Ciencias tcnicas y aplicadas

Artculo de investigacin

ndice sinttico de cultura: Una herramienta de gestin pblica para el desarrollo turstico de los territorios

 

Synthetic culture index: A public management tool for the tourist development of the territories

 

ndice sinttico de cultura: Um instrumento de gesto pblica para o desenvolvimento do turismo nos territrios

Ana Carola Flores-Mancheno I
acmancheno@espoch.edu.ec
https://orcid.org/0000-0003-0780-5226
,Catalina Margarita Verdugo-Bernal III    
catalina.verdugo@espoch.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-4117-749X
Claudia Patricia Maldonado-Erazo II    
claudia.maldonado@espoch.edu.ec
https://orcid.org/0000-0002-0583-2186
,Dario Javier Soto-Chicaiza IV
dariosoto17@hotmail.com
https://orcid.org/0000-0002-4574-4519
 

 

 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

 

1x1sc

*Recibido: 22 de mayo del 2021 *Aceptado: 20 de junio del 2021 * Publicado: 05 de julio del 2021

 

       I.            Master Universitario en Estadstica Aplicada, Ingeniera en Estadstica Informtica, Formacin de Formadores, Docente Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Facultad de Recursos Naturales, Riobamba, Ecuador.

    II.            Master Universitario en Investigacin en Ciencias Sociales, y Jurdicas Especialidad en Empresa Turismo, Ingeniero en Administracin de Empresas Tursticas y Hoteleras, Formacin de Formadores, Docente Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Facultad de Recursos Naturales, Riobamba, Ecuador.

III.            Magister en Turismo Sostenible y Desarrollo Local, Especialista Superior en Gestin Ambiental Mencin Amazonia y Derechos Humanos, Master En Diseo, Gestin y Direccin de Proyectos, Gua Profesional de Turismo, Formacin de Formadores , Docente Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Facultad de Recursos Naturales, Riobamba, Ecuador.

IV.            Ingeniero en Ecoturismo, Investigador independiente, Riobamba, Ecuador.

Resumen

La cultura se establece como un sector capaz de contribuir en el desarrollo local de los territorios, a travs de su vinculacin con la prctica turstica como por su aprovechamiento en las industrias culturales y creativas. Este sector requiere de un profundo anlisis pues ha pasado a segundo plano la relevancia que presenta principalmente por parte de los gobiernos autnomos descentralizados, tomando en consideracin esto, el propsito central del estudio es generar un ndice sinttico de cultura para contribuir a la gestin del sector, esto permitir que los GADs comprendan la informacin del sector, para con ello establecer una poltica de gestin clara. Los resultados mostraron que el discurso que gobierna el estatus deseado de las industrias culturales es un discurso "econmico", y tambin se pueden imaginar tres escenarios basados en discursos "culturales", "sociales" y "polticos" para el futuro de las industrias culturales en las capitales provinciales del Ecuador.

Palabras claves: Anlisis factorial; cultura; turismo; Ecuador.

Abstract

Culture is established as a sector capable of contributing to the local development of the territories, through its link with the tourist practice as well as its use in the cultural and creative industries. This sector requires a deep analysis as the relevance it presents mainly by decentralized autonomous governments has gone to the background, taking this into account, the main purpose of the study is to generate a synthetic culture index to contribute to the management of the sector This will allow the GADs to understand the information of the sector, in order to establish a clear management policy. The results showed that the discourse governing the desired status of cultural industries is an "economic" discourse, and three scenarios based on "cultural", "social" and "political" discourses can also be imagined for the future of cultural industries. in the provincial capitals of Ecuador.

Keywords: Factor analysis; culture; tourism; Ecuador.

 

Resumo

A cultura estabelecida como um sector capaz de contribuir para o desenvolvimento local dos territrios, atravs da sua ligao com a prtica turstica, bem como a sua utilizao nas indstrias culturais e criativas. Este sector requer uma anlise profunda, uma vez que a relevncia que apresenta principalmente por parte de governos autnomos descentralizados foi para segundo plano, tendo isto em conta, o principal objectivo do estudo gerar um ndice de cultura sinttica que contribua para a gesto do sector. Os resultados mostraram que o discurso que rege o estatuto desejado das indstrias culturais um discurso "econmico", e trs cenrios baseados em discursos "culturais", "sociais" e "polticos" tambm podem ser imaginados para o futuro das indstrias culturais. nas capitais de provncia do Equador.

Palavras-chave: Anlise de factores; cultura; turismo; Equador.

 

Introduccin

Durante la ltima dcada el turismo se ha establecido como segunda industria ms grande del mundo (Altamirano y Muoz, 2007). As lo demuestran las cifras en el ao 2019, registrando 1.500 millones de llegadas de turistas internacionales en el mundo. Se esperaba que esta cifra se incremente en un 4% en el 2020 (OMT, n.d.)

A pesar de que el turismo es una actividad dinmica y pujante, tambin est supeditada directamente a las tendencias de la demanda, pocas veces se consideran los eventos extemporneos que el ser humano no puede controlar, un claro ejemplo de ello es la coyuntura actual debido a la mayor crisis sanitaria de la historia por la COVID-19 (Lombardi et al., 2021), la cual est influyendo en el turismo de manera directa (OMT, 2020). Entre enero y mayo, las llegadas de turistas internacionales fueron un 85% inferiores a las de 2019 (y 65% inferiores a las de 2020). A pesar de un pequeo repunte en mayo, la aparicin de nuevas variantes de la COVID-19 y la constante imposicin de restricciones han hecho que el turismo interno est recuperndose a un ritmo superior al de los viajes internacionales (OMT, 2020).

Frente a este panorama de afectacin a las industrias globales, la demanda se inclina por nuevas tendencias tursticas (ProEcuador, 2021) y recupera antiguas, como la visita a reas naturales y el disfrute de las industrias culturales o actividades vinculadas a la cultura. Analizando el caso turstico, las industrias culturales surgen como una alternativa para dinamizar la economa mundial y local, debido a la capacidad de adaptacin a los cambios que stas han demostrado.

Es as que, varios autores retoman el anlisis del tema de industrias culturales pues no es nuevo el concepto y suscita discusin entre los investigadores. Por ejemplo, Hullot-Kentor (2008) le otorgan la paternidad del trmino a Horkheimer y Adorno (1944) quienes emplearon este concepto para referirse a la creciente tendencia de un sector de la economa que produce bienes y servicios artsticos para el consumo masivo (Szpilbarg y Saferstein, 2014). Desde ese momento, el concepto ha filosofado varios cambios que han llevado a la definicin de la UNESCO (2017) la cual ha logrado sintetizar la discusin:

aquellas que producen productos creativos y artsticos tangibles o intangibles, y que tienen el potencial para crear riqueza y generar ingreso a travs de la explotacin de los activos culturales y de produccin de bienes y servicios basados en el conocimiento (tanto tradicional como contemporneo).

Sin embargo, Mato (2009) menciona que para operativizar el concepto a travs de estudios del sector es necesario delimitar qu actividades de la economa se considera como parte o no de las industrias culturales, por cuanto no hay una visin clara para estas industrias dentro de Amrica Latina (Rey, 2009) y los pases que la conforman. Esta realidad se replica en todos los espacios geogrficos del Ecuador.

Tomando en cuenta tanto, las funciones de las industrias culturales como los recursos existentes en Ecuador expresados en patrimonio cultural material e inmaterial, se evidencian oportunidades para desarrollar estas industrias en el pas; sin embargo, la cultura no es considera un sector econmico potencial, evidenciando su abandono desde los procesos de administracin a nivel de Gobiernos Autnomos Descentralizados.

Aunque la cultura presenta un claro potencial de aprovechamiento, los niveles de gestin de la misma no comprenden cmo alcanzarlo, por ello se propone el diseo de una herramienta que facilite la interpretacin de la informacin cultural para con ello contribuir en la definicin de polticas pblicas aptas para cada territorio. Los indicadores sintticos son aceptados como instrumentos para la toma de decisiones y la comunicacin de informacin. El procedimiento para la obtencin de un indicador sinttico se basa en una suma de ponderaciones utilizando los resultados obtenidos al aplicar el anlisis factorial (AF) que fue procesado en el programa SPSS. En este documento se construye un indicador sinttico, el cual utiliza una serie de indicadores culturales, que presenta un panorama de la situacin actual de cada una de las 24 provincias del pas tomando como referencia las ciudades capitales. El levantamiento de informacin tom como tcnica de investigacin la revisin de fuentes de informacin secundaria para la contabilizacin de registros, seleccionando las bases de datos publicadas por los organismos oficiales.

Finalmente, se resalta la importancia de incorporar el anlisis de indicadores sintticos, como una herramienta efectiva en la toma de decisiones tcnicas enfocadas en el desarrollo sostenible de las ciudades (Phillis, Kouikoglou y Verdugo, 2016).

 

Revisin de la literatura

La cultura se establece como un completo total que incluye una diversidad de bienes, manifestaciones, simbologas y sentidos que forman parte del modo de vida de los distintos grupos humanos (Guerrero, 2002), debido a que la cultura se constituye en la piedra angular para la organizacin de los grupos, sobre sta se ha ido profundizando paulatinamente el estudio de las diversas formas en las que interacta, impacta y contribuye a los procesos de desarrollo (Unesco y UIS, 2009).

De acuerdo con Aguirre (2016) desde los aos 80, se inicia con la incorporacin de la cultura como pilar generador del desarrollo, esta condicin ha sido cuestionada a lo largo del tiempo, debido a la necesidad de disponer de altos niveles de subsidio para dar continuidad al progreso de este sector; situacin que le ha valido por varias dcadas su rezago dentro de la economa de los pases, al mismo tiempo que sus aportes han sido minimizados (Maldonado-Erazo et al., 2019).

No obstante antes de observar a este sector como un peso muerto para las administraciones pblicas de los pases es necesario sealar que, para 2019 la cultura y los bienes o servicios relacionados de forma directa con la creatividad aportaron con el 3% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, generando 30 millones de empleos y USD 2 250 billones por medio de las industrias culturales y creativas, lo cual apoya lo planteado por Boal y Herrero (2017) quienes resaltan que las actividades culturales se constituyen en un sector viable para el crecimiento y diversificacin de la estructura productiva de las economas locales o regionales, afirmacin que han contribuido a modificar la perspectiva existente y con ello desarrollar en la ltima dcada los conceptos de la economa creativa[1] y economa naranja[2], las cuales se constituyen en sectores emergentes con alta capacidad de resiliencia.

Aunque el aporte de la cultura hasta nuestros das sigue siendo cuestionado, esta realidad no est muy apartada a la existente en Ecuador, de acuerdo con el estudio efectuado por Correa-Quezada et al. (2018) se ha identificado que existe una estrecha relacin entre las actividades econmicas vinculadas a las industrias culturales y creativas, y el Valor Agregado Bruto provincial (VABp) lo que justifica una influencia representativa de la creatividad en el crecimiento y desarrollo regional, aunque para 2019 el sector cultural aport con el 1,93% del PIB del pas, el fomento de la cultura no ha logrado calar en los ndices macro econmicos del pas, debido en gran medida por la falta de cuentas satlite, la falta de claridad en las definiciones, la subjetividad en los criterios para seleccionar quin pertenece o no a este sector, as como por el sesgo que provoca el uso de estndares ocupacionales internacionales (Correa-Quezada et al., 2018), siendo minimizada la capacidad de dinamizacin a escala nacional que pueden ofrecer las empresas culturales y las industrias creativas (Ministerio de Cultura y Patrimonio, 2019).

A esto se une la crisis nacional que atraviesa el sector cultural del pas, que est marcada por la presencia de 12 Ministros de Cultura en los ltimos 14 aos de vida del pas (2007 a 2021), condicin que ha impedido la definicin de una poltica pblica clara que pueda orientar el accionar de este sector bajo la singularidad que presenta no solo en la economa, sino tambin en cada espacio territorial del Ecuador.

De acuerdo con Escudero (2014) la puesta en marcha de la ltima Constitucin de la Repblica del Ecuador (2008) ha llevado a la asignacin de mltiples competencias de gestin a distintos niveles de organizacin territorial, en funcin del proceso de autonoma y descentralizacin en el que se organiza el Estado. En sus primero momentos, este escenario se estableci como alentador para el desarrollo de los territorios puesto que permitira la participacin de diversos estratos sociales para la creacin de un modelo de gestin que se ajuste a las particularidades de cada espacio, puesto que los Gobiernos Autnomos Descentralizados (GADs) se articulan a nivel de juntas parroquiales rurales, los concejos municipales, los concejos metropolitanos, los consejos provinciales y los consejos regionales (Constitucin de la Repblica del Ecuador, 2008, p.123); con esta desagregacin del poder se procede con la atribucin y asignacin de competencias exclusivas o concurrentes de trabajo para la gestin de los distintos sectores.

En el caso de la cultura se asigna la titularidad constitucional de la competencia a los GADs municipales y metropolitanos para con ello preservar, mantener y difundir el patrimonio arquitectnico y cultural[3], condicin que obliga a estos niveles de organizacin a disear los mecanismos necesarios para afrontar la gestin de este sector.

Noriega y Maldonado-Erazo (2018) mencionan que, aunque esto busca promover el empoderamiento local, poco se ha hecho por clarificar el alcance de la competencia que tienen estas instituciones en el mbito de la cultura y el patrimonio, denotando el inadecuado proceso de asignacin, puesto que, sta deba transferirse de una forma paulatina para su consideracin dentro de las partidas presupuestarias locales y la indispensable capacitacin tcnica de los equipos de trabajo a cargo.

Esto es ratificado al sealar que los proceso de gestin aunque brindan oportunidades, lamentablemente deben ser desarrollados dentro de niveles de gestin marcados por inequidades sociales y atravesados por mltiples problemticas de ndole social, econmica, poltica, institucional, legal y de gobernabilidad (Escudero, 2014), realidad que no puede ser ignorada.

En base a la argumentativa, se identifica la necesidad de facilitar el trabajo de los GADs por medio de la simplificacin de datos, al disponer de reseas y cifras que detallen la situacin y aporten a la gestin de la cultura para el desarrollo local.

Entre las acciones generadas para tal propsito, se encuentran los Indicadores UNESCO de Cultura para el Desarrollo (IUCD), los cuales se conciben como un instrumento normativo y de promocin, que permiten evaluar, por medio de datos y cifras, la funcin pluridimensional de la cultura en el desarrollo local (UNESCO, 2014b), propuesta que analiza siete dimensiones claves de la cultura y del desarrollo, a travs de 22 indicadores base, con el fin de promover polticas culturales ms acertadas y provocar la integracin de la cultura como un generador de progreso (UNESCO, 2014b).

La aplicacin de indicadores para el Ecuador, se desarroll en el ao 2012, los resultados alcanzados establecieron que: La cultura importa en Ecuador () destacan el potencial del sector de la cultura en Ecuador para el desarrollo econmico y el bienestar, y subrayan al mismo tiempo ciertos obstculos existentes que inhiben el alcance de su potencial total (UNESCO, 2014a). Entre los obstculos se identifica problemas de gobernanza, informacin que contribuy en cierta medida a la generacin de un sistema ms adecuado consolidado con la Ley de Cultura en 2016, pero tambin mostr los grandes desequilibrios que evidencian las provincias en relacin a la reparticin de infraestructuras culturales, la falta de acceso equitativo a espacios culturales, as como la debilidad en el mbito de gestin de este sector a nivel micro (UNESCO, 2014a).

Es necesario sealar que, aunque desde el ao 2007 se ha evidenciado un aumento en las partidas presupuestarias destinadas a la promocin de las artes, difusin de actividades culturales, proteccin y salvaguardia del patrimonio cultural, an persiste la desorganizacin para la ejecucin de estos presupuestos, as como una distribucin desigual de servicios culturales entre las 24 provincias que componen Ecuador (UNESCO, 2014a).

Este primer ejercicio del uso de indicadores para caracterizar la realidad de los espacios, ha motivado el inters de generar instrumentos similares para la realidad de cada pas o en su defecto espacios territoriales mucho ms pequeos, para lo cual se identifica la oportunidad de elaborar un indicador sinttico, como la alternativa ms adecuada para presentar informacin relevante de manera sencilla. Este mtodo, al igual que todo proceso, se encuentra sujeto a diversas crticas, entre ellas las resaltadas por MondjarJimnez y VargasVargas (2008) quienes por un lado plantean que, generan datos de forma rpida y ms sencillos de analizar en comparacin a otros mtodos alternativos, mientras que, por otro argumentan que su aproximacin es puramente emprica al problema en estudio, adems manifiestan que se requiere de un proceso eficiente de construccin para evitar una mala interpretacin de los mismos.

A esto se complementa lo sealado por Rodrguez et al. (2016) quienes argumentan que al permitir la reduccin de dimensiones de las caractersticas basada en la discriminacin de rasgos, facilita el anlisis de la informacin contribuyendo en el desarrollo sustentable de las zonas, con lo cual se aporta a la toma de decisiones, constituyndose en un instrumento de apoyo para los GADs en temas de conservacin, salvaguardia y proteccin de la cultura como motor de desarrollo local (Soto, 2020).

Este instrumento toma una mayor relevancia en los contextos actuales, debido a la Emergencia Sanitaria Mundial y Nacional que los territorios han tenido que enfrentar por la COVID-19, muchos de los efectos se han materializado principalmente en la degradacin de las condiciones de empleo cultural, as como en reducciones presupuestarias de las instituciones del sector y GADs, razn por la cual el Ministerio de Cultura y Patrimonio (2021) plantea como necesidad y estrategia de recuperacin la generacin de informacin e investigacin y capacitacin en el uso de nuevas herramientas tecnolgicas y mecanismos para mejorar la gestin del sector con el fin de generar e implementar polticas pblicas enfocadas en una reactivacin.

La reactivacin de este sector permitir, de forma transversal, contribuir a otros, uno de ellos, el sector turstico el cual toma como recursos de aprovechamiento todo lo generado dentro de la cultura de los territorios, adems de las producciones derivadas de las industrias culturales y creativas. El mejoramiento de la gestin de la cultura en las cabeceras provinciales, facilitar la definicin de productos diferenciados y especializados, afianzando as el proceso de reactivacin del pas.

 

Resultados

Descripcin de datos

El proceso de clculo del ndice sinttico inici con la informacin de los 8 indicadores detallados en la tabla 1, a los que en trminos del anlisis se denominaron variables, cada una de tipo cuantitativa discreta en escala de razn. Es importante indicar que estas variables son comparables ya que indican la cantidad de registros existentes en cada ciudad.

 

Tabla 1: Variables medidas para generar el ndice sinttico

Variable

Abreviatura

Tipo

Escala

Centros de educacin artstica

CEA

Cuantitativa

Razn

Museos

M

Teatros

T

Fiestas locales

FL

Monumentos de personajes ilustres

MPI

Sitios arqueolgicos

SA

Bibliotecas de acceso libre

BAL

Galeras

G

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Pertinencia y validez del AF

La reduccin de dimensiones requiere que las variables se encuentren correlacionadas entre s. Hair et al. (1999) sugiere la existencia de un nmero sustancial de correlaciones que en valor absoluto son mayores a 0.30; en este caso el 82% de los valores de la matriz de correlaciones (tabla 2) cumplen este criterio y, aproximadamente el 30% son mayores a 0.50 lo que implica que las variables se encuentran altamente correlacionadas, aspecto que se verifica al tener un determinante menor a 0.05. Adems, en la tabla 2 se destaca la relacin directa y fuerte que existe entre las variables T M; T CEA; T BAL; expresando que, las ciudades que se caracterizan por registrar mayor cantidad de teatros, tambin registran mayor cantidad de museos, centros de educacin artstica y bibliotecas de acceso libre; tambin se observa que las variables galeras y fiestas locales tienen las correlaciones ms bajas con las variables restantes.

 

Tabla 2: Matriz de correlaciones (a)

 

CEA

M

T

FL

MPI

SA

BAL

G

CEA

1,000

 

 

 

 

 

 

 

M

0,742

1,000

 

 

 

 

 

 

T

0,775

0,801

1,000

 

 

 

 

 

FL

0,306

0,446

0,394

1,000

 

 

 

 

MPI

0,365

0,399

0,447

0,541

1,000

 

 

 

SA

0,345

0,649

0,367

0,274

-0,074

1,000

 

 

BAL

0,740

0,701

0,774

0,393

0,418

0,421

1,000

 

G

0,436

0,184

0,374

0,260

0,201

0,312

0,447

1,000

Determinante = 0,003

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Un segundo aspecto de anlisis fue el valor p obtenido de la Prueba de esfericidad de Barlett, prueba que permite verificar que las variables se encuentran correlacionadas entre s, cuando el valor p es cercano a 0; tambin, se evalo la medida de adecuacin muestral de Kaiser-Meyer-Olkin (KMO), trmino que, al aproximarse a 1 expresa que cada variable es perfectamente predicha sin error por las otras variables. En este caso, el valor p de la prueba de esfericidad de Barlett se aproxima a 0 y el KMO es 0,648 (tabla 3) por lo que, en un principio no se considera tan adecuada la reduccin de dimensiones por medio del AF. Hair et al. (1999) sugiere la aplicacin de esta tcnica cuando el KMO es superior a 0.80, aunque otros autores manifiestan que puede superar el valor de 0.50 (Prez, 2004).

 

Tabla 3: KMO y prueba de Bartlett (a)

Medida de adecuacin muestral de Kaiser-Meyer-Olkin.

0,648

Prueba de esfericidad de Bartlett

Chi-cuadrado aproximado

110,374

gl

28

Sig.

0,000

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Extraccin de los factores

Para seleccionar el nmero de factores, se utiliz el criterio de Kaiser, que consiste en conservar aquellos factores cuyo autovalor asociado sea mayor que 1. En la tabla 4 se aprecia que los dos primeros factores cumplen con este criterio y en conjunto explican el 68,47% de variabilidad de las 8 variables en anlisis; sin embargo, por el anlisis de las comunalidades (tabla 5) se observa que la proporcin de varianza explicada de la variable G es tan solo del 27,8%.

 

Tabla 4: Varianza total explicada (a)

Componente

Autovalores iniciales

Suma de las saturaciones al cuadrado de la rotacin

Total

% de la varianza

% acumulado

Total

% de la varianza

% acumulado

1

4,282

53,525

53,525

3,466

43,322

43,322

2

1,195

14,944

68,468

2,012

25,146

68,468

3

0,868

10,856

79,324

 

 

 

4

0,809

10,109

89,432

 

 

 

5

0,321

4,018

93,450

 

 

 

6

0,263

3,290

96,740

 

 

 

7

0,205

2,562

99,302

 

 

 

8

0,056

0,698

100,000

 

 

 

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Tabla 5: Comunalidades (a)

 

Inicial

Extraccin

CEA

1,000

0,729

M

1,000

0,805

T

1,000

0,790

FL

1,000

0,536

MPI

1,000

0,859

SA

1,000

0,717

BAL

1,000

0,763

G

1,000

0,278

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Por tanto, se descart la variable G y se procedi con el clculo del nmero de factores a extraer, as como las pruebas que validan el AF. En la tabla 6, se observa que el KMO mejor su valor elevndose a 0,751. Por otra parte, se mantiene prximo a 0 el valor p de la prueba de Bartlett.

 

Tabla 6: KMO y prueba de Bartlett (b)

Medida de adecuacin muestral de Kaiser-Meyer-Olkin.

0,751

Prueba de esfericidad de Bartlett

Chi-cuadrado aproximado

95,753

gl

21

Sig.

0,000

Fuente: Elaboracin de los autores

 

En la tabla 7 se aprecia que, el porcentaje de variabilidad que se explica en cada una de las 7 variables que forman parte de este nuevo anlisis supera el 50%, lo que conlleva que al extraer los dos factores que tienen autovalores mayores a 1, se explique en conjunto el 75,10% de su variabilidad total (tabla 8)

 

Tabla 7: Comunalidades (b)

 

Inicial

Extraccin

CEA

1,000

0,720

M

1,000

0,873

T

1,000

0,801

FL

1,000

0,534

MPI

1,000

0,857

SA

1,000

0,718

BAL

1,000

0,753

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Tabla 8: Varianza total explicada (b)

Componente

Autovalores iniciales

Suma de las saturaciones al cuadrado de la rotacin

Total

% de la varianza

% acumulado

Total

% de la varianza

% acumulado

1

4,065

58,075

58,075

3,219

45,980

45,980

2

1,192

17,024

75,099

2,038

29,119

75,099

3

0,812

11,596

86,695

 

 

 

4

0,336

4,804

91,499

 

 

 

5

0,277

3,963

95,462

 

 

 

6

0,217

3,103

98,565

 

 

 

7

0,100

1,435

100,000

 

 

 

Fuente: Elaboracin de los autores

 

La matriz de componentes rotados contiene las cargas factoriales utilizando el mtodo Varimax (tabla 9), permitiendo as minimizar el nmero de variables que tienen altas cargas en cada factor y simplificando la interpretacin de los factores seleccionados (Prez, 2004). Las variables que aportan al primer factor son: museos, sitios arqueolgicos, teatros, centros de educacin artstica y bibliotecas de acceso libre; por la relacin de estas variables, al subndice se lo denomin Infraestructuras culturales; mientras que, para el segundo factor, las variables de mayor aporte son monumentos de personajes ilustres y fiestas locales, por tanto, al subndice que los relaciona se lo denomin Manifestaciones culturales locales.

 

Tabla 9: Matriz de componentes rotados (b)

 

Componente

1

2

M

0,876

 

SA

0,813

 

T

0,759

 

CEA

0,756

 

BAL

0,754

 

MPI

 

0,923

FL

 

0,682

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Ecuaciones para los ndices sintticos

Los ndices Infraestructuras culturales (IC) y Manifestaciones culturales locales (MCL) se calcularon como una combinacin lineal de las cargas factoriales (tabla 9) de las variables que aportan a cada factor con los valores observados de las variables originales.

IC=0,876(M)+0,813(SA)+0,759(T)+0,756(CEA)+0,754(BAL)

MCL=0,923(MPI)+0,682(FL)

Posteriormente, con el reemplazo de los registros de las ciudades se obtuvo la puntuacin de los dos ndices y a partir de ellos se generaron los grficos que jerarquizan a las ciudades por su gestin de la cultura.

En el grfico 1, se visualiza que la ciudad de Quito, en el ndice de IC alcanz una puntuacin aproximada a 90; seguido se encuentran las ciudades de Guayaquil y Cuenca con valores aproximados de 32 puntos; luego las ciudades Loja, Azogues y Ambato con puntuaciones que fluctan entre 18 y 12 puntos. Las ciudades restantes estn bajo los 10 puntos, encontrndose hasta el final del listado las ciudades Puerto Baquerizo Moreno y Tena con menos de 1 punto.

 

 


Grfico 1: Valoracin de las ciudades a travs del ndice de IC

Fuente: Elaboracin de los autores

 

Los datos plasman la centralizacin de infraestructuras culturales (museos, teatros y bibliotecas de acceso libre) en la capital del pas, corroborando el anlisis de la UNESCO efectuado en 2012, situacin que mantiene la inequidad en la distribucin de infraestructuras y acceso a actividades culturales. Al mismo tiempo manifiesta que, la configuracin de la administracin del territorio a travs de un mecanismo descentralizado no ha sido efectivo en este sector.

Con respecto al lder, las ciudades restantes evidencian la necesidad de trabajar en la generacin de espacios adicionales destinados al intercambio y promocin de la cultura, tanto en lo tangible como en lo intangible. En complemento, se debe sealar que el territorio presenta un incipiente registro de sitios arqueolgicos y centros de educacin artstica, mostrando la falta de trabajo dentro de estos espacios o la ausencia de registros.

En el grfico 2, se visualiza que la ciudad de Cuenca, en el ndice de MCL alcanz la puntuacin mxima, la misma que se aproxima a 20 puntos; seguido la ciudad de Riobamba con 14,5 puntos; luego las ciudades de Loja y Quito con aproximadamente 12,5 puntos y, hasta el final de la lista se mantiene la ciudad de Tena aproximadamente 2,3 puntos.

 

Grfico 2: Valoracin de las ciudades a travs del ndice MCL


Fuente: Elaboracin de los autores

 

En la mayora de ciudades en estudio se encuentran registradas las manifestaciones culturales locales, pero los registros siguen siendo incipientes a la cantidad de informacin que deberan reflejar. Adicional a ello, se resalta la ausencia de monumentos a personajes ilustres en cuatro ciudades, esto no quiere decir que no existan monumentos, sino que, estas representaciones se han enfocado en otros temas que no estn siendo interpretados adecuadamente para comprender su relevancia cultural.

 

Conclusiones

Los datos obtenidos manifiestan que el nivel de gobernanza de los territorios se mantiene en las mismas condiciones establecidas por la UNESCO desde hace 9 aos, los cambios evidenciados son mnimos o incluso incipientes por lo que la crisis en el sector cultural es ms que evidente, evitando con ello su aprovechamiento turstico.

El 50% de las ciudades no presenta procesos de investigacin arqueolgica reflejados como registros de sitios arqueolgicos, en tanto que, el 70% de las ciudades carecen del registro de centros de educacin artsticas o en su defecto, no se efectan actualizaciones continuas en las bases de datos.

Dentro de los GADs se registran los procesos de gestin con respecto a las manifestaciones culturales locales, pero esta informacin no es de libre acceso provocando el desconocimiento y por ende la informalizacin del aporte pblico a la cultura, afectando la imagen que la poblacin tiene de la administracin municipal.

Si bien es cierto, dentro de los territorios en anlisis se visualiza la existencia de monumentos, stos no representan la memoria colectiva de los pueblos, ms bien estn enfocados en diversas temticas que no estn claramente interpretadas y/o vinculadas a su cultura.

Finalmente, esta herramienta pone en conocimiento de los territorios las reas en las cuales se debe enfocar su planificacin y accionar de trabajo, para con ello alcanzar resultados ms alentadores y la reactivacin de la cultura, no considerndolo como un gasto pblico sino como una inversin que puede generar desarrollo econmico por medio de su aprovechamiento en el turismo, economa creativa o economa naranja.

 

Referencias

1.               Aguirre, D. (2016). Importancia de la gestin del patrimonio cultural - UDEP Hoy. Importancia de La Gestin Del Patrimonio Cultural. https://udep.edu.pe/hoy/2016/02/importancia-de-la-gestion-del-patrimonio-cultural/

2.               Altamirano, Y., y Muoz, X. (2007). El turismo como motor de crecimiento econmico. Anuario Jurdico y Econmico Escurialense, XI. file:///C:/Users/CLAUDIA/Downloads/Dialnet-ElTurismoComoMotorDeCrecimientoEconomico-2267966.pdf

3.               Constitucin de la Repblica del Ecuador, (2008). https://www.asambleanacional.gob.ec/sites/default/files/documents/old/constitucion_de_bolsillo.pdf

4.               Boal, I., y Herrero, L. (2017). La distribucin espacial de las actividades culturales y creativas en Castilla y Len: una anlisis mediante tcnicas de econometra espacial. En M. Valdivia y J. R. Cuadrado-Roura (Eds.), La economa de las actividades creativas: una perspectiva desde Espaa y Mxico (pp. 169194). Universidad Nacional Autnoma de Mxico; Universidad de Alcal.

5.               Correa-Quezada, R., lvarez-Garca, J., Del Ro-Rama, M. D., y Maldonado-Erazo, C. P. (2018). Role of Creative Industries as a Regional Growth Factor. Sustainability (Vol. 10, Issue 5). https://doi.org/10.3390/su10051649

6.               Escudero, C. (2014). Las nuevas formas de gestin de los Gobiernos Autnomos Descentralizados en el sector cultural. Revista San Gregorio, 2(8), 3239. file:///C:/Users/CLAUDIA/Downloads/Dialnet-LasNuevasFormasDeGestionDeLosGobiernosAutonomosDes-5225637.pdf

7.               Guerrero, P. (2002). La cultura, estrategias conceptuales para comprender la identidad, la diversidad, la diferencia y la alteridad. Abya Yala.

8.               Hair, J., Anderson, R., Tatham, R., y Black, W. (1999). Anlisis Multivariante. Prentice Hall International.

9.               Hullot-Kentor, R. (2008). The Exact Sense in Which the Culture Industry No Longer Exists. Cultural Critique, 70, 137157. http://www.jstor.org/stable/25475490

10.           Lombardi, S., Pina e Cunha, M., y Giustiniano, L. (2021). Improvising resilience: The unfolding of resilient leadership in COVID-19 times. International Journal of Hospitality Management, 95, 102904. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.ijhm.2021.102904

11.           Maldonado-Erazo, C. P., del Ro-Rama, M. de la C., Rueda-Armengot, C., y Durn-Snchez, A. (2019). Creative Arts Industries: Analysis of Scientific Production. En M. Peris-Ortiz, M. Cabrera-Flores, y A. Serrano-Santoyo (Eds.), Cultural and Creative Industries A Path to Entrepreneurship and Innovation (pp. 1542). https://doi.org/10.1007/978-3-319-99590-8_2

12.           Mato, D. (2009). All industries are cultural: A critique of the idea of cultural industries and new possibilities for research. Cultural Studies, 23(1), 7087. https://doi.org/10.1080/09502380802016212

13.           Ministerio de Cultura y Patrimonio. (2019). Ecuador Creativo plantea alcanzar ms del 3% del PIB de la economa nacional para 2021 Ministerio de Cultura y Patrimonio. https://www.culturaypatrimonio.gob.ec/ecuador-creativo-plantea-alcanzar-el-3-del-pib-de-la-economia-nacional-para-2021/

14.           Ministerio de Cultura y Patrimonio. (2021). Evaluacin del impacto del Covid-19 en el sector cultural y patrimonial del Ecuador-marzo 2021. https://www.culturaypatrimonio.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2021/04/Boletín-Impacto-del-Covid-19.pdf

15.           MondjarJimnez, J., y VargasVargas, M. (2008). Indicadores sintticos: una revisin de los mtodos de agregacin. Economa, Sociedad y Territorio, 8(27). http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-84212008000200002

16.           Noriega, V., y Maldonado-Erazo, C. (2018). Cultura y Patrimonio. En R. Correa, J. Bonilla de Gracia, T. Tandazo, W. Ochoa, L. Castro, V. Noriega, C. Maldonado-Erazo, P. Garca, M. Ramn, y G. Izquierdo (Eds.), Realidad Nacional (pp. 116152). Editorial Universidad Tcnica Particular de Loja.

17.           OMT. (n.d.). El turismo internacional sigue adelantando a la economa global | OMT. Retrieved July 22, 2021, from https://www.unwto.org/es/el-turismo-mundial-consolida-su-crecimiento-en-2019

18.           OMT. (2020). UNWTO World Tourism Barometer and Statistical Annex, August/September 2020. En UNWTO World Tourism Barometer (Vol. 18, Issue 5). World Tourism Organization (UNWTO). https://doi.org/10.18111/WTOBAROMETERENG.2020.18.1.5

19.           Prez, C. (2004). Tcnicas de Anlisis Multivariante de Datos. Pearson Prentice Hall.

20.           ProEcuador. (2021). Tendencia de Consumo PRO ECUADOR. https://www.proecuador.gob.ec/category/descargas/alertas-y-tendencia/tendencia-de-consumo-publicacion-de-alertas/

21.           Rey, D. (2009). El debate de las industrias culturales en Amrica Latina y la Unin Europea. Estudios Sobre Las Culturas Contemporneas, XV(30), 6184.

22.           Rodrguez, R. A., Reyes, M., y Favela, M. (2016). La importancia de los indicadores sintticos en el desarrollo sustentable. 21 Encuentro Nacional Sobre Desarrollo Regional En Mxico. Mrida, Yucatn Del 15 Al 18 de Noviembre de 2016. http://ru.iiec.unam.mx/3315/1/136-Rodriguez-Reyes-Favela.pdf

23.           Soto, D. J. (2020). Anlisis de componentes principales como indicadores culturales y su influencia en el turismo de la ciudad de Riobamba, provincia de Chimborazo. [Escuela Superior Politcnica de Chimborazo]. http://dspace.espoch.edu.ec/handle/123456789/14155

24.           Szpilbarg, D., y Saferstein, E. (2014). El concepto de industria cultural como problema: una mirada desde Adorno, Horkheimer y Benjamn . Calle 14: Revista de Investigacin En El Campo Del Arte, 9(14). https://www.redalyc.org/pdf/2790/279033275005.pdf

25.           UNESCO. (2014a). Indicadores UNESCO de Cultura para el Desarrollo: Resumen Analtico de Ecuador. https://en.unesco.org/creativity/sites/creativity/files/cdis/resumen_analitico_ecuador_0_1.pdf

26.           UNESCO. (2014b). Indicadores UNESCO de cultura para el desarrollo. UNESCO. www.unesco.org/

27.           UNESCO. (2017). Qu se entiende por industrias culturales y creativas? http://www.unesco.org/new/es/culture/themes/cultural-diversity/diversity-of-%09cultural-expressions/tools/policy-guide/como-usar-esta-guia/sobre-definiciones-%09que-se-entiende-por-industrias-culturales-y-creativas/

28.           Unesco, y (UIS), U. I. for S. (2009). The 2009 UNESCO Framework for Cultural Statistics.

 

 

2020 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) (https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).

 



[1] Resultado del cruce de diversas actividades, proyectos, infraestructura, apoyos y acceso a bienes, y servicios culturales, corresponde a sectores de la economa que se especializan en el uso del talento creativo para fines comerciales.

[2] Conjunto de actividades que consisten en la transformacin de ideas en bienes y servicios de carcter cultural. En este sentido, el valor est determinado por su contenido de propiedad intelectual.

[3] Asignacin sustentada en la Resolucin 0004-CNC-2015, RO 514 de 3 junio 2015 y Resolucin 0006-CNC-2017, RO 91 de 2 octubre 2017

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Ana Carola Flores-Mancheno, Claudia Patricia Maldonado-Erazo, Catalina Margarita Verdugo-Bernal, Dario Javier Soto-Chicaiza

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip