doi.org/10.1016/j.rccar.2020.04.004

15.          Fonseca, M., Daz, R., & Vargas, F. (2020). Relacin entre la COVID-19 y las enfermedades cardiovasculares. 16 de abril, 59(277), 1-6. https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=95349&id2=

16.          Fuentes, P., & Webar, J. (2013). Prescripcin de frmacos en el adulto mayor. Medwave, 13(04). https://doi.org/10.5867/medwave.2013.04.5662

17.          Garca, P., Gonzlez, C., & Zambrano, C. (2008). Manual de Frmacos en Cardiologa (Segunda). AKADIA.

18.          Gmez, G., Cruz, A., & Zapata, R. (2015). Nivel de conocimiento que tienen los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2 en relacin a su enfermedad. 21, 17-25. https://www.redalyc.org/pdf/487/48742127004.pdf

19.          Gmez, L. (2011). Las enfermedades cardiovasculares: Un problema de salud pblica y un reto global. Biomdica Revista del Instituto Nacionald e Salud, 31(4), 469. https://doi.org/10.7705/biomedica.v31i4.626

20.          Guijarro, C. (2020). COVID-19 y enfermedad cardiovascular. Clnica e Investigacin en Arteriosclerosis, 32(6), 263-266. https://doi.org/10.1016/j.arteri.2020.10.005

21.          Lima, M., Carrera, C., Madera, M., Marn, W., & Contreras, M. (2020). COVID-19 y diabetes mellitus: Una relacin bidireccional. Clnica e Investigacin en Arteriosclerosis. https://doi.org/10.1016/j.arteri.2020.10.001

22.          Lpez, ., & Vicente, M. (2011). Riesgo Cardiovascular. Revista Medica del Instituto Mexicano del Seguro Social, 49(3), 267-271. https://www.medigraphic.com/pdfs/imss/im-2011/im113h.pdf

23.          Maggiolo, C. (2008). Farmacologa (Vol. 1). Mediterrneo.

24.          Malagn, G., & Moncayo, . (2011). Salud Pblica. Perspectivas. Avances cientficos y tecnolgicos. Genoma humano y salud pblica. (Segunda edicin, Vol. 1). Editorial Mdica Panamericana.

25.          Moreno, D., Santamara, D., Ludea, C., Barco, A., Vsquez, D., & Santibez, R. (2016). Enfermedad Cerebrovascular en el Ecuador: Anlisis de los ltimos 25 Aos de Mortalidad, Realidad Actual y Recomendaciones. Revista Ecuatoriana de Neurologa, 25(1-3), 17-20. http://revecuatneurol.com/wp-content/uploads/2017/05/Enfermedad-cerebrovascular-ecuador-analisis-mortalidad.pdf

26.          Mosby. (2010). Variabilidad. Sexta edicin. Editorial Elsevier.

27.          MSP. (2019). Hipertensin Arterial. Gua de Prctica Clnica (GPC) 2019. Ministerio de Salud Pblica del Ecuador. https://www.salud.gob.ec/wp-content/uploads/2019/06/gpc_hta192019.pdf

28.          MSP. (2020). MSP previene enfermedades cardiovasculares con estrategias para disminuir los factores de riesgo [Blog]. Ministerio de Salud Pblica del Ecuador. https://tinyurl.com/89hfyj3w

29.          Nez, S., Duplat, A., & Simancas, D. (2018). Mortalidad por enfermedades cerebrovasculares en Ecuador 2001- 2015: Estudio de tendencias, aplicacin del modelo de regresin joinpoint. Revista Ecuatoriana de Neurologa, 27(16-27), 7. http://revecuatneurol.com/wp-content/uploads/2018/09/Mortalidad-por-enfermedades-cerebrovasculares.pdf

30.          Olivi, H. (2013). Apnea del sueo: Cuadro clnico y estudio diagnstico. Revista Mdica Clnica Las Condes, 24(3), 359-373. https://doi.org/10.1016/S0716-8640(13)70173-1

31.          OMS. (2021). Secuenciacin del genoma del SARS-CoV-2 con fines de salud pblica Orientaciones provisionales. Organizacin Mundial de la Salud. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/338892/WHO-2019-nCoV-genomic_sequencing-2021.1-spa.pdf

32.          Pez, S., & Parejo, K. (2017). Cuadro clnico del sndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueo (SAHOS). Revista de la Facultad de Medicina, 65(1), 29-37. https://doi.org/10.15446/revfacmed.v65n1Sup.59726

33.          Palacios, J. (2017). Enfermedades crnicas no transmisibles: Un enemigo emergente. In Crescendo, 8(1), 156-164. https://doi.org/10.21895/incres.2017.v8n1.15

34.          Pramo, J. (2020). Respuesta inflamatoria en relacin con COVID-19 y otros fenotipos protrombticos. Reumatologa Clnica, 17(6). https://doi.org/10.1016/j.reuma.2020.06.004

35.          Paules, C., Marston, H., & Fauci, A. (2020). Infecciones por coronavirus: Ms que solo el resfriado comn. JAMA Network, 323(8), 707-708. JAMA. https://doi.org/10.1001/jama.2020.0757

36.          Ponce, J. (2020a). La Farmacologa en la educacin mdica universitaria. RECIMUNDO, 4(4), 129-137. https://doi.org/10.26820/recimundo/4.(4).noviembre.2020.129-137

37.          Ponce, J. (2020b). Programa Analtico de la Asignatura Farmacologa II. Universidad Tcnica de Manab. https://spca.utm.edu.ec/#!Programas%20anal%C3%ADticos

38.          Ro, V., & Anas, J. (2009). Mecanismos fisiopatolgicos de las alteraciones cardiovasculares en el Sndrome de apnea obstructiva del sueo. Revista Cubana de Investigaciones Biomdicas, 28(1). https://tinyurl.com/rkepu6aa

39.          Sarre, D., Cabrera, R., Rodrguez, F., & Daz, E. (2018). Enfermedad cardiovascular aterosclertica. Revisin de las escalas de riesgo y edad cardiovascular. Medicina interna de Mxico, 34(6), 910-923. https://doi.org/10.24245/mim.v34i6.2136

40.          Saxena, A. (2020). Drug targets for COVID-19 therapeutics: Ongoing global efforts. Journal of Biosciences, 45(1), 87. https://doi.org/10.1007/s12038-020-00067-w

41.          SEC. (2012). La raza condiciona el riesgo cardiovascular. Sociedad Espaola Cardiologa. https://tinyurl.com/59fhcz9h

42.          Serra, M., Serra, M., & Viera, M. (2018). Las enfermedades crnicas no transmisibles: Magnitud actual y tendencias futuras. Revista Finlay, 8(2), 140-148. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S2221-24342018000200008&lng=es&nrm=iso&tlng=es

43.          Solari, L., Minghetti, M., Izus, M., & Antik, A. (2006). Disfuncin endotelial: Impacto en la Enfermedad Arterial Coronaria. Revista de Medicina Interna, 3. https://www.smiba.org.ar/revista/

44.          Stachowiak, A. (2019). Medicina Interna Basada en la Evidencia 2019/20 Compendio. (Vol. 1). Editorial Medycyna Praktyczna.

45.          Tamayo, J. (2020). Mecanismos de envejecimiento vascular, una perspectiva desde la Gerociencia. Sociedad Colombiana de Cardiologa y Ciruga CardiovascularJACC Focus Seminar, 75(8). https://scc.org.co/mecanismos-de-envejecimiento-vascular-una-perspectiva-desde-la-gerociencia/

46.          Tiffe, T., Wagner, M., Rcker, V., Morbach, C., Gelbrich, G., Strk, S., & Heuschmann, P. U. (2017). Control of cardiovascular risk factors and its determinants in the general population findings from the STAAB cohort study. BMC Cardiovascular Disorders, 17(1), 276. https://doi.org/10.1186/s12872-017-0708-x

47.          Vega, J., Guimar, M., & Vega, L. (2011). Riesgo cardiovascular, una herramienta til para la prevencin de las enfermedades cardiovasculares. Revista Cubana de Medicina General Integral, 27(1), 91-97. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S0864-21252011000100010&lng=es&nrm=iso&tlng=es

48.          Vignolo, W., & Layerle, B. (2016). Prevencin cardiovascular en el diabtico. Revista Uruguaya de Cardiologa, 31(3), 477-504. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_abstract&pid=S1688-04202016000300011&lng=es&nrm=iso&tlng=es

49.          Zuazo, M., Arasanz, H., Bocanegra, A., Chocarro, L., Vera, R., Escors, D., Kagamu, H., & Kochan, G. (2020). Systemic CD4 immunity: A powerful clinical biomarker for PD-L1/PD-1 immunotherapy. EMBO Molecular Medicine, 12(9), 12-16. https://doi.org/10.15252/emmm.202012706

50.          Zurro, M., Cano, J., & Gen, B. (2016). Compendio de Atencin Primaria. Conceptos, organizacin y prctica clnica en Medicina de Familia. (Cuarta). Elsevier.

 

2020 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) (https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Jhon Alexander Ponce-Alencastro

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip