Ciencias Técnicas y Aplicadas

Artículo de Investigación

 

Historias de vida de los adultos mayores en relación al cuidado amoroso

Life stories of the elderly in relation to loving care

Histórias de vida de adultos mais velhos em relação aos cuidados amorosos

 

Jhocelyn Mikaela Pérez-Bayas I

[email protected]

https://orcid.org/0000-0002-6528-8717

 

 

Erika Jaqueline Rodríguez-Chugá II

[email protected]

https://orcid.org/0000-0003-4956-7051

 

 

Silvana Ximena López-Paredes III

[email protected]

https://orcid.org/0000-0001-9289-8089

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

*Recibido: 30 de agosto de 2021 *Aceptado: 22 de septiembre de 2021 * Publicado: 18 de octubre de 2021

 

  1. Licenciada en Ciencias de la Enfermería, Guaranda, Ecuador.
  2. Licenciada en Ciencias de la Enfermería, Quito, Ecuador.
  3. Licenciada en Ciencias de la Enfermería, Magíster en Gerencia en Salud para el Desarrollo Local, Guaranda, Ecuador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

El presente trabajo tiene como propósito conocer las historias de vida de los adultos mayores en relación al cuidado amoroso recibido en el Centro de Salud San Simón y Fundación su Cambio por el Cambio, cantón Guaranda, provincia Bolívar del Ecuador, mediante la aplicación de una entrevista a profundidad que permita develar su perspectiva y así comprender su situación. Siguiendo como metodología el paradigma naturalista de la investigación, con un enfoque cualitativo fenomenológico para conocer y comprender la percepción de los cuidados amorosos recibidos por la población de 10 adultos mayores atendidos en las instituciones. La información levantada fue analizada por medio del uso del software Atlas Ti v. 9, creando una unidad hermenéutica compuesta por códigos, memos y citas, enfocándose en tres categorías núcleo, el cuidado integral, el desarrollo de la relación de los cuidados amorosos y la satisfacción de las necesidades humanas a partir de ellas. Como conclusión se identificó la percepción del cuidado integral y de calidad recibida por los profesionales sanitarios y cuidadores del centro de salud y fundación evidenciando una actitud de autocuidado en los adultos mayores, satisfaciendo las necesidades físicas, emocionales y psicológicas de cada participante creando un vínculo de buena comunicación y trato empático entre el paciente – cuidador.

Palabras clave: Cuidados amorosos; adultos mayores; enfermería; estudio fenomenológico.

 

Abstract

The purpose of this work is to know the life stories of older adults in relation to the loving care received at the San Simón Health Center and “Fundación su Cambio por el Cambio”, Guaranda canton, Bolívar province of Ecuador, through the application of an interview in depth that allows you to reveal your perspective and thus understand your situation. Following as a methodology the naturalistic research paradigm, with a phenomenological qualitative approach to know and understand the perception of the loving care received by the population of 10 older adults cared for in institutions. The information collected was analyzed using the Atlas Ti v. Software. 9, creating a hermeneutical unit composed of codes, memos and quotes, focusing on three core categories, integral care, the development of the relationship of loving care and the satisfaction of human needs based on them. As a conclusion, the perception of comprehensive and quality care received by health professionals and caregivers of the health center and foundation was identified, evidencing an attitude of self-care in the elderly, satisfying the physical, emotional and psychological needs of each participant creating a bond of good communication and empathic treatment between the patient - caregiver.

Keywords: Loving care; older adults; nursing; phenomenological study.

 

Resumo

O objectivo deste estudo é aprender sobre as histórias de vida dos adultos mais velhos em relação aos cuidados amorosos recebidos no Centro de Saúde de San Simón e na “Fundación su Cambio por el Cambio”, cantão de Guaranda, província de Bolívar, Equador, através da aplicação de uma entrevista aprofundada para revelar a sua perspectiva e assim compreender a sua situação. A metodologia utilizada foi o paradigma naturalista da investigação, com uma abordagem fenomenológica qualitativa a fim de conhecer e compreender a percepção dos cuidados amorosos recebidos pela população de 10 adultos idosos atendidos nas instituições. A informação recolhida foi analisada utilizando o software Atlas Ti v. 9, criando uma unidade hermenêutica composta por códigos, memorandos e citações, centrando-se em três categorias centrais, cuidados abrangentes, desenvolvimento da relação de carinho e satisfação das necessidades humanas a partir deles. Em conclusão, foi identificada a percepção dos cuidados integrais e de qualidade recebidos pelos profissionais de saúde e cuidadores do centro de saúde e da fundação, evidenciando uma atitude de autocuidado nos adultos mais velhos, satisfazendo as necessidades físicas, emocionais e psicológicas de cada participante, criando um laço de boa comunicação e tratamento empático entre o paciente - cuidador.

Palavras-chave: Cuidados amorosos; adultos idosos; enfermagem; estudo fenomenológico.

 

Introducción

El envejecimiento trae consigo el incremento de las necesidades de cuidado de los individuos, dependiendo principalmente de la condición de salud y las prácticas saludables, condiciones generales y la calidad de vida de cada persona. Considerar a una persona como adulto mayor depende especialmente de las condiciones físicas de este, sin embargo, de forma general se puede decir que una persona forma parte del grupo de adultos mayores a partir de los 65 años de edad.

Durante la adultez mayor se ponen en manifiesto distintas enfermedades y patologías físicas, mentales y psicológicas. De acuerdo a Baca A. y Ruiz R. (2020) los adultos mayores manifiestan mayores necesidades fisiológicas debido a la degeneración natural del cuerpo humano, creando necesidades de cuidado e incrementando el nivel de dependencia de su familia.

Bajo esta premisa se da a notar la importancia de que los servicios sanitarios y cuidados enfermeros brindados a esta población vulnerable deben enfocarse en actividades de monitorización integral del paciente considerando cuerpo, mente y espíritu. En dicho contexto Viñas G. et al (2020) explica que aquellos que tengan el rol de cuidar a personas ancianas necesitan entender el sufrimiento que viene de la mano con el proceso de envejecimiento y enfermedad, ya que en muchas ocasiones los pacientes objeto de cuidado comprenden que se encuentran en la etapa final de la vida, lo que conlleva la aparición de sentimientos de ansiedad, dudas tristezas o inconformidades con la vida.

Los cuidados de enfermería contemplan una serie de dimensiones, incluyendo aspectos científicos y humanizados. Según la teorizante Jean Watson, el cuidado debe ser considerado como una actividad integral y holística, planteando que los cuidados “amorosos” debían partir de una integración evolutiva de los conocimientos y del desarrollo de la moral y respeto hacia otros, comprendiendo que “si bien una enfermera/o, puede ayudar al otro a resolver problemas y promover a restaurar su salud, no puede crearle ni restaurarle la salud” (Flores P., 2017, p. 10).

Otro ponente de las teorías de cuidados humanizados y amorosos fue el filósofo Heidegger, quien en su obra “Ser y Tiempo” en 1924 introduce la filosofía del cuidado “el Dasein”, en el cual describe desde la fenomenología un análisis de la vida humana, donde lo que aparece en y para la vida es el cuidado, por tal motivo, se cuida en todo momento de sí misma y la observación es un modo derivado del cuidado. Es entonces donde esta perspectiva que se adopta en el ejercicio enfermero dentro de las prácticas de cuidado, cada profesional de enfermería requiere entender su existencia, su realidad y propósito en el mundo, es decir el “Dasein” con el propósito de desempeñarse como cuidadores, iniciando con el reconocimiento propio para comprender las necesidades de los demás (Ramírez Pérez, Cárdenas Jiménez, y Rodríguez Jiménez, 2015).

En dicho contexto Rodríguez et al. (2015) explican que los enfermeros al ofrecer cuidados deben experimentar un sentimiento de motivación por servir a otros, siendo necesario el desarrollo de conocimientos para la comprensión del otro acompañándolo “en sus transiciones y sentimientos con una capacidad humilde, amorosa y de escucha” (p.196).

Para el desarrollo de la investigación se procedió a realizar una búsqueda de algunos referentes teóricos y científicos precedentes, entre los que se destaca el abordaje de Durán et al. (2017) quienes describieron la percepción del cuidado humanizado brindado por las profesionales de enfermería, desde las perspectivas de un grupo de 99 adultos mayores pertenecientes al Programa de Salud Cardiovascular en el Centro de Salud Familiar Dr. Joel Arriagada Peña de la comuna de Pinto. En dicha investigación los investigadores identifican que el cuidado humanizado es un componente esencial, el cual se pone en manifiesto a través del nivel de satisfacción de las necesidades humanas, alcanzado por medio de la amabilidad y empatía, favoreciendo sentimientos positivos y fomentando una relación de cuidado basado en ayuda y confianza.

Por su parte Reátegui P. (2018), en su investigación sobre las vivencias de cuidado humanizado de un grupo de adultos mayores que formaban parte de un programa de atención domiciliaria, identificando que existía una carencia en los cuidados brindados a los adultos mayores, debido a que no recibían atención de parte de los familiares o de los cuidadores. Por lo que la autora identificó que los profesionales de enfermería debían satisfacer las necesidades por medio de cuidados enmarcados “en una guía de procedimientos del cuidado de pacientes adulto mayor, enfatizando en todo momento al cuidador sobre el cuidado integral y el autocuidado al paciente autovalente logrando el bienestar y la armonía familiar” (p.45). Para la enfermera es necesario comprender que su quehacer gerontológico aborda al adulto mayor como un ser humano íntegro, que tiene una historia de vida, que ha construido una historicidad de sí mismo (Guerrero Castañeda et al, 2019, p. 7).

El envejecimiento implica la degeneración natural de las habilidades físicas y psicológicas de la persona, por lo que incrementa las necesidades de cuidados, las cuales deben ser suplidas por los profesionales de enfermería o cuidadores.  De acuerdo a lo explicado por Aguilar (2020) es de importancia que se generen acciones formativas de los enfermeros centrada en los cuidados humanísticos y holísticos hacia los adultos mayores, aspecto que les permitirá establecer “un vínculo empático que permitirá un cuidado amoroso, ético, empático en donde el sujeto de cuidado es nuestro centro” (p. 22).

Según explica Davis, Bustamante y López (2021) en su investigación lograron identificar que los adultos mayores perciben el buen trato enfermero cuando estos dedican tiempo para escuchar y brindan un buen trato mostrando interés y respeto, por medio de conversaciones cariñosas que le ayudan a formar un clima afectivo. En dicho contexto explican que el cuidado a adultos mayores debe fundamentarse en la comprensión de cada individuo de forma integral, aspecto que permite a los ancianos a atravesar la etapa de la vejez con mayor calidad de vida.

En dicha línea investigativa explican Gutiérrez Murillo et al. (2021) que la institucionalización de la práctica empática en los servicios de salud propicia oportunidades para la formación del vínculo asistencial entre el profesional sanitario y el adulto mayor, por consiguiente, una asistencia empática abriría caminos para la promoción de la atención integral a la salud del adulto mayor aspirada por los sistemas públicos de salud. Por su parte, Tejeda, Suárez y Dandicourt (2021) refieren que la función de los enfermeros comunitarios requiere de una integración humanizada de los con los grupos familiares, y de forma específica en el caso de los adultos mayores el cuidado humanizado es la única forma de satisfacer de forma integral las necesidades de cuidado. Con este enfoque de cuidados enfermeros, se responden las necesidades de cada paciente de forma integral, al realizar acciones para la mejora de las condiciones de salud, de los problemas físicos y emocionales.

Por tal motivo Cedeño (2017) manifiesta que los cuidadores de los Centros Gerontológicos deben ser personas amables, con ética y con la disposición de prestar una atención de calidad abarcando los aspectos técnicos, sociales y psicológicos de cada uno de los adultos mayores a su cargo, identificando que los adultos mayores cuidados con calidez, amabilidad y cariño no desarrollan en su mayoría estados depresivos.

Los adultos mayores necesitan de una atención por parte del personal de salud en el que le proporcionen además de los medicamentos y controles rutinarios, les brinde una atención enmarcada dentro del respeto y el buen trato, con manifestaciones de cariño y de compresión de su condición física.

En el caso de Ecuador, la Constitución de la República del 2008, en el Capítulo tercero, de los derechos de las personas y grupos de atención prioritarias, refiere en su artículo 35, que los adultos mayores deben recibir atención prioritaria en los ámbitos públicos y privado, y de forma específica en la Sección primera; adultas y adultos mayores indica en su artículo 36; que los adultos mayores son considerados un grupo vulnerable objeto de atención prioritaria, por lo que los centros especializados deben garantizar aspectos relativos a la salud, condición nutricional cuidado diario y protección de sus derechos.

En el presente estudio de caso, se buscó analizar la situación de los cuidados amorosos brindados a la población de adultos mayores que son atendidos en el Centro de Salud San Simón, y en la Fundación “Su cambio por el Cambio”. En una visita exploratoria que permitiese conocer ambas instituciones se logró identificar lo siguiente;

En cuanto al Centro de Salud San Simón, se conoció que en dicho centro sanitario el servicio asistencial es brindado por Médicos, Enfermeras/os, Técnicos de Atención Primaria en Salud (TAPS), quienes dan atención aproximadamente a 150 adultos mayores. Según el diagnóstico situacional de esta institución, antes de la situación del COVID-19, se daba asistencia de manera presencial a cerca de 140 adultos mayores, que, según sus necesidades, asistían a control de salud o en busca de los medicamentos que les eran dispensados allí. Ahora bien, en el marco de la pandemia, el personal de salud, ofrece un servicio comunitario a las poblaciones vulnerables, asistiendo profesionalmente a los adultos mayores en sus hogares. En estos recorridos se alcanza a brindar atención entre 30 a 40 adultos mayores al mes, donde se revisa la evolución de las enfermedades, control de signos vitales y entrega de medicamentos (Pérez y Rodríguez, 2021).

La Fundación “Su Cambio por el Cambio” nacida en Quito en el año 1990 con el propósito de brindar apoyo a los grupos vulnerables con alta incidencia de pobreza, esto por medio de la generación y ejecución de proyectos sociales de desarrollo sustentable, financiado directamente o mediante la contribución y aporte económico o tecnológico de organismos públicos y privados. Uno de sus proyectos sociales de esta fundación se encuentra en la Parroquia San Simón del Cantón Guaranda, provincia Bolívar, iniciando sus actividades en marzo del año 2003, brindando apoyo a la comunidad en las áreas de educación, formación y desarrollo comunitario. Esta entidad de servicio social y sin fines de lucro es administrada por la congregación “Hermanas Ángel de la Guarda”, siendo el propósito de la fundación promover el desarrollo integral de niños, jóvenes y adultos mayores de la Parroquia Rural de San Simón, mediante la formación y capacitación contribuyendo a una mejor calidad de vida. Siendo parte de la fundación se cuenta con el Centro Gerontológico Diurno Ángel de la Guarda encargado de brindar cuidados a los adultos mayores de bajos recursos o en abandono por sus familiares.

En una visita inicial a las instalaciones de la fundación se identificó que los cuidados son brindados por; 2 promotoras, 1 psicóloga, 1 terapeuta ocupacional, 1 terapeuta físico y 1 pasante de trabajo social. En dicho centro gerontológico son atendidos 70 adultos mayores, quienes reciben atención domiciliaria al mes. Se brinda servicios asistenciales que consisten en dar apoyo físico, emocional, verificación de las capacidades cognitivas, levantamiento de fichas sociales y psicológicas mediante la aplicación de test de desarrollo, según la planificación semanal de la persona encargada del centro gerontológico.

 

Metodología  

El presente estudio de caso siguió la metodología cualitativa, con enfoque fenomenológico, permitiendo identificar la percepción de los cuidados amorosos recibidos por la población de adultos mayores atendidos en las instituciones; Centro de Salud San Simón y la Fundación “Su Cambio por el Cambio”.

Para comprender desde la fenomenología, se empleó una entrevista a profundidad, y a partir de los relatos e historias de vida se generó una unidad hermenéutica, conformada por categorías de análisis. 

Debido al enfoque del estudio se trabajó con el proceso de muestreo por conveniencia, el cual permitió identificar aquella población de interés que ayudó a generar una idea clara sobre el problema en estudio. Los criterios de inclusión definidos para la selección fueron; adultos mayores de 65 años atendidos en el Centro de Salud San Simón, y/o de la Fundación Su Cambio por el Cambio, sede San Simón, tener la capacidad psicológica y comunicativa para responder las preguntas formuladas, estar consciente de la actividad a realizar, aceptar el uso de la información solicitada por medio de la firma del consentimiento informado, en base a estas premisas se seleccionarán un total de 10 adultos mayores; 5 atendidos en el Centro de Salud San Simón y 5 atendidos en la Fundación “Su cambio por el cambio”, San Simón (Pérez y Rodríguez, 2021).

Para la ejecución del proceso de recolección de información se empleó como instrumento un cuestionario abierto el cual sirvió como guía para la entrevista a profundidad a realizar con cada uno de los adultos mayores participantes.

La información levantada fue recopilada en formato de audio y fotografía, los cuales fueron transcritos, respetando en mayor medida las formas de expresión y contenido suministrado por cada participante. Dichos documentos primarios (DPs) de análisis fueron procesados por medio del uso del software Atlas Ti v. 9, creando una unidad hermenéutica compuesta por los siguientes objetos;

          10 Dps: Documentos primarios constituidos por las entrevistas transcritas de los participantes.

          3 Códigos: Categorías núcleo de análisis que surgen a partir de las preguntas y respuestas obtenidas por los participantes.

          10 Memos: Subcategorías de análisis asociadas a las categorías núcleo.

          100 Citas: Correspondientes a las respuestas de los adultos mayores, resaltando las partes más importantes y que guardan relación con las categorías.

          4 redes: representaciones gráficas de las relaciones entre los códigos y memos con las citas mediante enlaces que se despliegan, obteniendo el reporte general de la unidad hermenéutica.

Una vez ingresados los datos permitió generar 3 categorías núcleo, de la primera y tercera categoría se obtuvo 3 subcategorías, de la segunda categoría se obtuvo 4 subcategorías. Al concluir con el análisis completo el programa Atlas Ti v9 reportó un informe de resultados en relaciona los códigos, memos y citas, también de la red de códigos, permitiendo finalizar el análisis de las entrevistas aplicadas.

 

Resultados

Durante el envejecimiento las necesidades de autocuidado se incrementan tanto a nivel fisiológico, psicológico y emocional requiriendo de una atención particularizada enfocada en las necesidades de atención de cada paciente. Los adultos mayores continuamente experimentan problemas de salud por lo que requieren de cuidados de los profesionales sanitarios, dichos cuidados deben estar enfocados en la promoción y prevención de salud, bienestar emocional y recuperación física.

La atención a adultos mayores debe considerar los aspectos relativos al ambiente sociocultural de cada paciente, esto con el propósito de poder brindar atención integral donde más allá de la técnica profesional estos reciban un cuidado amoroso, empático, compasivo y humano. Para alcanzar la satisfacción integral de las necesidades, los cuidadores, profesionales sanitarios, psicólogos o visitadores sociales, deben contar con habilidades y destrezas que les permitan abordar los cuidados de forma empática, emocional, ética y fundamentada en los valores y respeto por el otro.

En el presente estudio de caso, se aborda desde la fenomenología las necesidades y experiencias de cuidados amorosos de un grupo de adultos mayores atendidos en el Centro de Salud San Simón y la Fundación “Su Cambio por el Cambio”. Para ello se procedió a la aplicación de una entrevista a profundidad, información analizada mediante categorías y subcategorías que permitieron identificar aspectos de relevancia sobre las historias de vida de este grupo de adultos mayores.

Figura 1: Red de análisis de la información

Fuente: Pérez y Rodríguez, 2021

 

 

A continuación, se presentan los resultados obtenidos en cada categoría de análisis;

Categoría 1 Cuidado integral

Según la información suministrada por los adultos mayores que participaron en el estudio de caso se logró identificar que en cuanto a la percepción de los cuidados de forma integral, la mayoría consideraba que por parte de los profesionales que les realizaban visitas en los hogares, existía una preocupación genuina, llegando a experimentar que el trato recibido era transpersonal, sintiendo que los cuidados semejaban a los recibidos por sus hijos. Tal como lo explica Viñas G. et al. (2020) donde describe las necesidades de cuidado integral por parte de los adultos mayores; Cada persona que desempeñe el rol de cuidar a un adulto mayor debe comprender el sufrimiento ocasionado por el envejecimiento y la enfermedad; la persona objeto de cuidado está llena de dudas, temores, insatisfacciones, y asuntos pendientes que no sabe si podrá resolver (p. 7).

Los adultos mayores expresan que las visitas de la fundación incluyen actividades recreativas y educación sobre cómo aplicar las medidas de autocuidado sobre todo en el marco de la situación actual. También refieren que, durante el proceso de cuidado recibido, los trabajadores establecen una buena comunicación con cada uno de ellos. Según la corriente filosófica del cuidado de Heidegger los cuidadores deben comprender su existencia, su estar en el mundo, el estar ahí, es decir su Dasein para llevar a cabo el cuidado, debe comenzar por conocerse a sí misma(o) para conocer las necesidades del otro. En ese contexto se observa que en las intervenciones existe mayor afinidad emocional y mejor trato por parte de los cuidados recibidos por los profesionales de la fundación, debido a la interacción que establecen y a la frecuencia de las visitas en cada uno de los hogares.

En ese orden de ideas, según las experiencias de cuidado especializado, los adultos mayores expresaron que las actividades lúdicas, recreativas y artísticas fomentadas por los visitadores de la Fundación, permiten experimentar emociones positivas. Algunos refieren que durante las reuniones que realizaban antes de la pandemia hacían actividades recreativas donde se divertían bailando, cantando, jugando y compartían momentos que los llenaban de alegría y satisfacción. En ese contexto explica Cariqueo (2017) a   que la atención y cuidados brindados a los adultos mayores deben centrarse en “Aliviar las necesidades físicas, emocionales y espirituales del adulto mayor cuando ya no se puede hacer otra cosa es indispensable. Es el tiempo del cuidado cariñoso, de la ayuda y la compañía hasta el final” (p. 93).

Por parte del Centro de salud, los adultos mayores entrevistados indican que los cuidados recibidos por los profesionales de salud son con empatía, recibiendo visitas continuas para monitorear la salud y en ocasiones cuando requieren de mayores cuidados como en el caso de la recuperación post operatoria, la atención es de calidad. Tal como lo menciona Celano (2017) donde explica que los cuidadores y personal de salud debe “crear un ambiente de seguridad, tranquilidad, empatía, donde se sienta capaz de hablar y hacer preguntas, logrando mejor adherencia del paciente al tratamiento, un mejor control de los síntomas, o efectos adversos y estando involucrado en su autocuidado” (p. 135).

En contraposición en cuanto a las experiencias emocionales durante el cuidado en el Centro de Salud, algunos de los entrevistados, indican que su experiencia ha sido negativa resaltando continuamente que no pueden ser atendidos allí por pertenecer al seguro campesino sin embargo los atendían, pero no con la misma empatía que atendían a sus familiares. Al respecto según manifiesta Sterling de Kennion (2017) en su investigación a nivel emocional y psicológico existe una mejor autopercepción de la salud en aquellos adultos mayores que perciben sus cuidados como verdaderamente humanizados.

Categoría 2 Desarrollo de la relación de cuidados amorosos

Con respecto a los cuidados amorosos, esta categoría permitió conocer a través de las vivencias de los adultos mayores la relación que existe entre el vínculo paciente - cuidador, algunos adultos mayores consideraban que las visitas son escasas y breves. También manifestaban que las visitas con mayor frecuencia les serían muy gratificantes porque se sentirán acompañados y escuchados por alguien ya que en su hogar pasaban solos. Situación similar vivenciada en la investigación de Reátegui Picón (2018) donde identificó que en el caso de los adultos mayores objeto de su estudio, participantes del programa de atención domiciliaria PADOMI, no recibían atención de forma periódica por parte de los cuidadores.

En otras opiniones, los adultos mayores expresaron que la atención era cálida y de buena voluntad, incluso en algunos casos les proporcionaban medicina de acuerdo a las necesidades requeridas. Enfatizando que las visitas domiciliarias recibidas les brinda ánimo y consuelo en situaciones que experimentan soledad y desesperación. En tal sentido según lo expresa la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (2018) manifiesta que debido a que muchos adultos mayores experimentan restricciones en las interacciones sociales con su entorno familiar se produce un debilitamiento de las redes sociales afectando “muy negativamente a la calidad de vida de las personas adultas mayores, pues, como demuestra la evidencia científica, la afectividad y la vinculación emocional con las personas queridas son factores determinantes de bienestar en esta fase vital” (p.32).

En el cuidado amoroso, los entrevistados indicaron que los cuidadores, por lo general los visitan y motivan al autocuidado, sobre todo por medio de un cuidado amoroso y compasivo, haciéndolos sentir valorados cuando los llaman por sus nombres o con palabras de afecto brindándoles confort emocional. Además, manifiestan que realizan actividades recreativas en el hogar donde experimentan distintas emociones haciéndoles sentir bien física y emocionalmente.

En ese contexto en la investigación de Guerrero Castañeda et al. (2019) se explica que: el cuidado ha fundamentado la comprensión de un sentido de vida del ser adulto mayor hasta el día de hoy en su vejez, por lo cual la enfermería puede abordar los momentos temporales del ser y explorar cómo ha elaborado su propia comprensión de sí para sentirse pleno, pudiendo así transferir el cuidado a otros (p. 7).

Otro aspecto de interés en este estudio fue identificar el vínculo de confianza que se establecía entre los adultos mayores y cuidadores, en tal sentido, relatan que los cuidados recibidos anteriormente no eran de calidad, llegando a ser incluso tildados de egoístas, por lo que no se formaban lazos de confianza con los profesionales. Los adultos mayores expresaban que a diferencia del trato y atención que hoy reciben hay cuidadores que les brindan nexos de confianza y seguridad durante la atención recibida en el establecimiento de salud como en el domicilio. Con relación a ello Durán et al. (2017) En su investigación determinó que; El cuidado humanizado como elemento esencial, el que solo se puede manifestar de manera eficaz por medio de la satisfacción de necesidades basadas en los valores humanos fundamentales como la amabilidad, empatía, (…) permitiendo la expresión de sentimientos, tanto positivos como negativos, de modo que se fomente y priorice una verdadera relación de cuidado y de ayuda-confianza (p.51).

En ese contexto a nivel emocional y psicológico existía una mejor autopercepción de la salud en aquellos que percibían sus cuidados como verdaderamente humanizados. Es por esta razón tal como lo explican Rodríguez et al. (2015) los profesionales de enfermería o cuidadores deben sentirse motivados a brindar cuidados a otros, ya que estos tendrán mejores resultados si se brindan de forma humilde, amorosa y comprensiva.

En cuanto a los cambios experimentados gracias a los cuidados amorosos recibidos, los adultos mayores indicaron que han mejorado su condición de salud física y emocional, fortaleciéndolos como seres humanos que requieren cuidados con empatía, delicadeza y dedicación por profesionales con vocación y humanismo hacia las personas y brindándoles seguridad en la atención constante y especializada a través del apoyo en la satisfacción de las necesidades cotidianas.

Categoría 3 Satisfacción de las necesidades humanas

Con relación a la satisfacción de las necesidades humanas a nivel físico y emocional se logró conocer el agradecimiento que sienten hacia el Centro de Salud San Simón y la Fundación su cambio por el cambio, por el apoyo y atención de calidad que reciben de dichas instituciones que brindan cuidado al adulto mayor, además algunos de ellos indican que reciben alimentos, por parte de la Fundación y les brindan cuidados en cada visita a su domicilio o cuando requieren de atención médica el personal de salud les ayuda a gestionar de manera inmediata.

Al respecto Aguilar (2020) indica que un vínculo empático permitirá un cuidado amoroso, ético en donde el sujeto de cuidado es nuestro centro, todo ello con la finalidad de que estos profesionales de la Salud aborden la atención sanitaria de una forma más creativa y amorosa siempre respetando la integridad del adulto mayor y garantizando la no exclusión social del anciano.

En cuanto a la parte emocional y humana, expresan que antes de la pandemia realizaban viajes recreativos a diferentes lugares del país y compartían en la comunidad con otros adultos mayores, ahora las actividades recreativas se realizan en el hogar de cada uno de ellos donde realizan juegos de mesa, manualidades, ejercicios y terapias acorde a su condición física, procurando mantener la actividad en los adultos mayores. En dicho contexto, expresa Calero et al. (2016) que el desarrollo de actividades recreativas mejora el estado de salud mental y espiritual, dado que un buen estado de ánimo determina una mejor calidad de vida y una mejor integración en la sociedad y en el círculo familiar.

Otra apreciación de los adultos mayores entrevistados fue los aspectos a mejorar en cuanto a los cuidados recibidos por parte del personal que brinda atención en ambas instituciones, esto con la finalidad de experimentar mayor satisfacción, manifestando que no desean ningún cambio en la atención recibida, debido a que siempre reciben cuidados con paciencia, empatía y respeto. Tal como lo expresó Davis, Bustamante, y López (2021) en su investigación, donde concluye que los adultos mayores percibieron a una buena enfermera como aquella que los sabe escuchar y toma tiempo para ello, los trata con bien y con respeto mostrando interés en ellos, establece con ellos una conversación cariñosa y casual, crea un clima afectivo que motiva su confianza.

En ese ámbito, se consultó la necesidad de frecuencia de la atención identificando que los adultos mayores desean recibir visitas de manera continua, ya que por medio de estas visitas ellos se distraen realizando diversas actividades que los hace salir de su rutina, además socializan y se olvidan de sus pesares y problemas durante las conversaciones con los cuidadores. Dicho hallazgo concuerda con lo identificado por Tejeda, Suárez, y Dandicourt (2021) donde describen que el cuidado humanizado es la vía para alcanzar la satisfacción del paciente anciano, ya que con este tipo de cuidados enfermeros, se atienden las necesidades de cada paciente velando por su situación integral, realizando actividades de cuidado enfocados en la resolución de problemas físicos y emocionales o brindando educación “con lo cual la sensación de apoyo y compañía de los pacientes y familiares contribuye al bienestar.

Conclusiones

Se identificó la percepción del cuidado integral y de calidad recibido por los profesionales sanitarios y cuidadores del centro de salud y fundación, evidenciando actitud de autocuidado en los adultos mayores, satisfaciendo las necesidades de cuidado físicas, emocionales y psicológicas de cada participante.

Según los relatos de vida de los adultos mayores, el cuidado con enfoque compasivo y amoroso lo reciben en su mayoría por los cuidadores de la fundación “Su cambio por el cambio”, quienes con paciencia brindan acompañamiento a través de las visitas domiciliarias, fomentando un ambiente de comunicación y un vínculo afectivo con cada uno de los cuidadores.

De forma puntual los adultos mayores expresan la necesidad de visitas en su domicilio con mayor frecuencia ya que por medio de ellas logran satisfacción emocional experimentando alegría y compañía.

Los adultos mayores recalcan su agradecimiento hacia las instituciones que le brindan cuidados empáticos, donde han recibido atención para su salud física y emocional e incluso proporcionándoles alimentación de forma periódica para que puedan sobrellevar la dura realidad.

 

Referencias

  1. Aguilar, V. (2020). Un abordaje biocéntrico para el cuidado de los adultos mayores: Experiencia de integración docencia-extensión e investigación en la formación de profesionales de enfermería. Iberoamericana de Enfermería, 1(1), 22-27.  https://publicaciones.unpa.edu.ar/index.php/boletindeenfermeria/article/view/365/342
  2. Baca A., S., y Ruiz R., Z. (2020). Calidad de cuidado de enfermería del paciente adulto mayor Hospital Belén de Trujillo. [Tesis final de grado, Universidad Nacional de Trujillo, Facultad de Enfermería]. http://www.dspace.unitru.edu.pe/bitstream/handle/UNITRU/15952/1932.pdf?sequence=3yisAllowed=y
  3. Calero, S., y et al. (2016). Influencia de las actividades físico-recreativas en la autoestima del adulto mayor. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas, 35(4). http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttextypid=S0864-03002016000400007
  4. Canitas. (2016). Cuidados de Enfermería en el adulto mayor. Guías y consejos para ancianos y sus familiares: https://canitas.mx/guias/cuidados-de-enfermeria-en-el-adulto-mayor/
  5. Cariqueo, C. (2017). Adulto mayor y cercanía a la muerte. En M. Martí, y S. Estrada (Ed.), Jornada de Enfermería realizada por la Fundación Alberto J. Roemmers. Buenos Aires. https://www.roemmers.com.ar/sites/default/files/Enfermer%C3%ADa%20en%20la%20Atenci%C3%B3n%20al%20Adulto%20Mayor.pdf
  6. Cedeño, E. (2017). Satisfacción del adulto mayor con la calidad de atención del cuidador geriátrico en el centro gerontológico de la Fundación Amiga de la Ciudad de Esmeraldas. [Trabajo Final de Grado, Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Esmeraldas, Escuela de Enfermería]. https://repositorio.pucese.edu.ec/bitstream/123456789/1288/1/CEDE%c3%91O%20LUCAS%20ELISA%20ANNABELLE.pdf
  7. Celano, C. (2017). Cáncer en Adultos Mayores. En M. Martí, y S. Estrada (Ed.), Actas de la Jornada de Enfermería en la atención al adulto mayor. https://www.roemmers.com.ar/sites/default/files/Enfermer%C3%ADa%20en%20la%20Atenci%C3%B3n%20al%20Adulto%20Mayor.pdf
  8. Davis, G., Bustamante, W., y López, I. (2021). La buena enfermera según las personas mayores: "que sea amable, dedicada y que me explique". Index de Enfermería, 29(3), s.n. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttextypid=S1132-12962020000200004
  9. Durán, M., y et.al. (2017). Percepción del cuidado humanizado de la atención de enfermería recibida por adultos mayores pertenecientes al Programa de Salud Cardiovascular en el Centro de Salud Familiar Dr. Joel Arriagada Peña. Pinto. [Tesis, Chillán. Chile]. http://repobib.ubiobio.cl/jspui/bitstream/123456789/2630/1/Duran%20Jarpa%2c%20Marjorie%20Viviana.pdf
  10. Flores P., T. (2017). Percepción del usuario externo sobre el cuidado humanizado que brinda el profesional de enfermería de ginecología del HSVP Ibarra. [Tesis de fin de grado, Universidad Técnica de Norte]. http://repositorio.utn.edu.ec/bitstream/123456789/7552/1/06%20ENF%20864%20TRABAJO%20DE%20GRADO%20.pdf
  11. Guerrero Castañeda, R., y et al. (2019). Experiencias de vida que favorecen la plenitud y trascendencia del ser adulto mayor: estudio fenomenológico-hermenéutico. Revista da Escola de Enfermagem da USP(53), 1-9. https://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0080-62342019000100452yscript=sci_arttextytlng=es
  12. Gutiérrez Murillo, R., y et al. (2021). Entre lo que se dice y lo que se calla: visitando el concepto de empatía en la atención integral a la salud del adulto mayor. CeuEm Revista Española de Educación Médica, 1, 74-91. https://revistas.um.es/edumed/article/view/464911/303191
  13. Organización Iberoamericana de Seguridad Social. (2018). Guía sobre atención a personas adultas mayores en centros de día especializados en enfermedades neurodegenerativas según el modelo de atención integral centrada en la persona en Iberoamérica. [Guía de cuidados]. https://oiss.org/wp-content/uploads/2019/05/GUIA-ATENCION-PERSONAS-ADULTAS-.pdf
  14. Ramírez Pérez, M., Cárdenas Jiménez, M., y Rodríguez Jiménez, S. (2015). El Dasein de los cuidados desde la fenomenología hermenéutica de Martín Heidegger. Enfermería Universitaria, 12(3). http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttextypid=S1665-70632015000300144
  15. Reátegui Picón, P. (2018). Vivencias del cuidado humanizado de enfermería en el adulto mayor del programa de atención domiciliaria. [Trabajo de maestría, Universidad Nacional del Callao]. http://repositorio.unac.edu.pe/bitstream/handle/UNAC/4547/reategui%20picon%202da%20espe%20enferemeria%202018.pdf?sequence=1yisAllowed=y
  16. Rodríguez, S., y et al. (2015). Reflexión teórica sobre el arte del cuidado. Enfermería universitaria, 14(3), 191-198.
  17. Sterling de Kennion, T. (2017). Percepción de comportamientos de cuidados humanizados y su relación con el nivel de funcionalidad en adultos mayores. [Tesis de maestría, Universidad de Panamá]. http://up-rid.up.ac.pa/1556/1/tania%20sterling.pdf
  18. Tejeda, Y., Suarez, R., y Dandicourt, C. (2021). La humanización del cuidado enfermero del anciano en estado de necesidad en la comunidad. Revista Cubana de Enfermería, 37(1), 1-12. https://docs.google.com/viewerng/viewer?url=http://revenfermeria.sld.cu/index.php/enf/article/viewFile/3124/702
  19. Viñas G., E., y et al. (2020). Aspectos psicológicos en el cuidado del adulto mayor. Invest. Medicoquir, 12(3), 1-9.

 

 

 

 

©2021 por los autores.  Este artículo es de acceso abierto y distribuido según los términos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

(https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).|

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Jhocelyn Mikaela Pérez-Bayas, Erika Jaqueline Rodríguez-Chugá, Silvana Ximena López-Paredes

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip