763-2090-1-PB

El liderazgo en la economía rural y el líder agrícola. Revisión teórica


image

http://dx.doi.org/10.23857/dom.cien.pocaip.2017.4.1.enero.511-522

Número Publicado el 05 de enero de 2018

URL:http://dominiodelasciencias.com/ojs/index.php/es/index



Ciencias económicas y empresariales


El liderazgo en la economía rural y el líder agrícola. Revisión teórica Leadership in the rural economy and the agricultural leader. Theoretical revision Liderança na economia rural e líder agrícola. Revisão teórica

Xavier A. Vélez-Romero I Edison G Caicedo-Loor II David A. Fierro-Vélez III


Recibido: 19 de agosto de 2017 * Corregido: 27 de octubre de 2017 * Aceptado: 06 de noviembre de 2017


I. Magister en Finanzas y Comercio Internacional, Economista, Docente de la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí, Manta, Ecuador.

II. PhD (c) en Ciencias Administrativas, Magister en Administración de Empresas, Economista, Docente de la Universidad Laica “Eloy Alfaro” de Manabí, Manta, Ecuador.

III. Ingeniero de Agroempresa.



image


http://dominiodelasciencias.com/ojs/index.php/es/index


Resumen

La economía rural se caracteriza por una gran diversidad de actividades económicas, no sólo agrícola. La agricultura y el sector rural son sumamente importantes ya que aportan a la economía y permiten enfrentar las crisis. Por ende, es estratégico formar una nueva generación de líderes que reconozcan la importancia de este sector y que estén en capacidad de aprovechar las oportunidades que brinda. Este trabajo tiene como objetivo exponer lo que muestra la literatura sobre el liderazgo agrícola o rural. Se basa en el análisis documental. Para ello se hace una revisión bibliográfica a partir de diferentes bases de datos y palabras clave. En este caso la recuperación de trabajos fue débil, es decir escasean la literatura sobre el tema objeto de estudio. Los artículos encontrados se analizaron, sintetizaron y los contenidos se organizaron.

Palabras clave: economía rural; desarrollo agrícola; liderazgo; líder.


Abstract

The rural economy is characterized by a great diversity of economic activities, not only agricultural. Agriculture and the rural sector are extremely important because they contribute to the economy and allow to face crises. Therefore, it is strategic to form a new generation of leaders who recognize the importance of this sector and who are able to take advantage of the opportunities it offers. This work aims to expose what the literature on agricultural or rural leadership shows. It is based on the documentary analysis. To do this, a bibliographic review is made from different databases and keywords. In this case, the recovery of jobs was weak, that is, the literature on the subject under study is scarce. The articles found were analyzed, synthesized and the contents organized.

Keywords: rural economy; agricultural development; leadership; leader.


Resumo

A economia rural é caracterizada por uma grande diversidade de atividades econômicas, não só agrícolas. A agricultura e o setor rural são extremamente importantes porque contribuem para a economia e permitem enfrentar crises. Portanto, é estratégico formar uma nova geração de líderes que reconheçam a importância desse setor e que possam aproveitar as oportunidades que oferece. Este trabalho tem como objetivo expor o que mostra a literatura sobre liderança agrícola ou rural. Baseia- se na análise documental. Para fazer isso, uma revisão bibliográfica é feita a partir de diferentes bancos de dados e palavras-chave. Nesse caso, a recuperação dos empregos foi fraca, ou seja, a literatura


sobre o assunto em estudo é escassa. Os artigos encontrados foram analisados, sintetizados e os conteúdos organizados.

Palavras chave: economia rural; desenvolvimento agrícola; liderança; líder.


Introducción

La población mundial en la actualidad es de 7,4 billones de habitantes. Los recursos naturales, sobre todo la tierra agrícola y el agua, son cada vez más escasos y existe una mayor contaminación y presión social sobre ellos. La tendencia de crecimiento poblacional nos dice que para el año 2050 seremos 10 billones de habitantes y todos necesitamos alimentarnos. Es por esta razón que la agricultura es un sector estratégico al cual debemos darle la importancia que se merece en nuestras sociedades. Lamentablemente, el aporte real del sector agrícola al desarrollo de nuestros países y regiones ha sido subvalorado y solo se ha tomado en cuenta el aporte del sector agrícola como productor de alimentos básicos, sin contar al sector agrícola ampliado, es decir, con todos sus encadenamientos. (IICA, 2016)

Las dificultades que enfrentan las economías rurales son múltiples y están interrelacionadas y para solucionarlas son necesarias ideas eficaces que respondan a los desafíos emergentes. El sector necesita una nueva generación de agricultores, debe aumentar su dinamismo y elevar su rango como fuente de empleos decentes.

Para lograr reposicionar al sector agrícola y darle su real importancia, se requiere de líderes que sean capaces de influenciar en los hacedores de políticas públicas y en los tomadores de decisión a nivel económico a fin de que se invierta más en el sector rural. Solo con un verdadero liderazgo podremos colocar al agro en la posición que merece y así tener las condiciones y las oportunidades para generar riqueza desde el medio rural, mejorando el nivel de vida de nuestras sociedades, disminuyendo la pobreza, la migración del campo a las ciudades, incrementando la inversión, el crédito, la investigación, la extensión, generando así un ambiente de confianza en el medio rural. (IICA, 2016)

La agricultura y el sector rural son sumamente importantes, que aportan a la economía y permiten enfrentar las crisis. Por ende es estratégico formar una nueva generación de líderes que reconozcan la importancia de este sector y que estén en capacidad de aprovechar las oportunidades que brinda.

Frente a este escenario y para evitar que la crisis se profundice, es necesario otorgar a la agricultura y la producción de alimentos la máxima prioridad en las agendas nacionales e internacionales, así como


reconocer el verdadero aporte de la agricultura al desarrollo. También estamos convencidos de que los cambios requeridos para contar con un modelo de desarrollo más justo y equitativo, en que se reconozca el valor estratégico de la agricultura y la vida rural, exigen un nuevo liderazgo. Un liderazgo con visión global. Un liderazgo capaz de inspirar y asumir con mística y compromiso la construcción de un mundo más digno para todos, sin distingo de cultura, etnia, género o de si se habita en el campo o en la ciudad. (Bratgwaite, 2009)

Este trabajo tiene como objetivo exponer lo que muestra la literatura sobre el liderazgo agrícola o rural.

Metodología


El trabajo se basa en el análisis documental. Para ello se hace una revisión bibliográfica a partir de la base de datos DOAJ, DIALNET, SCIENCEDIRECT. Se utiliza como palabras clave, liderazgo, economía rural, desarrollo rural, líder, agricultura y se combinan para diferentes estrategias de búsqueda. En este caso la recuperación de trabajos fue débil, es decir escasean la literatura sobre el tema objeto de estudio. Los artículos encontrados se analizaron, sintetizaron y los contenidos se organizaron.

Desarrollo


El primer trabajo revisado determina las cualidades que requieren las personas líderes en los territorios rurales de América Latina y el Caribe, para mejorar la contribución de la agricultura, al desarrollo y al bienestar rural, a través del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) que condujo una investigación entre jóvenes profesionales y empresarios en junio del año 2011. En esta investigación participaron jóvenes líderes, hombres y mujeres, que atendieron actividades de liderazgo organizadas por el IICA durante los años 2008, 2009 y 2010.

Según Sánchez Romero y otros (s/f) como producto de esta investigación, las personas participantes lograron identificar 24 cualidades, que conforman un perfil, que deben poseer las personas líderes, las cuales pueden ser agrupadas en cinco categorías: (Sánchez Romero, y otros, s/f)

  1. personales,

  2. comunicacionales,


  3. estratégicas,

  4. interpersonales y

  5. laborales.


Dentro de la categoría personales sobresalieron las siguientes cualidades:


  • Promueve valores compartidos 59%

  • Busca alternativas innovadoras para la solución de problemas 65%

  • Confianza en sí mismo, capacidad de actuar en situaciones difíciles que suponen retos 65%

  • Practica un liderazgo centrado en valores 65%

  • Genera confianza entre los miembros de la organización 73%


    Dentro de la categoría comunicacionales las cualidades que se destacan son:


  • Mantener un flujo de comunicación en la organización 58%

  • Crea espacios para que todos se puedan expresar libremente 60%

  • Compartir la visión de futuro con los integrantes de la organización 65%

  • Comunicar a los demás lo que es necesario hacer 65%

  • Capacidad de escuchar para comprender y responder a los sentimientos e intereses de los demás 68%

    Dentro de la categoría estratégicas las cualidades de mayor puntaje son:


  • Propiciar el orden y la calidad 55%

  • Prioriza las actividades que lo llevan a las metas 55%

  • Busca el mejoramiento continuo de los miembros de su equipo 59%

  • Capacitar al personal para que desempeñe mejor su trabajo 68% En la categoría interpersonales las cualidades más sobresalientes son:

  • Busca el bienestar de todos 55%

  • Trabaja con personas de diversas etnias, sin problemas 60%

  • Trabaja como parte de un equipo para tomar decisiones 60%

  • Mantiene motivado al equipo 62%


  • Tiene capacidad de manejar el conflicto 62%

  • Estimula el trabajo en equipo 69%


    La categoría laborales las cualidades que más se seleccionaron fueron:


  • Busca soluciones al manejo de desechos agropecuarios contaminantes 55%

  • Fortalece la organización de los productores 63%

  • Incentiva en la elaboración de políticas y protección al medio ambiente 65%

  • Promueve el uso de una agricultura sustentable 70%


    Esta investigación permitió identificar los atributos o características de las personas líderes requeridas en el medio rural.

    La literatura recoge también como se han desarrollado los cursos internacionales de formación ‘Participación y Liderazgo para la Gestión Territorial Rural’ desde el año 2009 en la región latinoamericana y la iniciativa ha pasado a transformarse en un Programa de Formación, incrementándose con los años el número de países y organizaciones beneficiarias. Los cursos se dividieron en actividades presenciales y se concentraron en períodos (días), asociados a temáticas que se desarrollaron en diversos módulos o talleres, en los cuales la metodología fue variada complementándose además con actividades: virtuales, de lectura y una Gira Técnica, de manera de reforzar los contenidos trabajados en los módulos presenciales. Estas actividades propiciaron una dedicación individual mínima por alumno.

    Luego de revisar y sistematizar la información que registra la experiencia de la iniciativa, a continuación se exponen algunos de los aprendizajes más relevantes: (Gómez, y otros, 2012)

    1. Que los contenidos específicos de la propuesta conceptual y metodológica para planificación y gestión territorial traspasada por las entidades ejecutoras en los cursos, acorde a la misma valoración que hicieron los participantes, amplía sustantivamente la mirada y la reflexión, aportando insumos relevantes para la elaboración y gestión de propuestas para el desarrollo de la pequeña producción rural con una perspectiva territorial. La malla del curso ha respondido en forma muy adecuada, como un primer nivel de formación base, a demandas explícitas de los dirigentes rurales en la actualidad, pero también, en el caso de los contenidos de gestión


      territorial, a necesidades más estratégicas conducentes a fortalecer el rol de las organizaciones locales.

    2. El aporte efectivo de un programa de este tipo para la realidad rural y de las organizaciones ha sido incuestionable, ante el amplio y agudo déficit de alternativas de capacitación originadas en el sector público, universitario o no gubernamental, que pongan énfasis en la formación de dirigentes rurales y que, además, puedan estructurar una propuesta pertinente a la realidad de las organizaciones en los temas de planificación local para la gestión territorial. Sobre la base de la experiencia de formación de líderes rurales, se ha verificado un altísimo interés de organizaciones regionales y locales por acceder a cursos formativos de este tipo, y particularmente en el segmento de dirigentes jóvenes campesinos e indígenas, ha representado un alto potencial para que la capacitación impartida adquiera un significativo valor de uso, de aplicabilidad en el trabajo y en el fortalecimiento de los dirigentes y sus organizaciones. En el contexto de los países asociados a esta experiencia, en que se promueven y aplican políticas para el desarrollo de la ruralidad, con una baja participación y protagonismo de la sociedad civil rural, sin duda, la institucionalización, continuidad y masificación de una experiencia de este tipo, en el mediano plazo, podría reflejarse en el aumento de la capacidad de acción y propuesta de las organizaciones para el desarrollo campesino.

    3. La gira técnica como herramienta complementaria al diseño de los cursos, ha sido muy valorada por los participantes, ya que a través de ella descubren otras experiencias de desarrollo y liderazgo contada por los propios actores involucrados, permitiéndoles proyectar alternativas viables para su organización, además de ver otras realidades y situaciones más desafiantes que las que ellos desarrollan cotidianamente. Adicionalmente, el contar con un espacio formal dentro del último módulo para compartir las experiencias vividas, posibilita que los demás participantes conozcan cómo en otros países se están realizando diversas acciones para vencer los obstáculos que se encuentran vigentes (cambio climático, dificultades económicas, incidencia en los gobiernos locales), aspectos que logran motivar y generar ideas creativas para la búsqueda de soluciones. De la misma manera, el hecho de organizar mesas con ponencias a partir de experiencias concretas realizadas, también permitió a los participantes imaginar las posibilidades que existen para elaborar e implementar propuestas de políticas y proyectos con un enfoque territorial desde sus organizaciones.


    4. El desarrollo territorial es un tema todavía poco trabajado en los países, sobre todo a nivel de las organizaciones rurales y con experiencias concretas en el marco de implementación de políticas públicas específicas. Existen algunas iniciativas desde las organizaciones no gubernamentales y los Estados que buscan incorporar la noción de territorio en sus proyectos o en los mecanismos de planificación en los diferentes niveles de gobierno. Sin embargo, todavía no existen políticas de desarrollo rural que partan del reconocimiento de la heterogeneidad de los distintos territorios nacionales, de tal manera que se generen modelos que permitan su desarrollo, a partir del aprovechamiento de sus propios recursos, y poder así promover una descentralización real de la gestión de los territorios. En este contexto, los dirigentes han reconocido la necesidad de trabajar en el fortalecimiento del proceso de descentralización, las posibilidades que ofrecen las iniciativas de zonificación y ordenamiento territorial, y la importancia que tienen sus organizaciones a través de una participación activa en estos procesos.

    5. El establecimiento de alianzas durante la ejecución de los cursos, además de ser un aporte en términos financieros, logísticos y operacionales, ha permitido adecuar la propuesta a los más diversos contextos nacionales, ampliando las reflexiones respecto a los temas y promoviendo importantes mejorías a la propuesta. Las alianzas nucleares de la iniciativa se centraron en las organizaciones beneficiarias que cumplieron su rol de convocatoria, acompañamiento y evaluación del curso, de las instituciones ejecutoras que efectivamente se ocuparon de la realización de las actividades, y la FAO en coordinar la ejecución regional, concertar intereses y relacionarse con los donantes. De esta manera se puede afirmar que no solo se conformó una red de alianzas, pero que se ha fortalecido la sociedad civil de la región debido a la frecuente comunicación, apoyo mutuo y establecimiento de actividades comunes que provocan sinergia y potencializan los efectos perseguidos por cada una de ellas. También, se han establecido otras alianzas.

    6. El fortalecimiento de la organización campesina y su accionar se ha enriquecido de acuerdo a dos perspectivas. En primer lugar, las relaciones entre los participantes, muchos de los cuales se conocieron personalmente a través del Curso, han potenciado el fortalecimiento de las relaciones dentro y entre sus organizaciones. La presencia de líderes campesinos, jóvenes y mayores, hombres y mujeres de diferentes lugares del país, pero con problemas y objetivos


      comunes, permitió fundamentar que una acción útil y posible para imbricar la acción política de sus organizaciones es el intercambio de experiencias y conocimientos. En ese mismo sentido, el desarrollo de los cursos contribuyó a modificar cambios en la cultura organizacional no solo de las entidades participantes a través de sus líderes, sino, también, en la visión de las instituciones ejecutoras asociadas a COPROFAM, respecto del fortalecimiento organizacional, pero por sobre todo, de la gestión territorial y sus posibles impactos en el desarrollo. Un objetivo explícito del Programa de Capacitación fue superar la visión "campesinista" que prevalece en las organizaciones afiliadas a la COPROFAM. En la medida que ellas integran fundamentalmente organizaciones vinculadas a la agricultura familiar, tienden a ignorar otras dimensiones que tienen creciente importancia en el mundo rural, como son las actividades ligadas a la ejecución de políticas sociales de los gobiernos locales y sus distintas dimensiones -educación, salud, vivienda- e incluso otras organizaciones que expresan intereses etarios, de género, etc. En otras palabras, desde la FAO se intentó rescatar la multiactividad que se desarrolla en los territorios rurales, a través del fortalecimiento de las organizaciones que expresan estas nuevas actividades, pues a través de la experiencia se ha verificado que efectivamente esta nueva mirada de lo rural debe ser compartida entre los actores de los territorios. Este aporte podría generar un impacto interesante en la acción política en general de las organizaciones campesinas.

    7. Fortalecer el trabajo asociativo de la sociedad civil con otros actores, como asimismo, mantener acciones y líneas de trabajo de construcción con la sociedad civil, en igualdad de condiciones y responsabilidades debiera transformarse en un imperativo para la FAO, más aún cuando se trabaja con el modelo de gestión territorial. Sobre esto, se sugiere no solo aprender de experiencias como la narrada en esta publicación, sino del propio conocimiento institucional, en relación a sus éxitos y fracasos, pues el trabajo con la sociedad civil, dado sus tiempos, nivel de recursos y capital humano, hace muy complejo el cumplimiento de metas, tiempos para la ejecución del presupuesto, entre otros, por lo cual resulta a veces más simple desarrollar solamente el trabajo de gabinete y considerar a las organizaciones como beneficiarias, no incluyéndolas en acciones de diseño.

    8. La disminución de la brecha digital en este grupo de la sociedad civil, la cual en su gran mayoría estaba apartada de este tipo de instrumentos y que ahora no solo tienen conocimiento


    al respecto de las posibilidades de la herramienta digital, pero también saben cómo acceder a ella y sacar mejor provecho potencializando su labor como líder. La utilización de internet para acceder a información actualizada y facilitar la comunicación entre dirigentes e instituciones de interés, ha permitido no solo fortalecer los procesos de capacitación directamente vinculados con los cursos impartidos, sino también su articulación con un mundo más globalizado.

    Muy importante resultó el trabajo que muestra un modelo de liderazgo de compromiso con la agricultura y la vida rural diseñado por el Centro de Liderazgo en Agricultura del IICA. Para ello, el equipo de trabajo consultó expertos sobre el tema, analizó la literatura de diferentes autores, analizó la biografía de líderes comprometidos con el sector rural como Wangari Maathai y Norman Borlaug y dialogó con más de 1100 líderes del sector rural sobre la filosofía y las cualidades que debe tener una agrolíder.

    La filosofía del IICA sobre el agroliderazgo se redactó de la siguiente manera "El sector rural de América latina y el Caribe requiere de una generación de líderes con visión global, capaces de crear un sector agropecuario moderno que contribuya al desarrollo sostenible de la agricultura, la seguridad alimentaria y la prosperidad rural en las Américas". (IICA, 2016)

    El agroliderazgo se centra en valores de disciplina, humildad, honestidad, respeto y solidaridad, capaces de formar una conducta responsable y solidaria con el fin de generar en los actores del sector rural la capacidad de auto proyectarse e influenciar en forma positiva mediante la creación de compromisos, el análisis basado en el pensamiento global y la actuación en el ámbito local que les permita enfrentar el reto de hacer al sector rural más atractivo.

    El IICA (2016), promueve el agroliderazgo basado en cuatro dimensiones: la creatividad, la congruencia, la facilitación y el servicio por medio de la creación de espacios de discusión e intercambio de experiencias entre líderes a nivel territorial, nacional, regional y hemisférico y la creación de redes virtuales que les permiten mantenerse en contacto, a pesar de lo distante de las áreas rurales de las Américas.

    Y presentan el ‘Decálogo del Agrolíder’.


  • Cuida de sí mismo, de su familia y de los de los miembros de su comunidad.


  • Busca el bienestar de todos, lo que incluye la naturaleza y su biodiversidad.

  • Define una visión de futuro y la comparte con la comunidad, priorizando las actividades que lo llevan a las metas.

  • Parte desde el auto liderazgo hacia el liderazgo compartido. Busca que los resultados sean el producto del trabajo de todos.

  • Practica un liderazgo centrado en valores. Practica lo que predica.

  • Tiene coraje y no teme tomar riesgos.

  • Busca alternativas innovadoras para la solución de problemas en el medio rural.

  • Forma redes de colaboradores que comparten objetivos.

  • Estimula el trabajo en equipo basado en la escucha activa y el desarrollo de la confianza.

  • Mantiene y promueve buenas relaciones y contactos con los tomadores de decisión del sector rural.

  • Fomenta el desarrollo del talento y empodera a los miembros de su equipo.

  • Libera el talento de los otros, incentivando la innovación.

  • Busca el mejoramiento continuo, el personal y el de los miembros de su equipo.

  • Tiene la capacidad de influenciar en forma positiva, siempre buscando alcanzar objetivos comunes.

También aparece en la literatura el Proyecto "Capacitación en temas de emprendimiento, liderazgo y motivación" dirigido a niños, adolescentes y jóvenes de cinco sectores rurales de la provincia de Tungurahua. Este "fue desarrollado mediante la planificación del parlamento Gente en base a una de las propuestas planteadas en la Agenda de Desarrollo Provincial 2011 -2013, coordinado con los

´Niños y Jóvenes con Habilidades e Involucrados´ del Grupo Cultural Autonomía Sin Táctica y la Facultad de Contabilidad y Auditoría de la Universidad Técnica de Ambato. En el mismo se desarrollan y ejecutan talleres de capacitación en Emprendimiento, Liderazgo y Motivación para 300 niños y jóvenes de entre 12 y 18 años de los Sectores de Santa Rosa alto, bajo y medio, Unamuncho, Tisaleo, Cevallos y Atocha -San Vicente.

"Nuestro principal propósito fue fomentar el desarrollo emprendedor e impulsar la formación de jóvenes con habilidades para la vida, que participen activamente en la toma de decisiones al interior de su comunidad, de forma que puedan enfrentar nuevos escenarios económicos y sociales que exigen


un protagonismo cada vez mayor en la búsqueda de procesos innovadores que generen nuevas perspectivas de vida (…) Un desafío de este proyecto fue contribuir a la igualdad de oportunidades entre los jóvenes, mediante la capacitación, el acceso a redes de apoyo y los saberes necesarios para la toma de decisiones, la participación ciudadana, el crecimiento personal y colectivo. Además de entregarles herramientas técnicas y científicas que mejoren sus capacidades educativas, consolidando un perfil humano más competitivo".

Conclusiones


Lo que muestra la literatura es la necesidad de líderes en la economía rural, se abordan cuáles son las cualidades que deben caracterizar a líder rural y la urgencia que existe en la formación del liderazgo para el sector rural, de que los jóvenes de hoy deben visionar el futuro como líderes agrícolas capaces de generar proyectos emprendedores. La formación de los jóvenes rurales como líderes es esencial para estimular la transformación productiva y promover la diversificación económica en las zonas rurales.

La literatura demuestra cómo se puede desarrollar del liderazgo agrícola a través de diferentes vías como por ejemplo los foros que promueven el aprendizaje cooperativo, el trabajo en equipo y el emprendimiento.

Referencias Bibliográficas


Gómez, G., Lobo, L. y Sternadt, D. 2012. Formación de líderes rurales. Fortaleciendo capacidades en América Latina y el Caribe. [En línea] 2012. [Citado el: 02 de febrero de 2017.] http://www.fao.org/3/a-i2671s.pdf.

IICA. 2016. Seminario de Fortalecimiento de Capacidades de Liderazgo y Extensión. [En línea] 2016. [Citado el: 12 de febrero de 2017] http://www.iica.int/sites/default/files/events/presentations/2016- 09/modulo_i_por_que_liderazgo_en_agricultura._chiriboga.pdf.

Sánchez Romero, C.A., y otros. s/f. Cualidades de los líderes en las zonas rurales de América Latina y el Caribe. Chapingo. s/f.

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2018 Edison G Caicedo-Loor, Xavier A. Vélez-Romero, David A. Fierro-Vélez

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: dominiodelascienciasrevista@gmail.com

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip