Ciencias de la salud

Artculo de revisin

 

Anlisis jurdico de la violencia contra la mujer en el ordenamiento jurdico ecuatoriano

 

Legal analysis of violence against women in the ecuadorian legal system

 

Anlise jurdica da violncia contra a mulher no ordenamento jurdico equatoriano

 

Julissa Estefana Tejedor-Gmez I

[email protected]

https://orcid.org/0000-0002-6147-6040

 

Gieleny Estfany Gonzlez-Ortega II

[email protected]

https://orcid.org/0000-0002-3472-7238

 

Armando Rogelio Durn-Ocampo III

[email protected]

https://orcid.org/0000-0003-0111-0669

 

Correspondencia: [email protected]

 

*Recibido: 28 de mayo de 2021 *Aceptado: 20 de junio de 2021 * Publicado: 05 de julio de 2021

 

       I.            Estudiante de la Universidad Tcnica de Machala, Facultad de Ciencias Sociales, Jurisprudencia, Machala, Ecuador.

    II.            Estudiante de la Universidad Tcnica de Machala, Facultad de Ciencias Sociales, Jurisprudencia, Machala, Ecuador.

III.            Doctor en Jurisprudencia y Abogado de los Tribunales de Justicia de la Repblica; Licenciado en Ciencias Sociales Polticas y Econmicas; Magister en Derecho e Investigacin Jurdica; coordinador de la Carrera de Derecho de la Universidad Tcnica de Machala; Docente Universidad Tcnica de Machala, Machala, Ecuador.

 

 

Resumen

La violencia contra la mujer, reconocido como un problema social, abarca aristas de difcil abordaje, como la violencia fsica, psicolgica, sexual y patrimonial. La desnormalizacin de la violencia hacia las mujeres ha puesto este tema en la palestra de las discusiones sociales. En base a esto, el Derecho ha buscado soluciones para aplacar esta problemtica. En el caso ecuatoriano, a partir del ao 2018 rige la Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres, que sumada al Cdigo Orgnico Integral Penal, pretenden, disminuir los casos de violencia contra la mujer y dotar de mayor seguridad a favor de las mujeres. El objetivo de la presente investigacin es analizar la problemtica social y cultural de la violencia contra las mujeres, enfocando el tema a la realidad ecuatoriana, por medio de la revisin de normativa nacional e internacional. Para esto, se ocupan los mtodos analtico, sinttico, descriptivo, comparativo y exegtico. Se concluye que Ecuador ha tomado medidas legales acorde a las circunstancias, pero que la violencia contra la mujer, como problema social, no se soluciona con la mera promulgacin de leyes, tanto en la esfera administrativa como penal, sino que posee una raz cultural y social que debe ser abordada con polticas pblicas certeras.

Palabras claves: Violencia contra la mujer; violencia fsica; violencia psicolgica; violencia econmica; Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres; Cdigo Orgnico Integral Penal.

 

Abstract

Violence against women, recognized as a social problem, encompasses aspects that are difficult to tackle, such as physical, psychological, sexual and patrimonial violence. The denormalization of violence against women has brought this issue to the fore in social discussions. Based on this, the Law has sought solutions to alleviate this problem. In the Ecuadorian case, as of 2018 the Comprehensive Organic Law to Prevent and Eradicate Violence Against Women, which added to the Comprehensive Organic Criminal Code, intends to reduce cases of violence against women and provide greater security in favor of Women's. The objective of this research is to analyze the social and cultural problems of violence against women, focusing the issue on the Ecuadorian reality, through the review of national and international regulations. For this, the analytical, synthetic, descriptive, comparative and exegetical methods are concerned. It is concluded that Ecuador has taken legal measures according to the circumstances, but that violence against women, as a social problem, is not solved by the mere enactment of laws, both in the administrative and criminal spheres, but rather has a cultural and that must be addressed with accurate public policies.

Keywords: Violence against women; physical violence; psychological violence; economic violence; Comprehensive Organic Law to Prevent and Eradicate Violence Against Women; Comprehensive Organic Penal Code.

 

Resumo

A violncia contra a mulher, reconhecida como um problema social, engloba aspectos de difcil enfrentamento, como a violncia fsica, psicolgica, sexual e patrimonial. A desnormalizao da violncia contra a mulher trouxe essa questo para o primeiro plano nas discusses sociais. Com base nisso, a Lei tem buscado solues para amenizar esse problema. No caso equatoriano, a partir de 2018 a Lei Orgnica Integral para Prevenir e Erradicar a Violncia Contra a Mulher, que se soma ao Cdigo Penal Orgnico Integral, pretende reduzir os casos de violncia contra a mulher e proporcionar maior segurana em favor das Mulheres. O objetivo desta pesquisa analisar os problemas sociais e culturais da violncia contra a mulher, enfocando o tema na realidade equatoriana, por meio da reviso das normas nacionais e internacionais. Para isso, esto envolvidos os mtodos analtico, sinttico, descritivo, comparativo e exegtico. Conclui-se que o Equador tomou medidas judiciais de acordo com as circunstncias, mas que a violncia contra a mulher, como problema social, no se resolve com a mera promulgao de leis, tanto na esfera administrativa como penal, mas tem um carter cultural e de que deve ser tratada com polticas pblicas precisas.

Palavras-chave: Violncia contra a mulher; violncia fsica; violncia psicolgica; violncia econmica; Lei Orgnica Abrangente para Prevenir e Erradicar a Violncia contra a Mulher; Cdigo Criminal Orgnico Abrangente.

 

Introduccin

La violencia contra la mujer es un tema de salud pblica y de Derechos Humanos, y as lo reconoce la Asamblea Mundial de la Salud, en su Resolucin 49.25. Adems, al ser una prctica que tiene orgenes en estereotipos culturales de superioridad masculina, as como por ser una expresin social muy comn, el combate a la violencia contra la mujer se encuentra con serios problemas al momento de pretender abordar este fenmeno, dado que muchos pases han recurrido a la herramienta penal como forma de control, intentando que el Derecho penal cumpla una funcin de correccin social y cultural, a favor de los grupos vulnerables.

Esto, sumado a la falta de polticas pblicas, enfocadas en lo social y lo cultural, da como resultado un problema con una solucin a medias, que no termina de proteger a la mujer. A lo largo del presente trabajo se apreciar que la violencia contra la mujer es un problema de mltiples aristas, donde la violencia fsica, si bien es una de las ms practicadas contra las mujeres, es solo una de las varias manifestaciones de poder y violencia que se ejercen contra la mujer. Adems, la violencia contra la mujer no se ejerce nicamente contra mujeres jvenes, sta no respeta franja etaria alguna y por ende, afecta a todas las mujeres, sean adolescentes, jvenes, adultas o adultas mayores.

Por ello, el primer apartado del presente trabajo aborda a la violencia contra la mujer como un problema social y cultural, buscando dar una perspectiva amplia de esta problemtica, citando a autores estudiosos en la materia y pretendiendo dar una visin completa de la violencia, as como de cada uno de los tipos de violencia.

En el segundo apartado, una vez que se ha definido el problema de la violencia contra la mujer, se hace pertinente analizar qu forma de enfoque le ha dado el Derecho a este problema.

En el tercer apartado se analiza el marco normativo supranacional, surgido de organismos internacionales, que fortalece y obliga a los Estados parte a tomar medidas para combatir y prevenir la violencia contra la mujer.

En el cuarto apartado, y como parte del compromiso adquirido a travs de los tratados y convenios internacionales, se analiza como el Ecuador ha abordado el tema de la violencia contra la mujer, revisando los dos cuerpos normativos ms importantes en esta rama, como es la Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres y el Cdigo Orgnico Integral Penal.

Se concluye que la violencia contra la mujer, legalmente, se encuentra abordada de manera correcta, siendo que la normativa constitucional ecuatoriana busca proteger a la mujer, dotando sus cuerpos bajo una perspectiva de gnero, empero, esto no es suficiente para erradicar la violencia contra las mujeres, dado que este problema tiene races sociales y culturales, mismas que deben ser abordadas desde perspectivas educativas y de polticas pblicas, en pro de sensibilizar y condenar todo acto de violencia que se crea normal en la sociedad ecuatoriana.

 

 

Metodologa

Para el desarrollo del presente artculo y la consecucin del objetivo planteado supra se utiliz la tcnica de investigacin documental, misma que permiti acceder a la revisin de documentos, tanto en formato fsico como digital, estos ltimos, de bases de datos de artculos cientficos as como repositorios digitales de universidades. Esto, adems de los mtodos analtico, sinttico, comparativo y exegtico.

El mtodo analtico permiti tomar el tema en general y proceder a su posterior descomposicin en partes, para analizar detalladamente cada una de ellas, por ejemplo, el enfoque jurdico de la violencia y la respuesta del Estado ecuatoriano.

Por su parte, el mtodo sinttico, permiti agrupar una vez ms estos elementos separados por el mtodo analtico, de cara a concluir de manera generalizada al final de este trabajo.

El mtodo comparativo y descriptivo se utilizaron para comparar las situaciones y el abordaje de la violencia como problemtica socio-cultural, tanto en el enfoque supranacional como su repercusin en el mbito nacional.

Por ltimo, el mtodo exegtico, propio de las ciencias jurdicas, posibilit el anlisis de la normativa citada, punto fundamental para alcanzar los objetivos planteados en este trabajo.

 

Desarrollo

La violencia contra la mujer como un problema social y cultural

La Organizacin Mundial de la Salud -OMS- (2016) establece que la violencia es:

El uso deliberado de la fuerza fsica o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daos psicolgicos, trastornos del desarrollo o privaciones.

En el caso del objeto de estudio del presente trabajo, esto es, la violencia contra la mujer, se puede apreciar que en ella se verifica el uso deliberado, entendiendo este concepto lo que es Voluntario, intencionado, hecho a propsito (RAE, 2020). Es decir, el agente que ocasiona la violencia contra la mujer es consciente del dao que est ocasionando a la mujer, y sin embargo, no lo evita ni detiene su forma de actuar. Esta violencia se da contra otra persona (mujer, sea de la edad que sea) o contra un grupo o comunidad (en el caso de la violencia intrafamiliar o cuando se discrimina o ataca a un grupo de mujeres por su condicin de gnero).

Por su parte, cuando la definicin dada por la OMS trata sobre la posibilidad de que la violencia cause lesiones, muerte o daos psicolgicos, lamentablemente en la violencia contra la mujer se verifica que afecta tanto con lesiones fsicas (en el caso de la violencia sexual, la violencia fsica y la violencia gneco-obsttrica) as como puede llegar a ocasionar la muerte, dado que en los casos de femicidio, como mencionan Radford y Russell, citados por Guajardo y Cenitagoya (2017), se deriva la muerte de la mujer luego de un continuum de violencia, que va creciendo hasta llegar a la muerte de la mujer. Con respecto a los daos psicolgicos, mencionados en la definicin de la OMS, est por dems indicar que todo tipo de violencia deja rastros de dao psicolgico, as como en el caso de violencia hacia mujeres jvenes o nias, se presentan trastornos en el desarrollo.

Uno de los principales problemas de la violencia contra la mujer es su multiplicidad de formas de manifestacin. Si bien la violencia fsica es la forma ms comn y visible de violencia, existen otros mtodos de someter a las mujeres que pueden ser perjudiciales y traumticos para las mujeres y su ncleo familiar. Adems, no se puede dejar de lado que la violencia contra la mujer es el puntapi inicial que puede dar como resultado un femicidio, como forma mxima de expresin de violencia y desprecio hacia la mujer.

La problemtica de la violencia contra la mujer tiene un alcance mundial y se presenta en todas las sociedades y culturas (Rousseaux, 2013, p. 3). Para Corsi (2012), la dificultad para reconocer y comprender la violencia hacia las mujeres se da por dos motivos: el primero es la invisibilizacin del problema, y el segundo es la naturalizacin del mismo.

Frente a la posicin de Corsi, Zaffaroni (2012), establece que la violencia de gnero no ha cambiado en estos ltimos aos, sino que se ha desnormalizado. Y por ende, se puede aadir que tal desnormalizacin ha permitido que las mujeres denuncien con mayor influencia estos actos y que sumado al auge de movimientos populares y feministas, su voz est siendo ms escuchada, as como una mayor condena de los mismos en los medios masivos de comunicacin.

Definir la violencia contra la mujer es complejo, sobre todo, porque el entramado social de cada pas posee caractersticas propias, siendo que en algunas partes del mundo, ciertas prcticas son normales mientras en otras no. Por eso, los organismos mundiales han pretendido sealar todas aquellas prcticas que violentan los derechos de las mujeres, de todas las edades y de todas partes del mundo, atendiendo al principio de que los derechos humanos son de todos los seres humanos y que los Estados deben velar por su proteccin.

Los entramados sociales y culturales, diferentes en cada parte del mundo, poseen una caracterstica que es latente en todos: la mujer es violentada. Es vctima, de diferentes maneras, por diferentes personas y en diferentes espacios. La gran mayora de los pases han establecido normas jurdicas para proteger a la mujer en los espacios pblicos y privados, por medio del Derecho penal. Sin embargo, cifras como los femicidios o situaciones de violencia fsica, psicolgica o sexual continan siendo alarmantes. Por ende, se hace necesario no slo prestar atencin a las herramientas jurdicas, sino tambin, a las polticas pblicas educativas y culturales, como modo de prevencin de la violencia de gnero.

 

Los tipos de violencia contra la mujer

La violencia se manifiesta de mltiples formas, y de igual manera, tiene mltiples consecuencias en quienes la soportan, as como en quienes rodean a la vctima. Yugueros (2014) resalta que es importante destacar que la violencia de gnero o violencia contra la mujer va ms all de lo que muchas veces la sociedad interpreta como violencia producida en las relaciones de pareja o expareja, dejando entrever que existen otros agentes violentos, como familiares, compaeros de trabajo, a lo que se puede agregar tambin la violencia expuesta en los medios de comunicacin, la sexualizacin de la mujer en los contenidos de entretenimiento, entre otras prcticas que muchas veces resultan hasta normales en la sociedad.

Como destaca OLeary, citado por Safranoff (2017) se ha puesto la atencin siempre sobre la violencia fsica, dado que se concibe como ms daina contra las vctimas, sin embargo, se puede agregar que esta atencin a la violencia fsica llev, por mucho tiempo, como consecuencia, una invisibilizacin de las otras formas de violencia, y quizs tambin, un auge en su prctica.

A continuacin se enumeran los tipos de violencia que hasta la actualidad, la doctrina, en conjunto con diferentes legislaciones nacionales y supranacionales han identificado.

 

Violencia fsica

Este tipo de violencia es uno de los ms frecuentes y visibles. Histricamente, la mujer siempre ha estado sometida a violencia fsica, como una forma de disminuir sus capacidades y de generar obediencia hacia el hombre. En este sentido, Walker (1994) expresa que la violencia fsica es la ms visible, y es una actitud tomada por el maltratador contra su vctima como forma de retener y dominar.

Fernandes, et al. (2017) establecen que la violencia fsica se expresa a travs de empujones, mordeduras, torceduras, golpes, cortes, tirones de cabello y orejas, bofetadas, patadas, ahorcamiento, cachetadas, heridas por objetos o armas.

 

Violencia psicolgica

Como se expres anteriormente, siempre se le ha dado una mayor atencin (por parte de los gobiernos, del Derecho y de los medios masivos de comunicacin) a la violencia fsica. Sin embargo, subyacente a todos los tipos de violencia, se puede destacar que aparece la violencia psicolgica, con claros traumas y miedos que se desarrollan en las mujeres luego y durante el sufrimiento de los dems tipos de violencia analizados en este apartado. Esta caracterstica, hace que la violencia psicolgica acompae al resto de violencias, siendo por esto, pertinente su anlisis.

Para Ruiz, Jarabo y Prieto (2004), la violencia psicolgica consiste en insultos, humillaciones, burlas, coercin, crticas y descalificaciones, as como abandono y aislamiento emocional, gritos, chantajes y amenazas.

Para la Corte Constitucional de Colombia, en la Sentencia T-967/14, del 2014, la violencia psicolgica no ataca fsicamente al individuo, sino su integridad moral y psicolgica, as como a su autonoma y desarrollo personal.

 

Violencia sexual

Para la Organizacin Mundial de la Salud (2011), la violencia sexual es:

Todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coaccin por otra persona, independientemente de la relacin de esta con la vctima, en cualquier mbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo.

La violencia sexual tambin son todos aquellos actos que, por el uso de la fuerza fsica, la coercin directa o indirecta, obliguen a otra persona a mantener relaciones sexuales (Ronquillo, 2019). En este tipo de violencia, la persona agredida, a ms de la violencia fsica que se ejerce sobre ella, sufre por la obligacin de ejercer actos sexuales que no desea, con el consiguiente perjuicio psicolgico. Valerio (2018) establece que en la gran mayora de los casos de violencia sexual, sta se mantiene en el tiempo dado a condiciones que las legitiman, como por ejemplo, factores intrafamiliares, culturales, sociales, econmicos y polticos.

Los factores antes citados generan una situacin de inferioridad y dependencia, con lazos que son, muchas veces, imposibles de romper sin la ayuda de familia o amigos.

 

Violencia econmica

La violencia econmica, como prctica sistemtica, pretende restringir el manejo del dinero y los bienes patrimoniales de las mujeres, aspectos fundamentales que garantizan su autonoma para la toma de decisiones (Paz, 2019, p. 3). Dado que el factor econmico siempre es determinante en una relacin, (sea sta sentimental, laboral, y de cualquier ndole), en cuanto a la violencia econmica, sta se refleja como prohibiciones de superacin en materia financiera, impidiendo que la mujer maneje sus propios ingresos, o en los casos ms extremos, se impide que la mujer trabaje, para que no tenga sustento econmico, que la brecha entre marido y mujer sea ms amplia y de igual manera, se ample la dependencia entre la pareja.

La Unidad de Igualdad de Gnero (2017), establece que cinco formas en las que se manifiesta la violencia econmica, donde cabe resaltar:

         Impedir el crecimiento profesional o laboral de las mujeres.

         Menor pago a mujeres, en comparacin con los hombres, por las mismas actividades.

         En pareja o matrimonio, impedir que la mujer tome decisiones sobre el rumbo econmico del hogar.

         Obligar a la mujer a costear y asumir sola el cuidado y la manutencin de los hijos.

Como se puede observar, estas prcticas, a veces normales en ciertos crculos familiares, atentan contra la libertad personal y econmica de las mujeres, toda vez que le impide manejar un aspecto fundamental en la actualidad como es el factor econmico. Esto desencadena en una situacin de vulnerabilidad e inferioridad, escenario que facilita a su vez, la comisin de otros tipos de violencia de gnero.

 

Violencia patrimonial

Algunos autores y normas jurdicas establecen a la violencia econmica y a la violencia patrimonial dentro de un mismo rubro, ms, parece conveniente separarlos, debido a que ocasionan daos diferentes, y se ejercen sobre diferentes aspectos de la vida de la mujer. Analizada en el apartado anterior, se estableci que la violencia econmica radica sobre la prohibicin a la mujer de trabajar, de ganar su propio ingreso y de igual manera, de poder ser autosuficiente con sus propios ingresos.

Por su parte, la violencia patrimonial es el control en el patrimonio de la vctima formando una dependencia con el victimario, donde se pretende aislar a la mujer de otras personas, generando un crculo de relacin con el abusador (Trufello, 2010, p. 3). Otros autores incluyen a los activos y al dinero, pero ese aspecto, a entender de las autoras de la presente investigacin, estos elementos pertenecen ms bien a la violencia econmica.

 

Violencia simblica

Smbolos, actitudes, publicidades y todo tipo de manifestaciones simblicas que ensalzan estereotipos sobre la supremaca del hombre por encima de la mujer, la sexualizacin de la mujer y la normalizacin de la violencia hacia la mujer por parte de los medios masivos de comunicacin corresponde a la violencia simblica. Para Bourdieu, citado por Araiza y Gonzlez (2016) la violencia simblica es una manifestacin de la dominacin masculina, adems que, de manera oculta, se encarga de continuar con la primaca de lo masculino sobre lo femenino.

Para Fernndez (2005), la violencia simblica, por estar a la vista pero ser difcil de percibir, se constituye en un ocultamiento del poder. En la sociedad ecuatoriana se puede percibir claramente como ciertos estereotipos, en series y programas de televisin, exponen a la mujer y al hombre con claros prejuicios de superioridad, fsica y econmica.

 

Violencia poltica

La violencia poltica contra las mujeres es entendida como una reaccin contraria a su empoderamiento poltico (Otlora, 2017), que a entender de Freidenberg (2017) se agudiza en el espacio de la aprobacin de medidas de accin afirmativa (por ejemplo, la paridad de gnero). La autora citada anteriormente indica que esta violencia siempre ha existido, pero que las acciones afirmativas han visibilizado acciones que antes estaban ocultas.

Para Piscopo (2016), la violencia poltica se ejerce nicamente en espacios pblicos, donde se hace la poltica, y es perpetrada por opositores polticos as como por delincuencia. Por su parte, y de manera crtica al autor citado supra, Lena y Restrepo (2016) establecen que la violencia poltica no slo se lleva a cabo en los espacios pblicos, sino tambin en los espacios privados, y no slo es ejecutada por personas ajenas al partido, sino que muchas veces es llevada a cabo por personas del mismo partido que la mujer violentada. Esto termina por crear espacios inseguros para las mujeres, las que, la mayora de las veces, prefieren abandonar la esfera poltica, perdiendo, por tanto, representacin las mujeres en la poltica.

En los ltimos cinco aos, diferentes organismos internacionales de derechos humanos se han expresado a travs de distintos cuerpos normativos en contra de la violencia contra la mujer en la poltica, ejemplo de esto son la mesa de expertos sobre violencia y acoso poltico promovida por la Comisin Interamericana de la Mujer y la Organizacin de los Estados Americanos (2015), as como la aprobacin de la Declaracin sobre la violencia y el acoso polticos contra las mujeres, por parte de los Estados parte de la Convencin de Interamericana sobre la Prevencin, Sancin y Erradicacin de la Violencia contra la Mujer (2015).

 

Violencia gineco-obsttrica

La violencia gineco-obsttrica se divide en dos sub-ramas de violencia, por una parte la violencia ginecolgica, y por otra parte, la violencia obsttrica. La primera de ellas, hace referencia a todos aquellos actos u omisiones que conlleven:

Esterilizacin forzada, la prdida de autonoma y capacidad para decidir libremente sobre sus cuerpos y su sexualidad, impactando negativamente en la calidad de vida y salud sexual y reproductiva de mujeres en toda su diversidad y a lo largo de su vida, cuando esta se realiza con prcticas invasivas o maltrato fsico o psicolgico (Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres, 2018).

La segunda, por su parte, refiere a lo siguiente:

Accin u omisin por parte del personal del Sistema Nacional de Salud que cause un dao fsico y/o psicolgico a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, que se exprese en la falta de acceso a servicios de salud reproductiva, un trato cruel, inhumano o degradante, o un abuso de medicalizacin, menoscabando la capacidad de decidir de manera libre e informada sobre dichos procesos reproductivos (GIRE, 2015).

A la definicin antes vertida, sera conveniente agregar, a ms del personal del Sistema Nacional de Salud, a todas aquellas clnicas y centros mdicos particulares, donde las mujeres no estn exentas de sufrir violencia obsttrica.

Fernndez (2015) expresa que la mujer es amaestrada, despersonalizada, infantilizada y cosificada durante toda su vida, y que, en el momento del parto, esta situacin no cambia, dado que el lugar de parto (llamado paritorio) es un espacio de fcil vulneracin a la mujer, dado que como establece Aler (2012), en ese lugar la mujer se encuentra semidesnuda, en presencia de personas extraas, o sola, en espacios desconocidos, donde no ejerce poder alguno. Como sealan Barbosa y Modena (2018), la relacin unilateral de autoridad entre los mdicos, parteras y dems participantes del proceso de parto crean un terreno frtil para la consolidacin de las diferentes formas de violencia ejercidas durante la asistencia al trabajo de parto y parto (p. 2).

En el mbito nacional, el caso de Nole Ochoa, una mujer ecuatoriana de la Provincia de El Oro que recibi malos tratos, negacin de atencin en embarazo y violencia obsttrica, lo que deriv en la presentacin de la accin de proteccin N 07111-2011-1609, con sentencia constitucional favorable a la vctima, N 904-12-JP. En esta sentencia, se recoge el relato de la vctima, mismo que demuestra el calvario al que fue sometida, dado que tuvo que parir sola, sin asistencia mdica alguna:

se me vino mi beb que en un acto normal de madre le cog del bracito para que no se caiga y evitarle golpes porque en ese rato la Doctora y su compaero se estaban recin ponindose los guantes. No es verdad que me proporcionaron un gineclogo y me realizaron intervencin quirrgica estaba perdiendo mucha sangre... mi cuerpo se estaba poniendo helado... yo ya no aguantaba y es algo desesperante cuando uno ve la muerte, est cerca y es algo horrible... en carne viva me descosieron y me volvieron a coser... hasta de paso me desmay....

 

Enfoque jurdico de la violencia contra la mujer

La familia es el ncleo de la sociedad. La mujer forma parte fundamental de la familia, siendo por tanto, que a partir de este razonamiento, la violencia contra la mujer es, inevitablemente, una forma de violencia contra la familia, y de tal modo, indirectamente, es violentar a la sociedad. En este orden de ideas, el Estado ecuatoriano, a travs de la Constitucin de la Repblica del 2008 (a partir de ahora, CRE) protege tanto a la familia como a la mujer como miembro de la familia.

Se erige una discusin terminolgica en cuanto a la pertinencia de la utilizacin del trmino violencia, para algunos casos de violencia que son tipificados en distintos ordenamientos jurdicos de Latinoamrica, entre ellos, Ecuador. Para algunos autores, como es el caso de Piscopo (2017) se debe definir si el trmino violencia puede ser utilizado solo para acciones que conlleven un dao fsico o si, por el contrario, se debe considerar un abanico ms grande de acciones.

De parte de aquellos autores que conciben que la violencia es un trmino restringido, Kilpatrick (2004) propone que para efectos de diferenciacin, el trmino violencia sea solo ocupado para situaciones que tengan como consecuencia un dao fsico, y que se ocupen los trminos abuso o acoso para otras situaciones (entre ellas las agresiones en el mbito poltico).

 

Normativa supranacional de la violencia contra la mujer

Como se estableci al inicio del presente trabajo, la violencia hacia las mujeres es un tema inherente a los derechos humanos. Como se reconoce a lo largo de todas las Convenciones y Tratados internacionales de derechos humanos, estos derechos deben ser tutelados por los Estados sin distincin alguna de sexo. Sin embargo, ciertas diferencias sociales de gnero, entre hombres y mujeres, terminan por colocar a la mujer en una situacin de inferioridad.

De manera previa a todo documento internacional de derechos de la mujer, la Declaracin Universal de Derechos Humanos, de 1948, de manera genrica, proclama que todos los seres humanos nacen en igualdad de dignidad y derechos, as como que toda persona puede invocar todos los derechos y libertades, sin distincin alguna.

Posteriormente, y tambin de manera genrica, sin sealar de manera especfica a la mujer, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos, de 1966, establece como obligacin de los Estados parte, el respeto de los derecho emanados de este pacto, como son los derechos a la vida, a la integridad fsica, a la libertad, la seguridad personal y la igualdad ante la ley.

Luego de los pactos y convenios antes referidos, el primer cuerpo normativo que abord como parte central la problemtica de la violencia contra la mujer fue la Convencin sobre la Eliminacin de toda Discriminacin contra la Mujer, de 1980. Como puntapi histrico, esta convencin posee una gran importancia dado que da el primer paso para que otros cuerpos normativos, tanto nacionales como internacionales fueran recogiendo ciertas definiciones, como la expresin discriminacin contra la mujer, concebida como:

Toda distincin, exclusin o restriccin basada en el sexo que tenga por objeto o por resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas poltica, econmica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

De igual manera, deja sentando el precedente de otros conceptos como los compromisos de los Estados parte (art. 2), las medidas apropiadas (art. 3, art. 5, art. 7, art. 10), las medidas especiales (art. 4). Todas estas medidas son encaminadas a asegurar los derechos de la mujer, la participacin igualitaria, as como la igualdad de condiciones.

Posteriormente, en la Declaracin sobre la Eliminacin de la Violencia contra la Mujer, de 1993 se abordan temas como la definicin de violencia contra la mujer, donde establece que es:

Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un dao o sufrimiento fsico, sexual o psicolgico para la mujer, as como las amenazas de tales actos, la coaccin o la privacin arbitraria de la libertad, tanto si se produce en la vida pblica como en la vida privada.

Esta definicin se tornara clave para que luego, los Estados parte, dentro de sus ordenamientos jurdicos propios, fueran incluyendo normativa de proteccin a las mujeres. Dentro de esta definicin, se pueden extraer elementos importantes que demuestran la versatilidad de la violencia hacia la mujer, por ejemplo, el dao que ocasiona la violencia de gnero, pudiendo ser daos fsicos, psicolgicos o sexuales. De igual manera, el tema de los mbitos donde se genera esa violencia es importante, dado que pueden ser observados en la vida pblica (a travs de medios de comunicacin, redes sociales) as como en la vida privada, en el mbito familiar e ntimo.

De manera regional, la Convencin Interamericana para Prevenir, Sancionar, y Erradicar la Violencia contra la Mujer, as mismo llamada tambin como Convencin de Belm do Par, en el ao 1994, fue un avance sustancial en materia de lucha contra la violencia contra la mujer. Aspectos ms avanzados de prevencin de la violencia se dejaron entrever en esta convencin, y sirvi de base para grandes cambios en los ordenamientos jurdicos latinoamericanos. Su parte ms importante se centra con respecto a los deberes de los Estados parte (art. 7), as como los objetivos que pretenden alcanzar estos deberes (art. 8).

 

El combate a la violencia contra la mujer en el ordenamiento jurdico ecuatoriano

Como reaccin, frente a las medidas tomadas en Convenciones y Tratados internacionales, tales como los analizados en el apartado anterior, el ordenamiento jurdico interno ecuatoriano, y como se desprende de la exposicin de motivos de la Ley Orgnica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (2018), en 1994 se crean las Comisaras de la Mujer, y posteriormente en 1995, en el mismo ao que la Convencin Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer de Belm do Par, se promulga en Ecuador la Ley contra la Violencia Contra la Violencia a la Mujer y la Familia (llamada tambin Ley 103). Luego, en 1997, se crea el Consejo Nacional de las Mujeres (CONAMU).

Desde el ao 2008, con la promulgacin del nuevo texto constitucional, diferentes cuerpos normativos sufrieron modificaciones y otros nuevos vieron la luz. Siguiendo la perspectiva de la supremaca constitucional, as como la obligacin de todo rgano de adecuar, formal y materialmente los derechos previstos en la Constitucin (art. 84), en la Carta Magna ecuatoriana se protege a la mujer en diferentes artculos, que sern analizados a continuacin.

La Constitucin de la Repblica del Ecuador de 2008 (CRE) establece que el Ecuador:

Art. 1.- () es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrtico, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico.

De este modo, al ser un Estado constitucional, el resto del ordenamiento jurdico debe apegar sus normas, como se mencion anteriormente, al principio de superioridad constitucional. Al ser de derechos, los derechos de las personas priman por sobre todas las cosas. En este aspecto, interpretando que tanto hombres como mujeres pertenecen a la sociedad, sus derechos deben ser respetados y primar por sobre toda otra circunstancia. Esto se afirma en el artculo citado a continuacin:

Art. 11.- El ejercicio de los derechos se regir por los siguientes principios:

2. Todas las personas son iguales y gozarn de los mismos derechos, deberes y oportunidades.

Nadie podr ser discriminado por razones de etnia, lugar de nacimiento, edad, sexo, identidad de gnero, identidad cultural, estado civil, idioma, religin, ideologa, filiacin poltica, pasado judicial, condicin socio-econmica, condicin migratoria, orientacin sexual, estado de salud, portar VIH, discapacidad, diferencia fsica; ni por cualquier otra distincin, personal o colectiva, temporal o permanente, que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos. La ley sancionar toda forma de discriminacin.

Como obligacin estatal, en el art. 11 de la CRE, se prev el desarrollo progresivo de normas, y en este aspecto, se establece que

8. El contenido de los derechos se desarrollar de manera progresiva a travs de las normas, la jurisprudencia y las polticas pblicas. El Estado generar y garantizar las condiciones necesarias para su pleno reconocimiento y ejercicio.

9. El ms alto deber del Estado consiste en respetar y hacer respetar los derechos garantizados en la Constitucin.

De igual manera, el art. 35 de la CRE establece lo siguiente sobre el grupo de atencin prioritaria:

Las personas adultas mayores, nias () adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas privadas de libertad y quienes adolezcan de enfermedades catastrficas o de alta complejidad, recibirn atencin prioritaria y especializada en los mbitos pblico y privado. La misma atencin prioritaria recibirn las personas en situacin de riesgo, las vctimas de violencia domstica y sexual, maltrato infantil, desastres naturales o antropognicos. El Estado prestar especial proteccin a las personas en condicin de doble vulnerabilidad.

El artculo antes citado es extensivo en su proteccin, y si bien no protege de manera nica a las mujeres, es inclusivo y permite identificar la esencia protectora de la CRE. Todos los sujetos femeninos mencionados supra son protegidos a lo largo de la CRE, as como tambin en normativa infraconstitucional. Es en este mismo sentido, que el art. 66 de la Carta Magna, reconoce los derechos de las personas y en sus numerales 1, 2, 3, 4 y 9 garantiza la inviolabilidad de la vida, el derecho a una vida digna, a la integridad personal, lo cual incluye una vida libre de violencia, libre de tortura y de tratos crueles, inhumanos o degradantes. Tambin se establece el derecho a la igualdad formal, igualdad material y no discriminacin, derecho a la toma de decisiones libres, responsables, informadas y voluntarias sobre su sexualidad, su orientacin sexual, su salud y su vida reproductiva.

Posteriormente, y previendo que en algunos casos los derechos garantizados supra sean violentados, se establece el accionar de los mecanismos jurdicos para la restauracin de los derechos violentados as como la reparacin integral a la o las vctimas. En este sentido, el art. 75 establece la tutela judicial efectiva, as como el derecho al acceso gratuito a la justicia. De igual manera, en el art. 76 se reconoce el derecho al debido proceso, en todos aquellos procesos que determinen derechos u obligaciones.

As, tambin como protege a la mujer, conforme se ha visto en el presente apartado, la CRE como mandato constitucional obliga a que los cuerpos normativos de inferior categora protejan y establezcan mecanismos para una mejor proteccin a la mujer. Por esto, en los dos subapartados siguientes, se analizarn dos cuerpos normativos que apoyan la lucha de la violencia contra la mujer desde el mbito penal.

 

 

 

Cdigo Orgnico Integral Penal

De manera cronolgica el Cdigo Orgnico Integral Penal (COIP) se promulga primero en el ordenamiento jurdico ecuatoriano (2014), y posteriormente, se da la promulgacin de la Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres (2018). El COIP recoge, en su estructura, lo que anteriormente se encontraba repartido en el Cdigo Penal y en el Cdigo de Procedimiento Penal. Sumado a esto, se incluyeron modificaciones como la inclusin del tipo penal de femicidio, as como reformas a artculos y penas. En el presente subapartado, se revisarn los tipos penales que sancionan la violencia contra la mujer, contenidas en el COIP.

De manera preliminar, en la Parte General del COIP se recogen ciertas agravantes que buscan proteger a la mujer de la violencia ejercida en su contra. Muestra de esto son los siguientes artculos:

Art. 47.- Circunstancias agravantes de la infraccin.- Son circunstancias agravantes de la infraccin penal:

10. Valerse de nios, nias, adolescentes, adultas o adultos mayores, mujeres embarazadas o personas con discapacidad para cometer la infraccin.

11. Cometer la infraccin en perjuicio de nias, nios, adolescentes, adultos mayores, mujeres embarazadas o personas con discapacidad.

Se conoce que la mayora de las personas que son vctimas de infracciones contra la integridad sexual y reproductiva, la integridad y la libertad personal son mujeres, por esto, se sealan en el COIP las siguientes agravantes:

Art. 48.- Circunstancias agravantes en las infracciones contra la integridad sexual y reproductiva, la integridad y la libertad personal.- Para las infracciones contra la integridad sexual y reproductiva, la integridad y la libertad personal, adems de las previstas en el artculo precedente, son circunstancias agravantes especficas las siguientes:

1. Encontrarse la vctima al momento de la comisin de la infraccin, al cuidado o atencin en establecimientos pblicos o privados, tales como los de salud, educacin u otros similares.

2. Encontrarse la vctima al momento de la comisin de la infraccin en centros de privacin de libertad o en recintos policiales, militares u otros similares; establecimientos de turismo o deportivos, distraccin o esparcimiento, lugares en los que se realicen programas o espectculos pblicos, medios de transporte, lugares en los que se realicen programas o actividades de culto, investigacin, asistencia o refugio, gimnasios de toda ndole; centros educativos, centros vacacionales, guarderas o centros de cuidado infantil, y, en general, espacios en los que se realicen actividades de cuidado, estudio, deporte o recreacin de nios, nias o adolescentes.

3. Haber contagiado a la vctima con una enfermedad grave, incurable o mortal.

4. Si la vctima est o resulta embarazada, se halla en la etapa de puerperio o si aborta como consecuencia de la comisin de la infraccin.

5. Compartir o ser parte del ncleo familiar de la vctima.

6. Aprovecharse de que la vctima atraviesa por una situacin de vulnerabilidad, de extrema necesidad econmica o de abandono.

7. Si la infraccin sexual ha sido cometida como forma de tortura, o con fines de intimidacin, explotacin, degradacin, humillacin, discriminacin, venganza o castigo.

8. Tener la infractora o el infractor algn tipo de relacin de poder o autoridad sobre la vctima, tal como ser: funcionaria o funcionario pblico, docente, ministras o ministros de algn culto, funcionarios o funcionarias de la salud o personas responsables en la atencin del cuidado del paciente; por cualquier otra clase de profesional o persona que haya abusado de su posicin, funcin o cargo para cometer la infraccin.

9. Conocer a la vctima con anterioridad a la comisin de la infraccin.

De esta forma, el legislador ecuatoriano ha previsto que existen ciertas infracciones que, por vulnerar directamente a la mujer y sus derechos, deben ser penadas de manera ms severa. Si bien, pareciera aportar a la generacin de una prevencin de estas infracciones, se desconoce si estas medidas aportan de alguna manera a la baja en el ndice de su comisin.

Con respecto a la tipificacin de la violencia fsica en el COIP, Da Fonte (2020), seala que aunque se reconoce por parte de la doctrina y del Derecho en general que las lesiones fsicas, psicolgicas y sexuales contra la mujer y los miembros del ncleo familiar son ms peligrosas que las lesiones ocasionadas fuera del seno familiar, la redaccin legal no prev una sancin ms grave cuando la mujer es la vctima de esta violencia.

En el apartado de las penas, en el art. 62, donde se establece el tratamiento, capacitacin, programa o curso, se seala que:

Las o los juzgadores, adems de las penas privativas de libertad previstas en cada caso, impondrn, de manera obligatoria, el tratamiento, capacitacin, programa o curso a la persona que haya cometido algn delito contra la integridad sexual y reproductiva en el que la vctima sea una mujer, nia, nio o adolescente.

Esto, como parte del espritu reformativo y de rehabilitacin que se contempla en el COIP.

De igual modo, en el art. 78.1, donde se establecen los mecanismos de reparacin integral en casos de violencia de gnero contra las mujeres, se indica que

En los casos de violencia de gnero contra las mujeres, las autoridades judiciales podrn disponer las siguientes medidas, no excluyentes, de reparacin individual o colectiva:

1. Rehabilitacin fsica, psicolgica, ocupacional o educativa de la vctima directa y de las vctimas indirectas; y,

2. Reparacin de dao al proyecto de vida basado en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Esto es una clara muestra de cmo el ordenamiento jurdico ecuatoriano ha acogido de las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la perspectiva de rehabilitar (de modo integral) a la vctima, as como calcular la indemnizacin respecto del dao al proyecto de vida que tuviere la mujer al momento de ser violentada.

Luego, en la Parte Especial del COIP, en lo referente a las infracciones, en todos los delitos donde el sujeto pasivo pueda ser un ser humano (con las obvias excepciones de los delitos contra la naturaleza, entre otros), la indeterminacin del sujeto pasivo permite que la mujer pueda ser portadora del bien jurdico violentado. Por la amplitud de infracciones, as como por la extensin de la redaccin de los artculos, se citarn nicamente los ms significativos, en concordancia con el tema del presente trabajo.

Art. 141.- Femicidio.- La persona que, como resultado de relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, d muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condicin de gnero, ser sancionada con pena privativa de libertad de veintids a veintisis aos.

El femicidio es la etapa final del recorrido de violencia que una mujer puede sufrir. Es el trgico desenlace luego de haber sufrido violencia fsica, as como cualquiera de los otros tipos de violencia. En el ao 2014, el COIP, con su promulgacin, recoge este nuevo tipo penal, esperando que el ndice de muerte de mujeres por su condicin de gnero, disminuya. De igual manera, este delito tiene, en el art. 142, una serie de agravantes, referentes a circunstancias propias del delito.

Como parte de la tipificacin penal de la violencia gineco-obsttrica, el COIP recoge en los arts. 147 (Aborto con muerte) y 148 (Aborto no consentido) variaciones del aborto sin permiso de la mujer. Por su parte, los arts. siguientes, es decir, 149 y 150, prevn otras modalidades donde el aborto es consentido por la mujer as como la no punibilidad del aborto en determinados casos, pero que no son conexos al tema del presente trabajo.

Luego, a partir del art. 155, existe en el COIP un pargrafo completo dedicado a los delitos de violencia contra la mujer o miembros del ncleo familiar. El art. 155 define trminos que sern utilizados a lo largo de ese pargrafo, el art. 156 sanciona la violencia fsica, el art. 157 tipifica la violencia psicolgica y el art. 158, sanciona la violencia sexual. Adems de los delitos, se establecen tambin una serie de contravenciones de violencia contra la mujer y miembros del ncleo familiar (art. 159).

Como parte de la violencia sexual y reproductiva, se sanciona la inseminacin no consentida (art. 164), la privacin forzada de capacidad de reproduccin (art. 165), el acoso sexual (art. 166), abuso sexual (art. 170), violacin (art. 171), violacin incestuosa (art. 171.1) y el estupro (art. 167), as como otros delitos en los que pueden verse perjudicadas nias y adolescentes, distribucin de material pornogrfico a nias, nios y adolescentes (art. 168), corrupcin de nias, nios y adolescentes (art. 169), utilizacin de personas para exhibicin pblica con fines de naturaleza sexual (art. 172), contacto con finalidad sexual con menores de dieciocho aos por medios electrnicos (art. 173) y oferta de servicios sexuales con menores de dieciocho aos por medios electrnicos (art. 174).

Por su parte, el art. 175 recoge algunas disposiciones que son comunes a los delitos antes mencionados, referentes a penas no privativas que pueden ser impuestas a los infractores, suspensin de la patria potestad, tutora, curatela y cualquier otra modalidad de cuidado sobre la vctima a fin de proteger sus derechos, as como la proteccin de las vctimas de estos delitos en el Sistema de Proteccin a Vctimas y Testigos.

 

Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres

Este cuerpo normativo refuerza los conceptos vertidos en el apartado 2.2. del presente trabajo, toda vez que en su art. 10, la Ley Orgnica Integral Para Prevenir y Erradicar La Violencia Contra Las Mujeres (LOIPPEVCM) define los distintos tipos de violencia, dejando de ser elementos descriptivos dentro de los tipos penales del COIP para pasar a ser elementos normativos, lo que dota de seguridad jurdica a esos tipos penales.

Adems de las definiciones antes referidas, la LOIPPEVCM entrega otras definiciones importantes (art. 4), de trminos tales como violencia de gnero contra las mujeres, relaciones de poder, entre otras. As mismo, recoge las obligaciones estatales (art. 5), los enfoques (art. 7) y los principios rectores que rigen la aplicacin de la normativa vigente (art. 8). Entre estos principios, cabe destacar el principio de diversidad, que reconoce la diversidad de las mujeres, independientemente de su edad y condicin, en concordancia con lo preceptuado en la Constitucin de la Repblica, Ley Orgnica de Gestin de la Identidad y Datos Civiles y normativa penal vigente as como el principio pro-persona, que establece que se aplicar la interpretacin ms favorable para la efectiva vigencia y amparo de sus derechos para la proteccin y garanta de derechos de las mujeres vctimas o en potencial situacin de violencia.

En la parte pertinente a los derechos, este cuerpo normativo recoge derechos emanados de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos, as como de la CRE y de otros cuerpos infraconstitucionales. Adems de una parte dogmtica, de derechos de las mujeres y obligaciones estatales, la LOIPPEVCM tambin prev la organizacin (art. 13), objeto (art. 14) y principios (art. 15) del Sistema Nacional Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Esto, sumado al resto de la LOIPPEVCM, la consolida como un cuerpo normativo muy completo en cuanto a la lucha contra la violencia ejercida hacia las mujeres. Es obligacin del Estado tomar este cuerpo normativo y aplicarlo de manera correcta.

 

Polticas pblicas aplicables en temas de violencia de gnero

Como se ha mencionado a lo largo del trabajo, el problema de la violencia de gnero, al ser un problema socio-cultural, no posee una solucin que sea estrictamente penal. Por el contrario, se debe buscar el auxilio de polticas pblicas que, enfocadas a la raz del problema, mitiguen, en compaa de la punicin penal, las causas de la violencia de gnero.

Para Benavente & Valds (2014), las polticas pblicas en temas de violencia de gnero son:

La politizacin de lo privado, convirtiendo en objeto de poltica pblica problemas que han sido tradicionalmente considerados privados. Estas polticas tienden a la justicia de gnero, por una parte, en la medida en que promueven el logro de la autonoma fsica de las mujeres y, por otra, sobre todo, porque al combatir una prctica basada en la desigualdad y la discriminacin de gnero ponen en cuestin el orden sobre el que se basa la violencia contra las mujeres (p. 24).

Al respecto, las polticas pblicas a desarrollarse pueden ser, en mencin de Rodrguez Enrquez & Pautassi (2016) licencias para trabajadoras vctimas de violencia de gnero, transferencias monetarias para los hijos/as vctimas de femicidio, ingresos monetarios para mujeres vctimas de violencia de gnero, asistencia legal para vctimas de violencia de gnero y financiamiento de costos fiscales de las polticas de reparacin.

 

Discusin

Los datos desarrollados en los resultados se interpretan de mltiples modos, que se explican a continuacin:

a)             En primer lugar, el carcter social y cultural de la violencia de gnero normaliza su ejecucin, doblegando a la mujer a aceptar esa violencia como algo natural, algo propio del lugar que ocupa en la sociedad. Desde este punto de vista, la normalizacin juega un papel preponderante en la falta de asuncin de nuevos roles por parte de la mujer en la sociedad.

b)             La desnormalizacin de la violencia destapa los crculos de violencia, dejando entrever que los agresores retoman las relaciones amorosas y familiares por necesidad de poseer a la mujer, as como de seguir perpetuando la violencia, en un acto de posesin.

c)             El Derecho penal ha sido tomado como el primer elemento de reaccin en mltiples legislaciones a nivel internacional. El principal motivo de esta resolucin ha sido que los Estados han credo que el Derecho penal solucionara, de manera preventiva, el problema. Sin embargo, se ha obviado su fuente social y cultural, donde el Derecho penal no tiene incidencia.

d)            Por su parte, las polticas pblicas se han enfocado a solucionar el problema una vez que ya se han llevado a cabo las agresiones (indemnizaciones econmicas, medidas de proteccin), sin embargo, no se han aportado polticas pblicas contundentes que aborden el tema antes de que suceda, no se ha logrado todava una proteccin real de la mujer antes de que sea violentada.

 

Conclusiones

A lo largo de la presente investigacin se ha apreciado que la violencia de gnero o violencia hacia la mujer es un tema que ha sido abordado desde el aspecto internacional as como nacional. Las cuestiones sociales y culturales, hace que la violencia hacia la mujer sea un tema de difcil abordaje, siendo tambin un problema de salud y de derechos humanos. Los diferentes tipos de violencia a los que estn expuestas las mujeres de toda edad, nacionalidad y etnia, as como los espacios donde pueden verse vulneradas, hace que esta temtica deba ser observada e intervenida desde pticas sociales, culturales y con apoyo jurdico.

Diferentes cuerpos normativos internacionales, de manera progresiva, han ido aportando a la creacin de normas que protejan a las mujeres en distintos mbitos de su vida pblica y privada, y a medida que se van desnormalizando otras formas de violencia, se van recogiendo medidas para detener el avance de la violencia. En el ordenamiento jurdico ecuatoriano, la promulgacin de la CRE 2008 ocasion un cambio en la poltica pblica as como en la legislacin. Dos de los principales cambios son la promulgacin del COIP (en el 2014) as como de la LOIPPEVCM (en el 2018). Estos cuerpos normativos consolidan los preceptos constitucionales de proteccin de la vida y de la atencin prioritaria y especializada a las mujeres.

Se concluye que la violencia a la mujer, con todas sus facetas y en todos los mbitos donde se desarrolla, la convierte en uno de los problemas sociales ms difciles de abordar y de resolver. Los mecanismos jurdicos disponibles en la actualidad pueden ser eficaces, siempre que los prestadores de justicia y todos los participantes de los procesos judiciales (fiscales, policas, etc) conozcan y apliquen estas normas de manera adecuada. Seguido de esto, deberan planificarse polticas pblicas enfocadas en combatir la violencia contra la mujer.

 

Referencias

1.                   Aler, I. (2012). Sociologa de la maternidad en Espaa. Maternidad y salud, ciencia, conciencia y experiencia. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad: Informes, estudios e investigacin.

2.                   Araiza, A., Gonzlez, A. (2016). Gnero y violencia simblica. Anlisis crtico del discurso de canciones de banda. Revista nfora, vol. 23, nm. 41, 133-155.

3.                   Barbosa, D., Modena, C. La violencia obsttrica en el cotidiano asistencial y sus caractersticas. Revista Latino-Americana de Enfermagem, nm. 26, 1-12.

4.                   Benavente, M., Valds, A. (2014). Polticas pblicas para la igualdad de gnero. Un aporte a la autonoma de las mujeres. Asuntos de gnero, Naciones Unidas, Cepal. Disponible en https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/37226/1/S1420372_es.pdf

5.                   Corsi, J. (2012). La violencia hacia las mujeres como problema social. Anlisis de las consecuencias y de los factores de riesgo. Documentacin de apoyo Fundacin Mujeres. Disponible en http://perso.unifr.ch/derechopenal/assets/files/obrasportales/op_20120308_01.pdf

6.                   Da Fonte, M. (2020). El bien jurdico: una categora analtica til para quienes operan justicia en casos de violencia intrafamiliar contra las mujeres en Ecuador. Violencia contra las mujeres en Ecuador. Seleccin de ensayos, 33-48.

7.                   Fernandes, J., Pereira, N., Moura, L., Laura de Camargo, C., Matheus, F., Menezes, C. (2017). Expressao da violencia intrafamiliar: histria oral de adolescentes. Revista Texto Contexto Enferm, vol. 26, nm. 4, 1-9.

8.                   Fernndez, J. (2005). La nocin de violencia simblica en la obra de Pierre Bourdieu: una aproximacin crtica. Cuadernos de trabajo social, (18), 7-31.

9.                   Fernndez, F. (2015). Qu es la violencia obsttrica? Algunos aspectos sociales, ticos y jurdicos. Revista Dilemata, (18), 113-128.

10.               Freidenberg, F. (2017). La violencia poltica hacia las mujeres: el problema, los debates y las propuestas para Amrica Latina, en Freindenberg, F. y Del Valle, G., Cuando hacer poltica te cuesta la vida. Estrategias contra la violencia poltica hacia las mujeres en Amrica Latina, Mxico, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurdicas.

11.               Gire. (2017). Violencia Obsttrica: un enfoque de Derechos. Grupo de Informacin en Reproduccin Elegida.

12.               Guajardo, G., Cenitagoya, V. (2017). Femicidio y suicidio de mujeres por razones de gnero. Desafos y aprendizajes en la Cooperacin Sur-Sur en Amrica Latina y el Caribe. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO-Chile. Disponible en https://biblio.flacsoandes.edu.ec/libros/digital/56418.pdf

13.               Kilpatrick, D. (2004). What is violence against women: defining and measuring the problem. Journal of Interpersonal Violence, (19), 1209-1234.

14.               Lena, M., Restrepo, J. (2016). Violencia contra las mujeres en poltica. En defensa del concepto. Poltica y Gobierno, vol. XXIII, (2), 459-490.

15.               Organizacin Mundial de la Salud. (2011). Violencia contra la mujer: violencia de pareja y violencia sexual contra la mujer. Nota descriptiva N. 239. Actualizacin de septiembre de 2011. Ginebra, Organizacin Mundial de la Salud.

16.               Organizacin Mundial de la Salud. (2016). Informe sobre la situacin mundial de la prevencin de la violencia 2014. Washington, DC.

17.               Otlora, J. (2017). Participacin y violencia poltica contra las mujeres en Amrica Latina: una evolucin de marcos y prcticas, en Freindenberg, F. y Del Valle, G., Cuando hacer poltica te cuesta la vida. Estrategias contra la violencia poltica hacia las mujeres en Amrica Latina, Mxico, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurdicas.

18.               Pez, V. (2019). La violencia econmica y patrimonial entre cnyuges y el derecho a la igualdad. Tesis de Grado, Universidad Tcnica de Ambato. Disponible en https://repositorio.uta.edu.ec/bitstream/123456789/29672/1/FJCS-DE-1102.pdf

19.               Piscopo, J. (2016). Capacidad estatal, justicia criminal y derechos polticos: Nueva mirada al debate sobre la violencia contra las mujeres en poltica. Poltica y Gobierno, 23(2), 471-492.

20.               Piscopo, J. (2017). Los riesgos de sobrelegislar: repensando las respuestas institucionales a la violencia contra las mujeres que hacen poltica en Amrica Latina, en Freindenberg, F. y Del Valle, G., Cuando hacer poltica te cuesta la vida. Estrategias contra la violencia poltica hacia las mujeres en Amrica Latina, Mxico, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurdicas.

21.               RAE (Real Academia Espaola). Definicin de deliberado. Disponible en https://dle.rae.es/deliberado

22.               Rodrguez Enrquez, C., Pautassi, L. (2016). Violencia contra las mujeres y polticas pblicas. Implicancias fiscales y socioeconmicas. Asuntos de gnero, Naciones Unidas, Cepal. Disponible en https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/40483/6/S1600701_es.pdf

23.               Ronquillo, S. (2019). Abuso sexual a travs de redes sociales a nios y nias menores de 18 aos de edad en el Distrito Metropolitano de Quito. Tesis de Grado, Universidad Central del Ecuador. Disponible en: http://www.dspace.uce.edu.ec/bitstream/25000/17527/1/T-UCE-0013-JUR-145.pdf

24.               Rousseaux, A. (2013). La violencia contra la mujer como problema social. Revista Informacin Cientfica, 78(2), 1-12.

25.               Ruiz, C., Jarabo, Q., Blanco, P. (2004). La violencia contra las mujeres, Prevencin y deteccin. Madrid: Ediciones Daz Santos.

26.               Safranoff, A. (2017). Violencia psicolgica hacia la mujer: cules son los factores que aumentan el riesgo de que exista esta forma de maltrato en la pareja?. Revista Salud Colectiva, 13(4), 611-632.

27.               Trufello, P. (2010). Violencia patrimonial como un tipo de violencia intrafamiliar. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Disponible en: https://www.camara.cl/camara/media/seminarios/violencia/bcn_2.pdf

28.               Unidad de Igualdad de Gnero. (2017). Violencia patrimonial y econmica contra las mujeres. Mxico.

29.               Valerio, G. (2018). Violencia y abuso sexual en la niez y la adolescencia. Revista de la Sociedad Uruguaya de Ginecologa de la Infancia y Adolescencia, vol. 7(3), 7-11.

30.               Walker, L. (1994). The Battered woman sndrome. Nueva York: Springer Publishing.

31.               Zaffaroni, E. (2012). Por qu Zaffaroni cree que no existe el femicidio en Argentina. Diario Clarn. Disponible en https://www.clarin.com/sociedad/zaffaroni-cree-existe-femicidio-argentina_0_ryQtPdYvmg.html

32.               Yugueros, A. (2014). La violencia contra las mujeres: Conceptos y causas. Revista Castellano-Manchega de Ciencias Sociales, (18), 147-159.

33.               Corte Constitucional de Colombia. (2014). Sentencia T-967/14.

34.               Corte Constitucional del Ecuador. (2019). Sentencia No. 904-12-JP/19.

 

 

 

2020 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) (https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Julissa Estefanía Tejedor-Gómez, Gieleny Estéfany González-Ortega, Armando Rogelio Durán-Ocampo

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip