Ciencias naturales

Artculos de investigacin

 

Anlisis histrico de interferencia antropgena por avance de la frontera agropecuaria en la parroquia San Juan Chimborazo

 

Historical analysis of anthropogenic interference due to the advance of the agricultural frontier in the parish of San Juan Chimborazo

 

Anlise histrica da interferncia antropognica pelo avano da fronteira agrcola na parquia de San Juan - Chimborazo

Carlos Rolando Rosero-Erazo I

[email protected]

https://orcid.org/0000-0003-2691-5578

 

Andrs Agustn Beltrn-Dvalos II

[email protected]

https://orcid.org/0000-0001-6005-8915

 

Correspondencia: [email protected]

 

 

*Recibido: 16 de marzo de 2021 *Aceptado: 22 de abril de 2021 * Publicado: 10 de mayo de 2021

 

 

 

 

       I.            Magister en Biodiversidad y Cambio Climtico GIDAC(Grupo de Investigacin y Desarrollo para el Ambiente y Cambio Climtico), Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Universidad Santiago de Compostela (USC), Espaa, Riobamba, Ecuador.

    II.            Magister en Sistemas de Gestin Ambiental, GIDAC (Grupo de Investigacin y Desarrollo para el Ambiente y Cambio Climtico), Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Universidad Santiago de Compostela (USC), Espaa, Riobamba, Ecuador.

 

 

 

 

 

Resumen

Entre 1465 y 2018, el territorio de la actual parroquia de San Juan, en el cantn Riobamba, pas por cuatro grandes perodos histricos que gestionaron de diversa manera los recursos agrcolas y la ecologa de pramo andino. Durante el perodo incaico, fue parte del manejo microvertical del territorio para la produccin de papas, quinua y tubrculos andinos, paja, lea, camlidos y el nacimiento de las aguas de varios ayllus. En el periodo determinado por la actividad obrajera, el pramo fue la zona de produccin de ovinos para la produccin textil de los obrajes y espacio de tierras familiares y de comunidad de Calpi. En la poca hacendaria, fue una zona de produccin de vacunos, oveja, mular y productos de altura. Los indios libres se ubicaron en pequeos anejos en la franja superior al valle, tratando de recomponer de manera restringida, el manejo microvertical. A mediados del siglo XIX apareci el pueblo blancomestizo de San Juan que se deslig de Calpi y se consolid el sistema de poder tradicional integrado por el hacendado, el cura y el teniente poltico. Mediante tcnicas de Teledeteccin se identificaron los cambios realizados en los ltimos 26 aos, de 1992 al 2017 donde se identific un proceso de avance de la frontera agrcola de 1486 hectreas. Segn el Ministerio del Ambiente la tierra Agropecuaria fue de 7393 hectreas y el Pramo Andino de 13035 hectreas para el 2012, en la presente investigacin se observa en los ltimos 26 aos (1992-2017) un avance de la frontera agrcola hacia pramos andinos en un 32 % y un 67 % de avance de la frontera agrcola hacia suelos destinados a la misma.

Palabras clave: Teledeteccin; Vulnerabilidad; Tenencia de Tierra; Interferencia antropgena; Frontera agrcola.

 

Abstract

Between 1465 and 2018, the territory of the current Parroquia of San Juan, in the Riobamba canton, went through four great historical periods that managed in different ways the agricultural resources and the ecology of the Andean moorland. During the Inca period, it was part of the microvertical management of the territory for the production of potatoes, quinoa and andean tubers, straw, firewood, camelids and the source of the waters of several ayllus. In the period determined by the work activity, the moor was the area of production of sheep for textile production of the obrajes (textile mills) and space of family land and community of Calpi. Throughout the farming period, it was a production area for cattle, sheep, mules and highland products. The free Indians were located in small annexes in the upper strip of the valley, trying to recompose in a restricted way, the microvertical management. In the middle of the XIX century the white-mestizo town of San Juan appeared, which was separated from Calpi and the traditional power system integrated by the landowner, the priest and the political lieutenant was consolidated. Using remote sensing techniques, the changes made in the last 26 years were identified, from 1992 to 2017, where a process of advancement of the agricultural frontier of 1486 hectares was identified. According to the Ministry of the Environment, the agricultural land was 7393 hectares and the Andean moorlands was 13035 hectares by 2012. In this paper, we observe that in the last 26 years (1992-2017), the agricultural frontier has advanced towards moors by 32% and 67% of the agricultural frontier has advanced towards soils destined for the same.

Keywords: Remote sensing; Vulnerability; Land tenure; anthropogenic interference; agricultural frontier.

 

Resumo

Entre 1465 e 2018, o territrio da actual parquia de San Juan, no canto de Riobamba, atravessou quatro grandes perodos histricos que geriram de diferentes formas os recursos agrcolas e a ecologia do pramo andino. Durante o perodo inca, fazia parte da gesto microvertical do territrio para a produo de batatas, quinoa e tubrculos andinos, palha, lenha, cameldeos e a nascente das guas de vrios ayllus. No perodo determinado pela actividade da obrajera, o pramo era a rea de produo ovina para a produo txtil da obrajes e espao para terras familiares e comunitrias de Calpi. No perodo da hacienda, era uma rea de produo de gado bovino, ovino, mulas e produtos de montanha. Os ndios livres estavam localizados em pequenos anexos na franja superior do vale, tentando recompor de uma forma restrita, a gesto microvertical. Em meados do sculo XIX, apareceu a cidade branca de San Juan, que se separou de Calpi e consolidou o sistema de poder tradicional integrado pelo proprietrio da terra, o padre e o tenente poltico. Utilizando tcnicas de teledeteco, foram identificadas as alteraes feitas nos ltimos 26 anos, de 1992 a 2017, onde foi identificado um processo de avano da fronteira agrcola de 1486 hectares. De acordo com o Ministrio do Ambiente, as terras agrcolas eram de 7393 hectares e o Andino Paramo de 13035 hectares para 2012, na presente investigao observa-se nos ltimos 26 anos (1992-2017) um avano da fronteira agrcola em direco aos pntanos andinos em 32% e 67% do avano da fronteira agrcola em direco aos solos destinados aos mesmos.

Palavras-chave: Teledeteco; Vulnerabilidade; Posse de terra; Interferncia antropognica; Fronteira agrcola.

 

Introduction

La poblacin de la parroquia San Juan del cantn Riobamba, provincia de Chimborazo segn el Instituto Nacional de Estadsticas y Censos (INEC) mantendr un crecimiento poblacional de 7370 habitantes en el 2010 a 8621 habitantes al 2020. Manteniendo su conformacin territorial con el 80,60% de poblacin indgena, la mayor fuente de ingresos econmicos se debe a las actividades agropecuarias que corresponde al 60% de la poblacin econmicamente activa. (PDOT, 2015).

Las actividades productivas desarrolladas por 1469 familias estn irrigadas por la Microcuenca del Ro Chimborazo situada al noreste de la Provincia de Chimborazo en la parroquia San Juan y a 18 km de la ciudad de Riobamba. ,Esta tiene un rea de 124 km2 y variaciones de altitud desde los 3170 m s. n. m. hasta los 5000 m s. n. m donde destaca la Reserva de Produccin de Fauna Chimborazo con su gran atractivo: el imponente volcn Chimborazo, el ms alto de Ecuador y del mundo considerndolo desde el centro de la tierra (Bustos, 2007).

Es as que, antes de la Reforma agraria en el Ecuador, la tenencia de la tierra fue una expresin de perpetuacin de formas de produccin y modalidades sociales anacrnicas y opuestas a los ideales de una sociedad moderna. El resultado concreto de este sistema de tenencia de tierra produjo dos resultados concretos: El agotamiento de las mejores tierras en la zona Andina y el riesgo de apreciables extensiones de tierra de la Costa pasen a convertirse en inmensos eriales debido a la deforestacin masiva y prcticas culturales inadecuadas. (Gondard & Mazurek, 2001)

La reforma agrcola dada en 1964 busc la creacin de unidades productivas de tamao adecuado que permitan una eficiente combinacin de factores productivos, la primera etapa de la reforma agraria tuvo un impacto sobre la tenencia de tierra aboliendo el huasipungo, achicamiento de las grandes haciendas y las formas precarias de produccin, La segunda ley agraria de 1973 encar la modernizacin de las haciendas la resolucin de la profundizacin de la pobreza rural y agudizacin del minifundismo, en Chimborazo desencaden la afectacin de grandes haciendas. (Jordn, 2003).

Un importante impacto se visualiz en la disminucin de la importancia del sector agrcola , disminuyendo del 25% en 1970 al 14,8% en 1982. El sector agropecuario ha conocido una clara tendencia a la disminucin de su tasa de crecimiento, durante el periodo 1972-1982 creci en un 3% en promedio, comparndose desfavorablemente a las tasas del resto de la economa. An ms, si entre 1972-1977 creci a un 3,6% promedio anual, entre 1978-1981 lo hizo a un 2,2% y para los aos 1982-1983 tuvo un crecimiento negativo de 5,65%, explicando en parte por el efecto del fuerte invierno de 1983 (Chiriboga, 1985).

 

Amenaza por interferencias antropgenas

Las poblaciones de Latinoamrica y el Caribe son ms vulnerables a los desastres naturales debido al crecimiento demogrfico y el desarrollo no planificado de lo centros urbanos, uno de los riesgos clave generados por actividades humanas es la del riesgo de prdida de ecosistemas y biodiversidad tanto terrestres acuticos y continentales, y los bienes, funciones y servicios ecosistmicos que proporcionan para los medios de subsistencia (IPCC, 2014).

La tasa de pobreza obliga a los agricultores a cultivar en terrenos vulnerables a: movimiento de masa, deslaves o inundaciones por su geomorfologa irregular y con pendientes pronunciadas, la deforestacin por otro lado conlleva a un lavado de los suelos y a su erosin. (UNEP Y GEO-LAC, 2000). Las acciones humanas desencadenan una serie de aspectos socio ambientales sobre el territorio como: accidentes de la poblacin civil, prdidas de propiedades, animales, cosechas y servicios bsicos que ocasionan un conflicto social por la bsqueda de mecanismos de sustento. (PNUD-UNDRO, 1991).

Entre los impactos de los fenmenos extremos relacionados al clima figuran: la alteracin de ecosistemas, la desorganizacin de la produccin de alimentos y el suministro de agua, movilidad de asentamientos, morbilidad y mortalidad, con consecuencias que afectan a la salud mental y el bienestar humano. (IPCC, 2014).

Estudios realizados por Gondard Pierre y Mazurk Hubert menciona dos fenmenos importantes dados en la poca: la reforma agraria y la colonizacin, las cuales pretendan incorporar al campesinado marginado a la sociedad nacional. A nivel nacional el impacto por colonizacin tuvo un impacto bastante mayor que la misma reforma agraria y con efectos irreversibles como la ocupacin de espacios baldos, la tala de bosque y el desarrollo progresivo de la agricultura en los piedemontes andinos y en la llanuras selvticas, La provincia de Chimborazo no presenta una Colonizacin importante en la poca de 1964 a 1994 en comparacin al contexto nacional, mientras que denota una influencia directa debido a la reforma agraria donde se increment la zona urbana. (Gondard & Mazurek, 2001).

 

Metodologa

Sntesis Histrica de la Parroquia

Para elaborar esta sntesis, se ha utilizado tres tcticas de investigacin:

         la revisin de fuentes primarias en varios archivos histricos;

         la revisin y sntesis de la produccin bibliogrfica elaborada sobre la parroquia y la regin; y la memoria histrica de las comunidades. Esta ltima, es general y muy imprecisa para los primeros dos perodos, en cambio es ms vvida para la fase final de la hacienda, y mucho ms clara para el perodo de modernizacin del cual fueron protagonistas.

Para cumplir con el propsito de la presente investigacin se realiz una encuesta para identificar el nivel de conocimiento en torno a la conservacin de sus recursos, en especial la importancia generada al recurso pramo entorno a sus medios de vida. Para este objetivo se calcul el tamao poblacional de estudio n usando la proyeccin para el tamao de la poblacin total N de la Parroquia San Juan para el ao 2019, aplicando la siguiente ecuacin:

𝑛=

NZ𝑎2(𝑝∗𝑞)

d2(𝑁−1)+𝑍𝑎2(𝑝∗𝑞)

Donde

Z = nivel de confianza

p = probabilidad de xito, o proporcin esperada

q = probabilidad de fracaso

d = precisin

𝑛=

85331.962(0.050.95)

0.052(8533−1)+1.962(0.050.95)

𝑛= 72.3797

Para la presente investigacin se aplicaron 77 encuestas para determinar los niveles de conocimiento. Estas tuvieron una valoracin de 1 a 5 de acuerdo a percepcin de la gente se tom en cuenta escalas de Likert los cuales son instrumentos psicomtricos donde el encuestado debe indicar su acuerdo o desacuerdo sobre una afirmacin, tem o reactivo, lo que se realiza a travs de una escala ordenada y unidimensional(Bertram, 2008). Las escalas tipo Likert constituyen uno de los instrumentos ms utilizados en Ciencias Sociales y estudios de mercado (Matas, 2018).

 

Avance de la frontera agrcola

Un estudio tcnico adicional para la observacin del cambio de la cobertura de suelo mediante el Uso del software ENVI 3.5, el cual proporciona una serie de tcnicas para realizar un estudio multitemporal de coberturas de suelo, de tal forma se procedi a realizar un anlisis de imgenes obtenidas en la plataforma del USGS (Servicio Geolgico de los Estados Unidos), de la misma forma se procedi a realizar un anlisis de parmetros GEOFSICOS de las imgenes obtenidas del sensor TM y OLI. Las imgenes utilizadas para la presente investigacin pertenecen a los aos 1991 (LandSat 5) y 2017 (Landsat8).

Metadatos de Imagen LandSat 5

 

Tabla 1: Metadatos de la Imagen Satelital LandSat 5 TM

Sensor

TM

Columnas

400

Filas

579

Bandas

6

Datum

WGS 84

Proyeccin

UTM Zone 17 S

Escala

30 metros

Fuente: (Servicio geolgico de los Estados Unidos, 2018)

 

Tabla 2: Metadatos de la Imagen Satelital LandSat 8 OLI

Sensor

OLI

Columnas

400

Filas

579

Bandas

7

Datum

WGS 84

Proyeccin

UTM Zone 17 S

Escala

30 metros

Fuente: (Servicio geolgico de los Estados Unidos, 2018)

 

Esta investigacin se enfoca en las actividades antrpicas o medios de vida en la Parroquia San Juan, las cuales son generalmente actividades agropecuarias, de tal forma se utiliza un mtodo de teledeteccin basado en la identificacin de zonas agropecuarias, por lo que el mtodo usado para la identificacin de estas superficies fue EVI (Enhanced vegetation index) debido a su sensibilidad a zonas con alta biomasa la cual permite mejor monitororeo de la vegetacin presente y una mejor reduccin de las influencias atmosfricas, , representado por la siguiente formula:


Donde: EVI: Enhanced Vegetation Index; NIR reflectividad en la banda del infrarrojo cercano; R: reflectividad en la banda del rojo; B: reflectividad en la banda del azul; los coeficientes adoptados en el algoritmo son: L=1, C1 = 6, C2 = 7,5.

 

Resultados

Poblacin: El territorio de San Juan, parroquia rural del cantn Riobamba, experiment en los ltimos setenta aos, cambios tan acelerados y profundos, que transformaron todos los rdenes de la vida de sus pobladores y del manejo de su espacio. Los sanjuaneos establecen tres etapas de cambio significativo, el primero, entre los aos 1950-1974, en el que se construy la moderna comunidad indgena como sntesis de su proceso histrico y adaptacin a la modernizacin e integracin que impona el Estado; el segundo, entre 1974 y 1982 cuando se fractur el sistema de poder local que abri posibilidades a los cambios estructurales de la parroquia; y el tercero, entre 1982 y 2018, en el que las comunidades indgenas asumieron el protagonismo y conduccin parroquial, desarrollando una intensa actividad agropecuaria, que pas de un nfasis agrcola, a uno de produccin lechera y de bsqueda por diversificar su economa. Desde 2018 ha comenzado un nuevo proceso de expansin de una vieja actividad econmica, la minera de cemento, que amenaza con constituirse en el centro de la economa parroquial, abriendo enormes interrogantes sobre su impacto y continuidad de las comunidades indgenas. Todos estos procesos se dieron en un contexto de reforma agraria y modernizacin agrcola, de una intensa lucha indgena por mantener su identidad en medio de los procesos integracionistas desarrollados por el Estado, y del impacto, cada vez ms evidente, del cambio climtico. Las tasas de natalidad fluctuaron ao por ao, con cierta tendencia a la baja, de 51,44 por mil habitantes en 1950, a 46,13 por mil en 1962 y a 39,22 por mil en 1974, ligeramente superiores al promedio nacional[1]. Las tasas de mortalidad fueron bastante altas en todo el perodo: en 1950 de 28,45 por mil habitantes, en 1962 del 24,65 y en 1974 del 23,6 por mil habitantes, muy superiores al promedio nacional[2].

Lmites: Como herencia de los antiguos ayllus, una primera caracterstica de la comunidad es la bsqueda del acceso a un territorio microvertical claramente identificado y definido, inspirado en el ideal andino de lograr un acceso a los diversos pisos y nichos ecolgicos, aunque ha debido adaptarse a las condiciones de despojo y acceso restringido a escasos recursos. Las comunidades han delimitado con claridad sus territorios y sus principales elementos de identidad. Del control tipo archipilago, han pasado a un territorio continuo, siguiendo la forma como se estructuraba la hacienda y la manera cmo la legislacin perciba a las propiedades. En los diagnsticos participativos realizados en San Juan, los comuneros de Calera Grande Pomal sealaron como sus linderos: en la parte alta, los cerros de Pucarumi, Cunambay, Pomal, Tililag, Ruminguichi y Yaguil; en la parte baja, sus lmites son la unin del ro Calera con la quebrada Las Rosas cuyo curso de agua va a desembocar en el ro Chimborazo; en l un extremo, los lmites son las comunidades de Chaupi Pomal, Calera Yumi y Calerita Santa Rosa, Shobol Llinlln, Chimborazo Milacahuan y Asociacin Yanarumi, y en el otro extremo, limita con el ro Tililag, que va a desembocar en el ro La Esperanza[3].

Amenaza Climtica: El ciclo de las lluvias se inicia en el mes de enero y culmina en el mes de mayo, constituyndose en la clave del ciclo agropecuario, que ordena todo el proceso. Las familias han desarrollado calendarios aproximados de ocurrencia de varios fenmenos, segn el tiempo: viento y polvo en septiembre; heladas entre diciembre y enero, granizo entre abril y mayo; lluvias desde octubre a mayo. Los eventos especficos en cada uno de estos tiempos pueden predecirse mediante la escucha y observacin del canto y presencia de aves como el tocto, mirlo o mayoral, las bandadas de golondrinas, el bao con tierra de las gallinas o el croar de las ranas; la llegada de la neblina desde occidente anuncia las lluvias; la presencia de un cielo brillante y noches fras, el solazo de la maana anuncia heladas; la neblina con cielo negro anuncia granizadas y luego la presencia del sol; truenos/rayos, nieve y oscuridad del nevado Chimborazo anuncia muchas lluvias y nieve en los cultivos y en el pramo que pueden afectar a la produccin, adems de producir temor de que venga una desgracia.

Tenencia de Tierral: Hasta 1974, la reforma agraria hizo muy poco en Chimborazo, en toda la dcada se entreg 21.608,77 ha a 6.324 beneficiarios, la mayora de ellas en el sur de la provincia, zona hacendaria de alta conflictividad[4]. En el cantn Riobamba, entre 1964 y 1974 apenas se haban entregado 564,06 ha, de manera que la tenencia de la tierra no haba sufrido mayores modificaciones. En la parroquia de San Juan, no se toc a las grandes haciendas, algunas de ellas se haban subdividido por herencias a sus hijos, y algunos comuneros y mestizos, haban logrado comprar pequeos lotes. La compra ms importante fue la que hizo la cooperativa agrcola San Antonio de Shobol Llinlln de tierras de pramo, que luego se las parcel entre los socios. Entre 1964 y 1965 solo 162 huasipungueros de Shobol Llinlln, La Calera, Chimborazo y Gubug adquirieron 269,6 ha (IERAC, 1974).

Perodo Inca: El modelo de "archipilagos verticales cerrados" fue organizado por los incas, tras la conquista del rea cultural de los puruha[5], integrado, grosso modo, por las actuales provincias de Chimborazo, Tungurahua, Bolvar y parte de Cotopaxi. Esta conquista fue liderada por Tpac Yupanqui[6] en 1460-65 y remarcada por Huayna Cpac entre 1480-85. Para tratar de comprender y explicar el complejo modelo que los incas organizaron en la regin puruha, sin tener las fuentes suficientes para hacerlo, una tctica posible es recrear, en lo posible, el itinerario de su organizacin, es decir, ordenar los pasos que dieron para implementarlo, algunos simultneamente, pues se trataba de la reproduccin de una matriz surandina de expansin y organizacin socioeconmica y poltica, bastante programada. El primer paso de los incas fue la conquista por medio de una guerra relativamente rpida que incorpor a la zona, someti, control y reemplaz, cuando fue necesario, el mando poltico, para colocar en la direccin de los grandes seoros a sus aliados o personas de confianza. En segundo paso, fue la incorporacin de numerosos grupos de mitmajcuna (mitimaes) trados del sur del imperio para colocarlos en el mando de algunos cacicazgos y en zonas estratgicas para facilitar la imposicin de los cambios que deseaban implementar. Son de particular importancia aquellos colocados con mando poltico en las zonas calientes productoras de artculos estratgicos (algodn, coca, aj), donde se crearon los archipilagos verticales a distancia para facilitar el funcionamiento del nuevo modelo vertical: en Chalacoto o Chillacoto (cerca de Chimbo), donde colocaron mitmajcuna procedentes de Guayacundo (norte del Per) (RHGAQ, VolI:282); en Azancoto (cerca de Guaranda) colocaron tres ayllus de mitmajcuna cajamarcas y guambos (RHGAQ; vol. 1: 284-86); y en Chimbo ubicaron mitmajcuna de Cajamarca y Guayacuntu (RHGAQ, vol. I: 297). El tercer paso, fue la construccin del Qapaq an (Cpac an o Camino Real), esto es, la ruta, los tambos, su abastecimiento y el sistema de defensa de pucaracuna (pucaraes). Viniendo desde el sur, en la zona puruha, los tambos de Achupallas, Guamote y Riobamba (antigua), un tambillo en Luisa y el tambo de Mocha, que a decir de Cieza le impresion por su grandiosidad. El tambo de Riobamba, es particularmente importante, porque sugiere el funcionamiento de un control y abastecimiento centralizado del sistema de tambos en la regin, as como una organizacin centralizada del sistema de mitas. Cieza que pas por el sitio seala que estos aposentos no son menos que ver que los de Mucha (1940:69); en una entrega de tierra a lvaro de la Pea en 1598 se precisa que all haba una culca o depsito del inga (Costales, 1982:1). Un Mapa de 1648, levantado en un litigio de tierras entre Antonio Lpez Galarza y Jos Villavicencio, muestra la seccin del Qapaq an entre Riobamba antiguo y Mocha que pasaba por el tambillo de Luisa. El cuarto paso, fue precisamente la organizacin del sistema de mitas incaico. Por este sistema, cada cacique deba entregar energa humana de hombres y mujeres de 18 a 50 aos de manera rotativa por dos meses al ao, tal como lo testimonia don Hernando Aguaraca, principal del ayllu icabes de Chimborazo en 1557, que especifica la obligacin de entregar al inca indios para beneficiar coca e aj en la dicha tierra caliente y le hazan chacaras de mayz e se le ponan en Riobamba e que le daban indios que le cojian coca en la tierra de yumbo[7] e que quando avia menester indios para la guerra les enviaban todos los que peda e que tambin le tejan ropa los indios de este dicho repartimiento e comarca e yndias que le servan en el hazer chicha e de comer[8].

 

 

 

 

 


Figura 1: Mapa de litigio de tierras entre Antonio Lpez Galarza y Jos Villavicencio, muestra la seccin del Qapaq an entre Riobamba antiguo y Mocha que pasa por el tambillo de Luisa.

 

La relacin de Aguaraca es bastante clara, y muestra la triple funcin de la mita: movilizar energa humana para las obras pblicas, incluida la guerra; organizar la produccin destinada al mantenimiento del aparato imperial mediante un sistema de archipilago vertical, cuya produccin se llevaba directamente a los tambos para sostener a la administracin, a las tropas incaicas y mantener la redistribucin con los seores tnicos; y movilizar energa humana, especialmente de mujeres, para cocinar, elaborar chicha y tejer, funciones todas ellas necesarias para el aparato estatal incaico y la relacin con los sbditos.

Por esta relacin sabemos que el Estado incaico, organiz un sistema vertical especfico para las necesidades del imperio, del que poco se conoce, porque con la conquista espaola, fue el primero en desaparecer por haber sido tomado por los encomenderos y por los propios caciques encargados de su operacin.

Otro recurso relacionado directamente con el Estado incaico eran los camlidos, unos destinados para el culto, cuyo acceso estaba vedado para los pueblos locales mediante prohibiciones rituales, como aquellos que haban en el nevado Chimborazo: al pie de la nieve, a las cuales no matan los indios ni llegan a ellas para hacerles mal, por decir que el dicho volcn les echar heladas en sus sementeras y granizos y lo tienen por abucin (RHGAQ, (1572): 320)[9].

El quinto paso, fue organizar o reorganizar a los seoros tnicos de manera piramidal, en secciones alto/bajo y en un ordenamiento tipo archipilago microvertical. La organizacin piramidal, pona en la cspide de un seoro a un cacique o curaca, bajo el cual se adscribi a cierto nmero de ayllus o parcialidades, cada una de ellas con su respectivo principal.

En San Juan, el nombre de las tierras de comunidad era Shobol Tulgon Tun ubicadas en el valle, claramente relacionada con esta clasificacin. La organizacin en dos secciones, estuvo relacionada con la bimodalidad productiva que los incas introdujeron en esta zona (maz en el valle y papa en la zona de altura), se relacion con el manejo del agua (el encargo a la seccin bat del cuidado del nacimiento del agua y de sus rituales) y la seccin tun al manejo de los canales y su reparto, tal como podra inferirse de la Relacin de Paz Maldonado: Del volcn Chimborazo que est de este pueblo una legua y media; salen de l 3 o 4 arroyos de agua que llevan diferentes vas. Y alrededor de l, al pie de la nieve, hay hoy da algunos edificios cados, donde acuda toda la tierra alrededor a ofrecer, cada vez que se les antojaba; y all en aquellas casas que tenan hechas, se alojaban; y hoy en da hay algunas que dej el inca all ofrecidas (RHGAQ, T1: 322).

Con este sistema de manejo del agua, los ayllus haban construido varias acequias de riego que traen de lo alto de la cordillera que meten en dicho pueblo (RHGAQ; T1:320). Por las evidencias actuales, sabemos que fueron canales abiertos de escasa pendiente trazados a curva de nivel, que captaban las aguas de las vertientes y las llevaban hasta las parcelas de cultivo. El presbtero Francisco Ynez, que fue por largos aos prroco de San Andrs de Shunshi, identific algunas de las acequias antiguas: Todava utilizan los pequeos canales o acequias de agua que entran a los caseros de Pulingu, Tahualag y Calshi; pero sobre todo debemos destacar el gran canal de agua de riego que por siglos ha utilizado la cabecera parroquial de San Andrs como legtimo dueo; con la direccin y mando de los mitimaes del Per nuestros aborgenes metieron en el pueblo, reuniendo en un solo canal, los arroyos de agua que brotan de los deshielos del Chimborazo en el pramo de Chuquipoguio, y que ahora se los conoce con los nombres de Apotondo y Chuquipoguio. As mismo los sanandreos llaman a este gran canal de agua que fertiliza sus huertas: la acequia Mara Mayancela; pues conservan la tradicin oral que en el tiempo de la Colonia la Cacica Mara Mayacela se consideraba duea absoluta de este canal de agua, y que despus cedi sus derechos a favor del pueblo de San Andrs (Ynez Quirola, 1977). El siguiente paso de los incas fue la organizacin o reorganizacin del manejo microvertical de cada uno de los ayllus, cuestin que es muy opaca en las fuentes, sobre todo, por el impacto de las reducciones coloniales. No existe ninguna fuente que seale la dimensin que pudo tener el territorio o faja altitudinal que manejaba un seoro y cada uno de sus ayllus.

Un dibujo (Figura 2) realizado con oportunidad del pleito citado muestra parte del archipilago microvertical de Calpi y Licn.

 


Figura 2: El acceso microvertical de los ayllus de Licn y Calpi en la zona. Este acceso se mantuvo hasta el siglo XVIII. (AHN, Q, Religiosos, C.34, 1780/01/21, F.88).

 

El archipilago microvertical, no solo les serva para organizar el acceso de los diversos ayllus para garantizar la subsistencia, sino tambin para manejar la variabilidad climtica, sobre todo, los riesgos de heladas, granizadas, viento, sequas y erupciones, tan letales en la zona, de los que tenan una enorme conciencia.

En sntesis, en la poca aborigen con la presencia incaica, los pueblos puruhaes manejaban la variabilidad climtica, combinando seis estrategias: (i) el manejo vertical del espacio, con un acceso a sitios ubicados a varios das de camino situados en ambos flancos de la cordillera occidental y oriental, para lograr una produccin diversa y complementaria por medio del sistema de archipilagos cerrados; (ii) el acceso a diversos sitios en la gradiente andina (archipilago microvertical) entre el valle y el pramo, para la produccin de los artculos de alimentacin diaria, que les permita dispersar los riesgos del clima; (iii) el manejo cuidadoso y ritualizado del pramo, al que solo tenan acceso los chamanes que usaban los camlidos para las ritualidades y los grupos especializados en la produccin de lana para los textiles; (iv) la conduccin de parcelas agroforestales con diversas asociaciones, con cercas y riego, para mantener la fertilidad y el agua indispensable para lograr la produccin; (v) la produccin de lea en las parcelas que requeran las unidades domsticas, mediante la siembra de rboles maderables, cabuyos y matorrales, para no consumir los restos de las cosechas, ni la paja del pramo; y (vi) una compleja ritualidad, de respeto y veneracin a los cerros, a los cultivos, a la pachamama, a los que se ofreca sacrificios y rituales permanentes.

Periodo textil 1580-1800: La invasin espaola produjo en los primeros cincuenta aos un cambio radical en el ordenamiento del espacio y en el manejo de los recursos naturales de la sociedad indgena. En una visita de ese ao, realizada en el tambo de Luisa, se numeraron cuatro pueblos con sus respectivos seores: el pueblo de Cuichi que tena como seor principal a Huna, el pueblo de Olte (Obse) que tena como seor principal a Amorocho, el pueblo de Calpi que tena como seor principal a Azaco y el pueblo de Guano, con su seor principal Pixaca (en Costales, 1982: 16, 122). Hasta 1539 haba evidencias de la existencia del ayllu o parcialidad de Calpi, con su principal Azaco, que an fue mencionado en 1577 en la encomienda de Juan Lpez de Galarza (que la hered de su padre), alguacil mayor de la Real Audiencia (RHGAQ, vol. I: 253). En un juicio por el cacicazgo de Calpi, producido 200 aos ms tarde, uno de los litigantes, sealaba que en 1540, Calpi no solamente era un ayllu, sino un cacicazgo, bajo el mando de don Francisco Llangarima, que habra dejado tres parcialidades a su nieto Diego Llangarima y otras dos, al otro nieto Pedro Llangarima, sin embargo no presentaron las visitas originales y se cit como escribano a un Diego Quisnancela, muy sospechoso, porque en esos aos, no haba ningn indgena que tuviera tal cargo. . Los obrajes integraban una cadena productiva que aprovechaba de manera complementaria los ecosistemas de la gradiente altitudinal: las tierras altas, es decir, los pramos para producir los ovinos, la lana y obtener el agua para los distintos menesteres; aprovechaba la fuerza de trabajo indgena asignada para las mitas y dispona de la lea de los pequeos bosques de las quebradas y de la llanura de Tapi. . En su fase de expansin, fue una empresa rentable que dejaba ingresos significativos, pero era muy exigente en mano de obra, sustentada en largas y agotadoras jornadas de trabajo, con grandes impactos ambientales, y fuertemente corrupta, de acuerdo a las propias versiones del Corregidor de Riobamba. Segn el mencionado informe, que muestra los datos de 1636, el obraje produca 144 paos al ao. La produccin de cada pao, demandaba de 14 arrobas de lana lavada (cada arroba costaba entre 12 y 14 reales), seis pesos de tinta, un peso 4 reales de manteca, un peso y 4 reales en dos cardas, dos pesos y 4 reales en greda, esmoladura y brazil, un peso en lea, 19 pesos en jornales y cinco pesos en el jornal de un maestro. Cada pao se venda en 60 pesos, para un total de 8.640 pesos. En el actual territorio de San Juan, no solo tena sus tierras para la produccin de ovejas el duque de Osuna y Uzeda, dueo del obraje de Guano y connotado miembro de la realeza espaola, sino tambin don Antonio Lpez de Calatayud y Sandoval que fuera Corregidor de Riobamba en 1621; y doa Magdalena de Larraspuro, hermana de don Nicols de Larraspuro encomendero de Calpi; y nieta de Doa Magdalena de Larraspuro, que hered el Mayorazgo fundado por su abuela doa Clara Nez de Bonilla (Valencia, Gladys, 1994: 124), todos ellos productores de lana para los obrajes. El mecanismo para el acceso al pramo, fue reconocido en ordenanzas que permitan el acceso exclusivo de las entradas y salidas a los pramos, por las cuales, si alguien reciba una merced de tierras en el valle, tena todo el derecho de apropiarse de las tierras de altura que estaban por sobre su propiedad, como es posible derivarlo de un litigio que se produjo en las tierras situadas en las faldas del Chimborazo, Cariguairazo y Mocha, ubicadas junto a San Juan. Es difcil calibrar con total certeza el impacto ecolgico producido por los obrajes, debido a que no es posible cuantificar todos los elementos del sistema. Para acercarnos a una cifra, estimemos el nmero de ovejas que pastaban en el territorio de San Juan, tomando en cuenta que haba en la zona tres propietarios grandes (el duque de Osuna, Antonio Calatayud y Madalena Larraspuro); que adems la mayor parte de lana para el obraje de San Juan de Gaushi se produca en este sitio; y que varios indgenas tenan algunos vacunos y ovejas. Como ejercicio de aproximacin, podra estimarse que en este pramo haba un mnimo de 25.000 ovejas: 8.400 que requera el obraje de Gaushi, 14.400 del duque de Osuna para el obraje de Chambo y una 2.200 de otros propietarios, incluidos los indios. La fuerte presencia de ovinos, mulares y vacunos, cambi completamente el ordenamiento agrario aborigen: mientras los indios en el pasado dedicaban la mayor parte del espacio al cultivo intensivo y daban poca importancia a la ganadera porque se provean de algodn para el vestido de las zonas calientes, tenan solamente camlidos y consuman marginalmente carne por va de la caza; los obrajeros hicieron lo contrario: desarrollaron un pastoreo extensivo que ocup la mayor parte del espacio. Esto produjo tres efectos: de una parte, una prdida agresiva de los matorrales andinos para la produccin de forrajes naturales; desplaz y contagi de enfermedades desconocidas a los camlidos; y produjo una virtual substitucin de las prcticas de manejo del abono verde, labores culturales y las obras fsicas para recuperar la fertilidad, que dieron paso al uso del abono producido por la ganadera, sin que se llegara a dominar esta tcnica, pues en su manejo se desperdiciaba mucho material. Ese abandono obligado de la tierra produjo erosin, abandono de las intensas labores culturales que requeran de mucha mano de obra y el descuido de las obras fsicas como las terrazas, las obras de drenaje de lluvias y las cercas vivas, que se deterioraron.

La crisis del sector textil que dinamizaba a la economa de la Audiencia de Quito, comenz a manifestarse a finales del siglo XVII. Se trataba de una crisis de demanda del sector externo, que se complic con factores internos. El factor externo ms importante y decisivo, fue el decrecimiento de la produccin de plata en Potos que al contraerse drsticamente entre 1701 y 1750[10], redujo la demanda textil. A ello se sumaron las reformas borbnicas y las polticas de libre comercio que golpearon el corazn de la protoindustria local. Los primeros sntomas de la crisis se sintieron en Calpi en 1680 con el cierre de varios obrajes de comunidad acosados por la baja de la demanda y la enorme corrupcin interna. En ese ao, el Rey orden la demolicin de los obrajes de comunidad, entre ellos el de San Juan de Gaushi. En la produccin agrcola, la produccin de cebada era la ms importante, seguida de lejos por las papas. Como una estrategia para enfrentar la crisis, la hacienda ha realizado una tmida diversificacin productiva, incorporando el cultivo de tubrculos andinos (oca y quinua) y ha incorporado productos como la cebolla, el ajo y las habas. Para las labores productivas utilizaba el arado con bueyes y las herramientas de hierro. Frente a la crisis, el obraje tambin ha diversificado su produccin. Como materia prima utilizaba lana blanca y negra, algodn e incluso cabuya. Se puede presumir que la lana la obtena de las ovejas de las haciendas (Chimborazo, San Juan e incluso Duncata, Colta, Pucar y Azagts), la cabuya de los terrenos adyacentes y el algodn lo traa de sus haciendas del caliente Sucuso y Chazo Juan.

Durante los diez aos de manejo de estas haciendas, se report tres riesgos principales: las erupciones del Tungurahua que afectaron a las vacas, mulas, yeguas y ovejas pues a ms de las que murieron en los primeros quatro das a cada reventazn moran consecutivamente hasta el ao en que con la tierra adquiran entre los intestinos ciertas congelaciones de tierra y ceniza y moran como tambin las mulas y las yeguas, no menos las ovejas. El siguiente riesgo agrcola fue el impacto de las heladas, se report en la entrega de bienes que haban sido totalmente daadas, una cementera de papas y otra de habas. Otro riesgo que se present fue un temblor que afect a las casas y tornos que estaban en el Galpn, que debieron ser repuestas, ocasionando un gasto importante. Aunque no era un riesgo propiamente dicho, se seal que la paga de los diezmos a los curas, afect al 10% de la produccin, siendo ms importante, que los riesgos de la variabilidad climtica.

Modelo Hacendario 1800-1950: El terremoto consolid entre los obrajero-hacendados sobrevivientes, la necesidad de producir ajustes en su estrategia productiva. El traslado de la ciudad a la llanura de Tapi, revaloriz la microcuenca del Chimborazo, donde se encuentra la acta parroquia de San Juan, que se convirti en la principal fuente de abastecimiento del agua de consumo humano y de riego de los predios circunvecinos a la ciudad, sobre todo de aquellos que producan forraje para los animales, frutales y hortalizas para el mercado urbano.

El obraje de San Juan y las haciendas de Calpi se manejaban como una unidad integrada, en las que Chiriboga (Martn Chiriboga, dueo de varias de las propiedades del juego de haciendas, obrajes y trapiches que fueron del conde del Real Agrado.) introdujo cambios importantes en la estrategia productiva con enorme energa e inusitada violencia: disminuy la produccin de lana y de textiles en el obraje, privilegiando tres nuevos productos para el mercado: los vacunos de ceba, los mulares y los quesos, que tenan mayor demanda en la nueva ciudad de Riobamba, trasladada a Tapi despus del terremoto. Tambin mantuvo cierta produccin de cebada, papas, quinua, habas, cebollas y ocas, orientadas principalmente al autoconsumo de sus empleados, trabajadores y su familia, as como la venta de lo restante en el mercado local. Por la descripcin de algunos de los terrenos sembrados, se advierte una subida de la frontera agrcola a cerros, lomones y laderas en los que la produccin rpidamente decreci por la erosin que provoc. Martn Chiriboga manej personalmente estas haciendas hasta la independencia, ao en que fue desterrado a Panam por su militancia activa en favor de la Corona. En la nueva estrategia productiva implementada por Chiriboga, no es el obraje el que articula la produccin de sus haciendas, sino la produccin de tres productos que llevaba al mercado, los quesos, el ganado de ceba y los mulares. La produccin de estos animales desplaz completamente a los ovinos a los pramos y tambin avanz a una mayor altura, sobre todo a las laderas del sub pramo, con la produccin agrcola de cebada y papas.

Modernizacin: La modernizacin agraria se consolid en una coyuntura en la que se produjo un encuentro entre condiciones nacionales e internacionales para el cambio. La estructura de tenencia de la tierra fuertemente concentrada que tenamos hasta 1954 en el Ecuador, en la que un 3% de propietarios controlaban el 64% de la tierra, en tanto en el otro extremo, un 67% de campesinos accedan al 16.6% del suelo, fue paulatinamente modificada por medio de dos reformas agrarias (1964 y 1975) y de varios decretos especiales, se estimul un activo proceso de colonizacin de reas consideradas baldas de la amazonia, el noroccidente ecuatoriano y los flancos externos de las dos cordilleras, y se activ al mercado de tierras con la presin de la reforma agraria.

Con el proceso de modernizacin del campo que se inici en 1950, que puede considerarse como el ao de base, se produjeron hasta la fecha, cinco cambios significativos en la parroquia de San Juan: (i) los anejos dispersos de indios libres se convirtieron en comunidades indgenas con identidad propia; (ii) el poder local integrado por los terratenientes, curas, tenientes polticos y pueblerinos blancomestizos, fue desplazado por las organizaciones indgenas, alterando la relacin discriminatoria que caracteriz la relacin con los indios; (iii) la enorme concentracin de la tierra que se ha relatado en los perodo anteriores, que mantuvieron los hacendados hasta 1974, finalmente se disolvi, permitiendo el acceso a la tierra a las comunidades en un proceso lento, negociado y desigual; (iv) las comunidades indgenas pasaron de una estrategia productiva basada en los productos agrcolas tradicionales de altura, a una que privilegi la produccin lechera que les ha permitido mejores ingresos que los que tenan en la fase hacendaria; y (v) lograron cierto acceso a los servicios, lo cual les ha posibilitado mejorar las condiciones de salubridad, el acceso a la educacin, el crecimiento poblacional y el acceso a varios organismos de poder local (PDOT, 2015). Las primeras comunidades indgenas en San Juan se formaron a partir de los 12 anejos de indios libres y lograron su reconocimiento jurdico desde 1950 a 1974 (MAG, Archivo de Comunas, 1974). Con el acceso a la tierra o la fragmentacin de algunas de ellas, fueron apareciendo nuevas comunidades, asociaciones y cooperativas, de manera que para el 2018, se contabilizan 36 asentamientos: 26 comunidades, cinco barrios y 4 asociaciones (PDOT, 2015). Las comunidades de San Juan, que en principio desarrollaron estrategias de subsistencia basadas en la produccin agrcola de tubrculos andinos, cebada, habas y hortalizas, stas ltimas en los sitios en los que tenan riego, desde 2001, cambiaron a una estrategia productiva basada en la produccin lechera, combinada con la produccin de subsistencia, la migracin estacional, y recientemente el turismo y la produccin de fibra de alpaca. De igual forma se produjo una importante desaparicin del pramo por la subida de la agricultura, de las viviendas y la apertura de vas. Si se compara el Censo Agropecuario de 1974 y las estimaciones del PDOT, la superficie agropecuaria creci de 16.163 has a 23.520 has, cuya diferencia, 6.073 has es la factura que el pramo ha debido pagar en este proceso de expansin hacia la altura. La superficie de pramo, en la parroquia de San Juan, baj en unas 7.257 ha entre 1974 y el 2018, si tomamos en cuenta que la superficie agropecuaria creci en esa misma cantidad (PDOT, 2015). Ello se debi a una combinacin de factores antrpicos (la necesidad de tierra agrcola para enfrentar la crisis de rentabilidad de la hacienda, hasta 1980; y luego, la necesidad de tierra para los hijos los renacientes de los comuneros). Ello vino aparejado con la construccin de vas, muchas de ellas contra la pendiente y de numerosas viviendas. Como resultados adicionales, los comuneros sealaron el aumento de plagas y enfermedades en los cultivos y animales, la desaparicin de algunas especies y la permanente degradacin del pramo. El aumento de plagas y enfermedades se relaciona con el ingreso indiscriminado de qumicos y la degradacin del suelo que requiere progresivamente mayores insumos de este tipo(PDOT, 2015). entre 1981 y 2011, ocurrieron, en primer lugar, ms heladas (todos los aos), sequas (pequeos perodos con falta de lluvias en 2002, 2008, 2009 y 2010) y cada de ceniza (1999-2006) que afectaron de manera total o parcial a todos los cultivos; en segundo lugar, deslaves, vientos huracanados e inundaciones que afectaron viviendas, vas y casas comunales; y en tercer lugar, incendios forestales que afectaron a los bosques, humedales y a su biodiversidad.

En la actualidad se ha observado un avance de frontera agrcola moderado tanto al costado derecho e izquierdo de la Parroquia San Juan, en un anlisis multitemporal de la cobertura vegetal por medio de imgenes satelitales LandSat 5 y LandSat 8 (Figura 3 y 4).

 


Figura 3: Cobertura agrcola para el ao 1991 mediante tcnicas de teledeteccin

 


Figura 4: Cobertura agrcola para el ao 2017 mediante tcnicas de Teledeteccin

 


Grfico 1: Avance de la Frontera Agrcola del periodo 1991-2017

Se ha logrado distinguir un avance de la frontera agrcola en un 32 por ciento en un rea cubierta por pramo andino, mientras que el avance en mayor porcentaje se ha percibido en un 67 por ciento haca un rea destinada para la agricultura (Grfico 1), lo cual evidencia que en los ltimos 26 aos de actividad agrcola existe un control moderado hacia estas reas sensibles debido a la cercana posiblemente del rea protegida de la reserva de produccin faunstica Chimborazo, por otro lado se observa una mayor presin poblacional existente hacia el costado derecho de la Parroquia San Juan lo cual puede explicar el avance hacia este costado de la Parroquia San Juan.

 


Grfico 2: Porcentaje de conocimiento de las comunidades entorno al avance de la frontera agrcola.

 


Grfico 3: Valoracin por parte de las comunidades entorno al avance de la frontera agrcola.

 

Las encuestas ejecutadas en campo determinaron un nivel de significancia media entorno a los avances de la frontera agrcola, supondra que las medidas efectuadas en la zona, tanto de recuperacin como de conservacin tienen un impacto medio, por lo tanto, los anlisis histricos y tcnicos identificados en la presente investigacin brindan una visin de impacto medio en la Parroquia San Juan lo cual contrasta con testimonios recolectados en el lugar.

 

Conclusiones

El territorio de la actual parroquia de San Juan no exista como unidad socioterritorial en la poca incaica, era la zona de altura del ordenamiento microvertical y macrovertical de los seoros tnicos, donde varios ayllus situados en el valle andino tenan sus tierras de altura para la produccin de papas, quinua y tubrculos andinos, paja, lea, camlidos y el nacimiento de las aguas. El ordenamiento macrovertical colaps con la invasin espaola, sobreviviendo algunos vestigios hasta la segunda mitad del siglo XVII. Durante la poca de los obrajes textiles, el manejo microvertical fue parte de la lgica de los ayllus y tambin del obraje. Los ayllus fueron reducidos en pueblos de indios para adoctrinarlos, limitarles el acceso a la tierra, y organizar con mayor facilidad la cobranza de las mitas y el tributo. Como parte de la fijacin de los indios en los territorios locales y para facilitarles el pago de los tributos, se organizaron los obrajes de comunidad. El territorio de San Juan pas a ser un anejo de la parroquia de Calpi. Los obrajes de comunidad se situaron en el valle, junto a los ncleos centrales de los indios, para obtener, usando la complementariedad andina, la lana de los ovinos que pastoreaban en los pramos y la fuerza de trabajo de los indios, que por su parte, subsistan de las parcelas ubicadas en diversos pisos ecolgicos, mediante complejos sistemas de comparticin de la tierra normados por sistemas de parentesco. Las tierras de altura soportaron una importante carga animal, no sola de ovinos, sino de vacunos y mulares. En la prolongada crisis textil producida por la restriccin de la demanda externa y una combinacin de factores telricos, los obrajeros particulares evolucionaron hacia los obrajes-haciendas, cuestin que les permitir diversificar un poco su produccin. Se produjo a lo largo del ltimo cuarto del siglo XVII y la primera mitad del XVIII un arrollador avance sobre las tierras indias, con el que aseguraron el control de todo el espacio. Los nuevos impactos telricos, las erupciones del Tungurahua, sobre todo, el macrosismo que sacudi la sierra central, terminaron por colapsar el modelo hacendario-obrajero. A inicios del siglo XIX, el enrgico terrateniente Martn Chiriboga diversific la produccin, mantuvo el obraje, pero su principal actividad pas a ser la produccin de ganado lechero y de ceba, quesos, mulares y la agricultura de altura. El agua de riego que provena de los pramos y de los deshielos del Chimborazo, se convirti en el recurso indispensable de la produccin de los pastizales y hortalizas, papel que se mantiene hasta hoy, a pesar de los cambios producidos.

El proceso de reforma agraria y modernizacin que se inici en 1950, fue una oportunidad que aprovecharon las comunidades indgenas para acceder a su antiguo territorio y recrear parte de su antigua organizacin. El nuevo producto, la comunidad indgena actual mezcl tradiciones de las llajtas con una serie de adaptaciones para cumplir con las exigencias del Estado, creando una entidad socioterritorial slida que les permiti crear desde esa base organizaciones ms agregadas a nivel provincial y nacional.

Si bien es cierto en San Juan se produjo un incremento en la frontera agrcola en diferentes periodos segn su historia, se puede observar para los ltimos 26 aos mediante la identificacin de zonas agrcolas por Teledeteccin que en mayor proporcin se encuentra este avance en la zona destinada a la agricultura identificada por el Mapa de Ecosistemas realizado por el Ministerio del Ambiente 2012, mientras que en un 32 por ciento de cobertura de pramo se ve afectada por el avance de la frontera agrcola en estos ltimos 26 aos. Estos datos fueron identificados a partir de un anlisis multitemporal de imgenes satelitales y contrastados con los ecosistemas identificados por el Ministerio del Ambiente 2012.

 

Referencias

1.             Bertram, D. (2008). Likert Scales are the meaning of life: Retrieved from http://poincare.matf.bg.ac.rs/~kristina/topic-dane-likert.pdf

2.             Bustos, A. (2007). La proteccin de la microcuenca del Ro Chimborazo; a travs de la implementacin del plan de Manejo ambiental, participativo y sustentable de los Recursos agua y suelo. Retrieved from https://ceas-ecuador.weebly.com/uploads/4/9/7/0/4970364/resumen_ejecutivo_proyecto_microcuenca_rio_chimborazo.pdf

3.             Chiriboga, M. (1985). ECUADOR DEBATE: Cuestin Alimentaria. In FLACSO (Ed.). Quito-Ecuador. Retrieved from http://200.41.82.22/bitstream/10469/10102/1/REXTN-ED9 -05-Chiriboga.pdf

4.             Gondard, P., & Mazurek, H. (2001). 30 aos de reforma agraria y colonizacin en el Ecuador (1964-1994). In P. U. C. del Ecuador (Ed.), Estudios de Geografa (Vol. 10). Quito-Ecuador.

5.             IPCC. (2014). Cambio climtico 2014: Impactos, adaptacin y Vulnerabilidad. In C. B. Field & V. R. Barros (Eds.). Suiza. Retrieved from https://www.ipcc.ch/site/assets/uploads/2018/03/ar5_wgII_spm_es-1.pdf

6.             Jordn, F. (2003). Reforma Agraria en el Ecuador. In CIDES-UMSA (Ed.). La Paz-Bolivia. Retrieved from https://www.academia.edu/download/41315913/Jordan_reforma_agraria.pdf

7.             Matas, A. (2018). Diseo del formato de escalas tipo Likert: un estado de la cuestin, 20.

8.             PDOT. (2015). Actualizacin Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial Parroquia San Juan (Centro de). San Juan - Ecuador. Retrieved from http://app.sni.gob.ec/sni-link/sni/PORTAL_SNI/data_sigad_plus/sigadplusdocumentofinal/0660823500001_ACTUALIZACIN PDYOT SAN JUAN 2015-2019_30-10-2015_22-28-53.pdf

9.             PNUD-UNDRO. (1991). Vulnerabilidad y evaluacin del riesgo. In R. S. y A. AW Coburn & Pomonis (Eds.) (1 ed).

10.         Servicio geolgico de los Estados Unidos. (2018). LandSat Program. South Dakota. Retrieved from https://earthexplorer.usgs.gov/LC8_L1TP_010061_20170920_20171012_01_T1

11.         UNEP Y GEO-LAC. (2000). Latin American and the Caribbean Outlook 2000 (United Nat). Retrieved from http://siam.invemar.org.co/download-alfresco-file/186639

12.         Ynez Quirola, F. (1977). La Historia Cuatrisecular del Pueblo de San Andrs. In Gallacapitn (Ed.). Riobamba-Ecuador.

 

 

 

 

 

2020 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

(https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).|



[1] La tasa bruta de natalidad nacional fue en 1962 del 43,82 por mil habitantes y en 1974 de 38,54 (INEC, 1962,1974)

[2] La tasa bruta de mortalidad nacional fue en 1950 del 19,35 por mil habitantes, en 1962 del 14,73; y en 1974 del 10, 81 por mil (INEC, 1950, 1962, 1974)

[3] Archivo COMUNIDEC, 1992, Diagnstico Participativo de Calera Grande Pomal

[4] De las 21.608 has, el 36,9% se entregaron en Colta, el 29,5% en Alaus, el 24,1% en Guamote, el 5% en Chunchi, el 2,6% en Riobamba y el 1,9% en Guano (IERAC, 1974)

[5] No existen evidencias claras sobre la integracin en un mando poltico de la regin puruha antes de los incas, pero, existen elementos claros de unidad cultural de esa zona, especialmente del idioma, que llev a los espaoles, a identificarla como la zona de los puruhaes.

[6] Para facilitar la lectura del texto, se ha usado para los antropnimos, topnimos e instituciones de los pueblos aborgenes las formas de escribir castellanizadas. Eventualmente se utiliza el kechwa o kichwa estandarizado para aquellas que sufrieron cambios importantes, stas se las coloca entre parntesis cuando aparecen por primera vez. Cuando se trata de una cita, se mantiene la grafa utilizada en la fuente

[7] Se denominaba tierra de yumbo a las tierras calientes de la franja occidental.

[9] No conocemos a qu especie de camlidos se referan los espaoles, puesto que a todos ellos los denominaban ovejas de la tierra. Por la cita, cabra especularse que se trataba de animales montaraces no domesticados, que pudieron ser alpacas o vicuas introducidas por los incas. Las llamas estuvieron, como se sabe por otros documentos, incorporadas en el manejo familiar

[10] En la dcada 1641 a 1650 se produjeron 589.824 pesos, produccin que fue bajando hasta que en la dcada 1691 a 1700 slo se produjeron 303.017 pesos (Assadourian, 1982:121).

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Carlos Rolando Rosero-Erazo, Andrés Agustín Beltrán-Dávalos

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip