Ciencias de la Salud

Artculo de investigacin

 

Riesgos Ergonmicos y Psicosociales en el Teletrabajo

Ergonomic and Psychosocial Dangers in Teleworking

 

Riscos Ergonmicos e Psicossociais no Teletrabalho

 

Gonzalo Alexander Alarcn-Moyano I
gonzalo.alarcon@espoch.edu.ec https://orcid.org/0000-0002-2443-9160
 

 

 

 

 


Correspondencia: [email protected]

 

*Recibido: 30 de agosto de 2021 *Aceptado: 24 de septiembre de 2021 * Publicado: 14 de octubre de 2021

 

       I.            Magister en Direccin de Operaciones y Seguridad Industrial, Magister en Ergonoma, Ingeniero de Produccin Industrial, Docente en la Facultad de Mecnica, Ingeniera Automotriz. Escuela Superior Politcnica de Chimborazo, Riobamba, Ecuador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resumen

La propuesta de este trabajo destaca el impacto de la crisis sanitaria provocada por la propagacin del coronavirus, una cantidad enorme de organizaciones, siguiendo las sugerencias de las autoridades laborales y sanitarias, acordaron, segn los trabajadores, llevar a cabo el teletrabajo. Esta eleccin ha supuesto trasladar muchas de las oficinas espaola a las viviendas de los trabajadores.

En los riesgos laborales se contempla el elemento de peligro psicosocial, el cual cobr ms grande inters por las investigadoras, teniendo presente la formacin profesional como psiclogas, la falta de averiguaciones relacionadas con el peligro psicosocial en el teletrabajo y la relevancia que cobra este elemento en el campo gremial gracias a las repercusiones que trae para el teletrabajador, y adems para las organizaciones y Administradoras de Riesgos de trabajo en trminos de promocin y prevencin.

Adems, dispone que la evaluacin de Peligros y la idealizacin de la actividad preventiva del trabajo a distancia debern considerar los peligros peculiares de esta manera de trabajo, poniendo particular atencin en los componentes psicosociales, ergonmicos y organizativos. En especial, tendr que tenerse presente el reparto de la jornada, los tiempos de disponibilidad y la garanta de los descansos y desconexiones a lo largo de la jornada.

Palabras Claves: Riesgos ergonmicos; riesgos psicosociales; teletrabajo; trabajo; salud.

 

Abstract

The initiative of this work highlights the effect of the health crisis caused by the spread of covid-19, thousands of companies, following the recommendations of the labor and health authorities, determined, according to the workers, to carry out teleworking. This election has meant "moving" many of the offices in Spain to the workers' homes.

In the workplace risks, the psychosocial risk component is considered, which received more enormous interest by the researchers, bearing in mind the professional training as psychologists, the lack of research in relation to psychosocial risk in teleworking and the relevance of this factor in the labor field due to the implications it brings for the teleworker, and also for companies and Labor Risk Administrators in terms of promotion and prevention.

In addition, it provides that the risk assessment and the idealization of the preventive activity of remote work must take into account the particular risks as they are of work, paying special attention to the psychosocial, ergonomic and organizational elements. In particular, the distribution of the day, the times of availability and the guarantee of breaks and disconnections during the day must be taken into account.

Keywords: Ergonomic risks; psychosocial risks; teleworking; work; health.

 

Resumo

A proposta deste trabalho destaca o impacto da crise de sade ocasionada pela disseminao do coronavrus, um grande nmero de organizaes, seguindo sugestes das autoridades trabalhistas e sanitrias, concordou, segundo os trabalhadores, em realizar o teletrabalho. Esta eleio significou "transferir" muitos dos escritrios espanhis para as casas dos trabalhadores.

Nos riscos ocupacionais considerado o elemento perigo psicossocial, que despertou maior interesse dos pesquisadores, tendo em vista a formao profissional como psiclogo, a falta de questionamentos relacionados ao perigo psicossocial no teletrabalho e a relevncia deste elemento no sindicato. campo graas s repercusses que traz para o teletrabalhador, mas tambm para as organizaes e Administradores de Riscos do Trabalho em termos de promoo e preveno.

Alm disso, prev que a avaliao do Perigo e a idealizao da atividade preventiva do trabalho remoto deve considerar os perigos peculiares desta forma de trabalhar, dando particular ateno aos componentes psicossociais, ergonmicos e organizacionais. Em particular, dever ser tida em considerao a distribuio do dia, os horrios de disponibilidade e a garantia de pausas e desligamentos ao longo do dia .

Palavras-chave: Riscos ergonmicos; riscos psicossociais; teletrabalho; trabalho; Sade.

 

Introduccin

Desde los cambios recientes en trminos de globalizacin y de las alternativas que se permanecen produciendo desde la unin de las Tecnologas de Informacin y Comunicacin (TIC) () nuevos escenarios invaden en el planeta gremial. El desarrollo tecnolgico y las exigencias de productividad creciente en los territorios capitalistas avanzados han creado novedosas transformaciones tanto en las prcticas como en las empresas de trabajo. (Hopenhayn, 2010, en lnea).

As mismo teniendo presente la manifestacin de necesidades de los trabajadores de hallar un equilibrio entre el trabajo y su historia personal y de los empresarios en conseguir una ms grande productividad y eficiencia, existe una tendencia creciente hacia el trabajo de tiempo parcial y no persistente (...) el trabajo basado en casa, o telecommuting, en que la poblacin labora en sus domicilios y usa comunicaciones electrnicas para enlazarse con sus patrones.

(Lozano citado por Hall, 1996:60). Esta tendencia es exitosa en la actualidad como teletrabajo y se basa en el manejo de la actividad profesional remunerada usando como soporte las TIC, sin la existencia fsica del empleado en la organizacin.

En la actualidad, el teletrabajo est siendo desarrollado a partir de diversas magnitudes que contemplan puntos jurdicos, econmicos, locativos, tecnolgicos, administrativos, del recurso humano, entre otros, destinados a tener un panorama extenso que posibilite de forma integral crear lineamientos que puedan apoyar en la utilizacin de esta nueva modalidad.

Teniendo presente que las investigadoras se desempean en el campo gremial en la zona de administracin humana, se escogi abordar el teletrabajo a partir de esta visin, especialmente a partir del rea de estabilidad y salud en el trabajo, delegada de prevenir e impulsar buenos hbitos y prcticas que mitiguen los peligros a los que se encuentren expuestos los trabajadores.

 

Seguridad y salud en el trabajo

Partiendo del realizado que las Administradoras de Riesgos de trabajo poseen una estrecha interaccin con las organizaciones en tanto a promocin y prevencin de Peligros laborales y, teniendo presente que el surgimiento de las mismas puede no ser claro para bastantes, el presente captulo busca ofrecer claridad de su origen y objetivo, para establecer el alcance de su apoyo a las organizaciones frente a los riesgos de trabajo.

A lo largo de esta fase, la actividad relacionada con los peligros expertos se centr en el aseguramiento y en la ya dedicada arquitectura de los reglamentos tcnicos, en especial dirigidos a las organizaciones que desempeaban ocupaciones con peligros altos o precedentes de accidentalidad (por ejemplo, creacin de obras y minera).

Debera advertirse que en los cambios establecidos en la ley 1562 de Julio de 2012, publicada en el Diario Oficial 48488, se meti entre otros, modificaciones en el sistema de peligros expertos, nombrando a las ARP como Administradoras de Riesgos de trabajo (ARL).

Las ARL poseen como funcionalidad aseguradora aceptar el pago de prestaciones en caso de percance, patologa o muerte del trabajador, contemplando prestaciones de tipo asistencial (servicios de salud, servicios odontolgicos, medicamentos, apoyos diagnsticos, rehabilitacin fsica, costos de traslado, entre otros) y de tipo econmico (subsidio por imposibilidad temporal, compensacin por inviabilidad persistente parcial, pensin de invalidez, pensin de sobrevivientes y auxilio funerario) es decir viable gracias a las cotizaciones que pagan las empresas por sus empleados.

Esta magnitud que como aseguradoras poseen las ARL, es con la que usualmente la asocia el pblico generalmente; no obstante, en el campo gremial (empresas y gremios, trabajadores y sindicatos, personas encargadas de los procesos de administracin humana, comits de salud ocupacional, etctera.) que interactan de manera persistente con las ARL, conocen adicionalmente que las ARL permanecen involucradas en dirigir a las organizaciones con la intencin de fomentar ocupaciones encaminadas a mitigar los riesgos de trabajo, llevando a cabo un apoyo especializado en el diseo, puesta en marcha y evaluacin de los programas y estrategias de prevencin.

Si bien las ARL por su especialidad, permanecen al tanto de los desarrollos en salud y estabilidad en el trabajo y replican, orientan y acompaan las tcticas de promocin y prevencin, no son las nicas causantes en el funcionamiento de los riesgos de trabajo derivados de la actividad econmica. Las organizaciones permanecen de manera directa relacionadas junto con los trabajadores en la vigilancia persistente en las medidas de estabilidad y salud en el trabajo.

En la averiguacin del aseguramiento del confort del trabajador por medio de los programas de promocin y prevencin que contemplan los componentes de peligro gremial y que por la finalidad de la presente indagacin se hace primordial contextualizar y ahondar en el componente de peligro psicosocial.

 

Riesgos ergonmicos

Globalmente, tenemos la posibilidad de conceptualizar la ergonoma como el grupo de tcnicas cuyo objetivo es la adecuacin entre el trabajo y la persona. Deseamos resaltar de esta definicin que la ergonoma es multidisciplinar, o sea, necesita la aplicacin de diversas ciencias para lograr su finalidad: la idnea acomodacin entre el puesto de trabajo y su mbito y las propiedades del individuo.

El individuo es adaptable con unas fronteras, hay intervalos de condiciones ptimas para cualquier actividad; la ergonoma define cules son dichos intervalos y establece cules tienen la posibilidad de ser los efectos no deseados si se sobrepasan dichos parmetros. La habituacin al trabajador involucra un crecimiento del rendimiento de la persona y esto, paralelamente, se incrementa el rendimiento del sistema.

La ergonoma, aplicada ya al mundo gremial de la misma forma que su etimologa indica, surgi en un inicio para adecuar los esfuerzos y movimientos que involucra la ejecucin de una labor y las dimensiones del puesto de trabajo a el individuo; el propsito, en este caso, era lograr que el individuo realizara el trabajo con el mnimo nmero de movimientos viable, a fin de ahorrar una fatiga intil y lograr un ms grande rendimiento en el menor tiempo viable. Despus, este enfoque se logr insuficiente y se ampli el campo de anlisis, incluyendo las condiciones ambientales (temperatura, sonido, iluminacin, etctera.) y los aspectos organizativos tanto de tipo temporal como los que dependen de la labor.

Los primordiales fines de la ergonoma son fundamentalmente los siguientes:

         Elegir la tecnologa ms idnea al personal disponible.

         Mantener el control del mbito del puesto de trabajo.

         Identificar los peligros de fatiga fsica y de la mente.

         Examinar los puestos de trabajo para conceptualizar las metas de la formacin.

         Optimizar la interrelacin de los individuos accesibles y la tecnologa usada.

         Promover el inters de los trabajadores por la labor y por el ambiente de trabajo.

La Organizacin Internacional del Trabajo instituye como fin universal la eficiencia en cualquier actividad, o sea, lograr el resultado anhelado sin desperdiciar recursos materiales ni particulares y marca como fines cuantificables, que sean contrastables con los resultados obtenidos, los prximos:

         Salud y Estabilidad

         Productividad y efectividad

         Confiabilidad y calidad

         Satisfaccin en el trabajo y desarrollo personal

Adems de dichos fines en general enfocados a la mayor parte de personas, la ergonoma ejerce adems un papel creciente en la solucin del problema de rehabilitacin de individuos que en una u otra medida han perdido la funcin de trabajo; adems se estudian las capacidades y peculiaridades psquicas y fsicas de los individuos de edad avanzada y de esos individuos considerados como trabajadores en especial propensos.

Los peligros ergonmicos (riesgos disergonmicos o peligros derivados de la falta de una adecuada ergonoma laboral), son la posibilidad de desarrollar un trastorno musculoesqueltico debido (o incrementada) por el tipo e magnitud de actividad fsica que se hace en el trabajo.

Los trastornos musculoesquelticos (TME) son afecciones y/o patologas que implican a los tendones, msculos, nervios y otras construcciones que ofrecen soporte y seguridad al cuerpo, es decir patologas inflamatorias y degenerativas del artefacto musculoesqueltico. Una vez que son provocados o exacerbados por el trabajo, se generan primordialmente en alguna parte de las extremidades mejores o de la espalda.

 

Categorizacin de los Trastornos Musculoesquelticos (TME)

Los TME (trastornos musculoesquelticos) tienen la posibilidad de clasificar en:

         Inflamaciones de tendones (tendinitis y tenosinovitis).

         Dolor y deterioro servible de conjuntos musculares.

         Compresin de nervios.

         Trastornos degenerativos de la columna vertebral.

Otra categorizacin interesante para comprender el problema de los TME de procedencia gremial, es la que se hace con base al sector anatmica donde se desarrollan. Tomando en cuenta la localizacin, los trastornos musculoesquelticos se estudian en el sector de hombro, codo, mueca, mano y columna.

 

Factores de peligro ergonmico

La OMS (OMS) caracteriza los TME como patologas relacionadas con el trabajo de procedencia multicausal. Con ello, nos sugiere que hay una secuencia de componentes de riesgos de trabajo y no laborales (carga fsica, organizacin del trabajo, psicosocial, personal y sociocultural) que contribuyen a provocar estas patologas.

 

Tipos de peligros ergonmicos

El primordial problema que tiene que inquietar a las organizaciones y a los especialistas de salud gremial, es que en la organizacin haya componentes de riesgos de trabajo, o condiciones de trabajo que generen peligros ergonmicos.

El componente de peligro ergonmico es una caracterstica del trabajo que puede aumentar la posibilidad de desarrollar un trastorno musculoesqueltico, as sea por estar presente de forma desfavorable o ya que haya presencia simultnea con otros componentes de peligro.

Los primordiales componentes de peligro ergonmico a tener en cuenta son: la generacin de fuerzas; la alta frecuencia de movimientos; la duracin extensa de la exposicin; la falta de periodos de recuperacin; el estatismo postural; la exposicin a vibraciones

 

La generacin de fuerzas

La generacin de fuerzas internas en segmentos articulares de gran magnitud o con una frecuencia significativa. Estas fuerzas internas, que se generan dentro corporal, se crean por la ejecucin de esfuerzos gracias a la necesidad de hacer fuerzas externas (seguramente para desplazar cosas), as como posturas y movimientos.

Ejemplos comunes de ejecucin de fuerzas en las organizaciones son: operaciones de manipulaciones manuales de carga, accionar vlvulas y controles.

Una vez que alguna operacin gremial necesita de fuerza, habra que pensar en cmo automatizarla, o si es viable facilitar un instrumento que contribuya a hacer menos fuerza para obtener el resultado anhelado.

 

La alta frecuencia de movimientos

Aun cuando las ocupaciones que se realicen no impliquen la ejecucin de un esfuerzo relevante, la repetitividad puede influir las propiedades mecnicas de nuestros propios tejidos.

Ejemplos ordinarios de movimientos u ocupaciones en el mbito gremial, son tomar un objeto y posicionarlo.

Evidentemente entre las dos ocupaciones, se puede solicitar hacer muchas otras: girar, doblar, incorporar, apretar, empujar, abrir-cerrar, estirar, etctera.

Cree que aun cuando el trabajador sea diestro (o zurdo), su otra mano adems tiene muchas habilidades.

 

La duracin extensa de la exposicin

Cuanto ms tiempo se encuentre exigiendo al cuerpo humano durante la jornada gremial, ms peligro habr. Evidentemente, haciendo un trabajo a media jornada, los peligros ergonmicos se disminuyen, ya que se disminuye la poca de exposicin. Adems, tiene buen resultado capacitar al personal para hacer labores administrativas parte de su jornada gremial; as, la duracin de las labores con exigencia fsica se disminuir.

La rotacin entre diferentes puestos o labores que necesitan exigencia fsica, comnmente, no disminuye la duracin de la exposicin. Si se alternan labores que necesitan manipular manualmente cargas con otras que no lo precisan, y, adems, no exigen la espalda, se habr limitado la duracin de la exposicin a manipulacin manual de cargas (sobre exigencia de la espalda). En todo caso, exposiciones de bastante ms de 8 horas al da se deberan evadir continuamente.

 

La falta de periodos de recuperacin

Se necesita el reposo fisiolgico para recobrar las habilidades funcionales corporales en condiciones ptimas. Por lo cual, si a lo extenso de la jornada gremial no se puede llevar a cabo hacer esta recuperacin, se aumentar el peligro.

Ejemplificando, un tiempo de recuperacin una vez que se est expuesto a una sobrecarga biomecnica de las extremidades mejores, es una pausa con una duracin de por lo menos 8 min. Adems, tienen la posibilidad de ser lapsos de espera o de inaccin a lo largo del trabajo.

En todo caso, para que una pausa sea eficaz, se debera afirmar el tiempo libre y en buenas posturas, evitando, ejemplificando, la utilizacin del mvil.

 

El estatismo postural

El estatismo postural es quedar quieto, as sea parado o sentado. Esta condicin es daina para el organismo, inclusive una vez que se adopta una postura considerada ideal.

Una vez que se labora parado, se debe cambiar la postura de los pies, y modificar la carga del peso corporal de una pierna a otra.

Una vez que se labora sentado, lo de mayor relevancia del diseo del puesto de trabajo es que nos posibilite cambiar las posturas:

         estirar las extremidades,

         ahora flexionar rodillas,

         luego inclinar ms la espalda,

         apoyarnos sobre la mesa, etctera.

Antes que nada, el diseo del puesto lo debera permitir, y en segundo sitio, el individuo trabajador debera tener la conciencia y el hbito de realizarlo.

 

 

La exposicin a vibraciones

Una persona a lo largo del trabajo puede estar sometida a: vibraciones en el cuerpo humano completo, una vez que parte importante de ste descansa sobre un rea vibrante; o en la extremidad preeminente, transmitidas por las manos debido primordialmente al uso de herramientas mecnicas.

La exposicin a vibraciones de cuerpo humano completo puede crear alteraciones psicofisiolgicas en la columna vertebral y en el sistema nervioso perifrico. Esto ocurre, ejemplificando, manejando maquinaria pesada o de transporte.

Por su lado, la exposicin a vibraciones mano-brazo que se crea primordialmente por la utilizacin de herramientas vibrtiles, puede provocar alteraciones vasculares, neurolgicas y musculoesquelticas.

 

Otros componentes fsico-mecnicos

Como tienen la posibilidad de ser: compresiones nerviosas localizadas generadas por una postura prolongada, la ejecucin de golpes y la recepcin de contragolpes, el uso de guantes inadecuados para la labor, trabajo de exactitud o la exposicin a condiciones termo-higromtricas extremas, as sea por glido o por calor.

 

Riesgos psicosociales

Actualmente cada vez ms se observa la inquietud a causa de entidades pblicas y privadas por los temas involucrados con la salud y el trabajo en los contextos laborales, frente a la globalizacin y las novedosas tecnologas. Es as como las organizaciones tienen que asegurar que esta administracin pueda la paz de los trabajadores y una mejor calidad de vida, que propicie entre otros costos agregados para la organizacin.

Se han conocido diferentes riesgos de trabajo que atentan contra la salud del trabajador y ante los cuales diferentes entidades como el Ministerio de Trabajo, las Administradoras de Riesgos de trabajo y las organizaciones, han puesto inters en prevenir e impulsar la salud de sus empleados.

Habitualmente se ha contemplado en estabilidad y salud en el trabajo los peligros ergonmicos, fsicos y qumicos y son dichos los que han cobrado ms grande recordacin en las empresas, as como en sus empleados, no obstante, con los cambios causados en la actualidad en trminos de globalizacin y adelantos tecnolgicos, se modifican las polticas laborales, los perfiles de los trabajadores y por lo tanto los riesgos de trabajo a los que permanecen expuestos.

Esto lleva a pensar sobre otros componentes de peligro que estuvieron presentes, sin embargo que no tuvieron el mismo auge, ni la misma investigacin que los dems componentes previamente mencionados, caso especial el peligro psicosocial que es actualmente una realidad en el planeta gremial, teniendo presente que en la actualidad las condiciones laborales tienen la posibilidad de reclamar elevados niveles de atencin y concentracin, alta responsabilidad, sobrecarga de trabajo, largos o desordenados horarios y turnos (Snchez, 2006: 9). Lo cual afecta en el estado emocional y fisiolgico de los trabajadores.

Al referirnos a salud se hace primordial conceptualizar el trmino con el objeto de unir criterios y tener claridad una vez que se diga a lo largo de la averiguacin, se toma la definicin que hace Bohoslavsky pues incluye los puntos biolgicos, de la mente y social, recursos fundamentales en la investigacin del objeto de anlisis.

Una vez que se habla de salud relacionadas con el trabajo, este puede asociarse a una fuente de salud en el tamao en que es una actividad que involucra el desarrollo potencial del trabajador, no obstante, el trabajo no continuamente es asociado con condiciones ptimas de buena salud, sino que podra ser asociado al deterioro de la salud gracias a las condiciones que lo rodean.

Esto lleva a pensar que el trabajo podra ser fuente de seguridad, satisfaccin, aumento personal y profesional, logro de fines, entre otros; no obstante, una vez que las condiciones en el mismo no son correctas o no se gestionan de la forma idnea, el trabajo puede transformarse en el peligro que atenta contra esa satisfaccin y podra ser observado como culpable de mal a la salud del trabajador.

Este peligro se refleja en puntos ergonmicos, fsicos, qumicos y psicosociales. En esta revisin, el inters se rene en contextualizar el peligro psicosocial, por lo que se va a hacer referencia a la definicin que realizan diferentes autores sobre el mismo.

En el ao 1996 Cox y Griffiths definen los Peligros psicosociales como: aquellos puntos de la concepcin, organizacin y administracin del trabajo, as como de su entorno social y ambiental, que poseen la potencialidad de provocar males fsicos, psquicos o sociales a los trabajadores. (Cox y Griffiths citados por Mansilla, 2012: 12).

En esta definicin se asume como componente de peligro lo referente con el trabajo, el entorno social y el entorno ambiental, aceptando que cualquier persona de dichos podra llegar a provocar cualquier mal sobre el trabajador. Es fundamental el hincapi que se hace en nombrar que los males provocados no son solo perjuicios fsicos, sino tambin males psquicos e inclusive sociales.

En esta definicin se observan diferencias que permanecen enmarcadas en tanto que la anterior definicin no contempla las colaboraciones entre los trabajadores como elemento de peligro o no realizan mencin de estas, y remarca que las secuelas que trae el peligro psicosocial tienen la posibilidad de evidenciar adems en el manejo gremial y no solo en la salud del trabajador.

Ambos recursos mencionados previamente, las interrelaciones entre trabajadores y la consecuencia en el funcionamiento gremial, cobran ms grande relevancia en la presente indagacin teniendo presente la formacin acadmica de las investigadoras en el sector de la psicologa, a partir de la cual se prueba que el equilibrio emocional, el equilibrio personal, la relacin social correcta y dems propiedades psicosociales afectan de forma directa en la cotidianidad del sujeto, perjudicando su concentracin, estudio, comunicacin, trabajo en grupo entre otras.

Si la cotidianidad es el entorno gremial, sus condiciones psicolgicas y sociales repercutieran de una u otra forma no solo su estado de salud, sino su relacin con el medio y la calidad de la tarea que hace.

Si bien otros autores realizan definiciones sobre los peligros psicosociales, no aportan recursos extras a los ya mencionados previamente, sus definiciones no permiten clarificar de forma descriptiva lo cual significa el peligro psicosocial, dejando a la interpretacin del lector y a la ambigedad de la situacin.

Estas definiciones son las propuestas por Parra que en el 2003 define los peligros psicosociales como aquel aspecto del trabajo que tiene la potencialidad de provocar un dao. (Parra, 2003: 4). Del mismo modo para Sierra los peligros psicosociales son aspectos que rodean al trabajador, incluyendo sus propiedades personales y que estn afectando su salud. (Sierra citado por Fang, 2009: 370).

Esta ampliacin, si bien no est enmarcada como definicin, si posibilita tener una ms grande comprensin del criterio, ya que contempla puntos intralaborales (gestin organizacional, propiedades de la organizacin del trabajo, propiedades del conjunto social de trabajo, condiciones de la labor, carga fsica, condiciones del medioambiente de trabajo, interface personatarea, jornada de trabajo, nmero de trabajadores por tipo de contrato, tipo de beneficios recibidos a travs de los programas de confort de la organizacin, programas de capacitacin y formacin persistente de los trabajadores) puntos extralaborales (utilizacin del descanso, tiempo de movimiento y medio de transporte usado para ir de la vivienda al trabajo y al revs, pertenencia a redes de apoyo social, propiedades de la casa, ingreso a servicios de salud) y condiciones personales (informacin sociodemogrfica actualizada anualmente y discriminada de consenso al nmero de trabajadores, propiedades de personalidad y estilos de afrontamiento por medio de aparatos psicomtricos y clnicos aplicados por expertos, condiciones de salud evaluadas con los anlisis doctores ocupacionales del programa de salud ocupacional). Todos dichos recursos se transforman en eslabones fundamentales para lograr decidir la exposicin al peligro psicosocial en el trabajador.

Las seis variables en general son: propiedades psicolgicas, condiciones de salud, componente de peligro extralaboral, elemento de peligro intralaboral, informacin sociodemogrfica y resultados organizacionales.

Como se dijo previamente estas cambiantes se subdividen en quince categoras, las cuales contemplan: puntos asociados a capacitacin, carga fsica, carga medioambiental, condiciones de la labor, puntos extralaborales, administracin organizacional, conjunto social y dinmica de comportamiento, puntos particulares, propiedades psicolgicas, interfaz persona-tarea, jornada de trabajo, organizacin de trabajo, puntos organizacionales, salud, tipo de beneficio y tipo de contrato. Las ms que predominan de estas categoras son las condiciones de salud por lo cual enmarcan la ms grande proporcin de cambiantes a evaluar.

Paralelamente, estas quince categoras se separan en ochenta cambiantes concretas, las cuales entre otras realizan alusin a: estilo de mando, modalidad de pago, confort social, funcionamiento, tctica de cambio, estilo de comunicacin, manejo de tecnologas de informacin y comunicacin, posibilidades de organizacin, clima, cohesin de conjunto, calidad de relacin, carga de la mente, niveles de responsabilidad, sistema osteomuscular, cardiovascular, inmunolgico, accidentes de trabajo, patologa profesional, etctera.

Como se observa, no nicamente se evalan componentes de peligros psicosociales sino condiciones mediadoras cerca de dichos y efectos posibles de los mismos sobre la salud del trabajador.

Ms all del cumplimiento de la regla y de la obligacin legal de las organizaciones en medir y mitigar el peligro psicosocial, la mediacin sobre el mismo adems de las repercusiones positivas sobre la salud de los trabajadores, adems tiene implicaciones efectivas para la compaa, reflejadas en el incremento de la calidad y rendimiento de la produccin o servicio.

Teniendo presente lo anterior y dada la formacin como psiclogas de las investigadoras, podra aseverarse que hay 3 recursos que influyen en el grado de exposicin al peligro psicosocial en un teletrabajador, como lo son:

 

 

a) Exigencias cognitivas

El teletrabajo implica exigencias en trminos de habituacin ante novedosas posibilidades de trabajo, que integran el desempeo de herramientas tecnolgicas que permitan la ejecucin del trabajo de forma distinto a la manera usual en un trabajo presencial. Sin una correcta induccin, esta adhesin de herramientas, podra llegar a crear en el teletrabajador un ms grande esfuerzo cognitivo, que paralelamente incremente el grado de exposicin al peligro psicosocial.

b) Control sobre los tiempos de trabajo

Es recurrente que el teletrabajo se asocie con la independencia en el desempeo de tiempo y equilibrio entre vida gremial y personal, si esto ocurriese en la prctica este factor se transformara en un elemento defensor propio del teletrabajo.

A pesar de esto, la independencia en el funcionamiento del tiempo es cuestionable en el tamao que el teletrabajador puede tener comportamientos extremos de auto exigencia involucrados al tiempo que invierte en la labor, o por otro lado aceptar una reaccin pasiva reduciendo la poca dedicado a la tarea.

De igual manera es viable que las colaboraciones parientes del teletrabajador se vean daadas por el trabajo en vivienda o su trabajo perjudicado por sus colaboraciones parientes sin conseguir un verdadero equilibrio. Dichos recursos manejados de forma inadecuada se transforman en elementos de exposicin al peligro gremial.

c) Modalidades de interaccin social

El teletrabajo implica un confinamiento del sitio de trabajo y por consiguiente de sus compaeros, pares y mejores. Las interacciones interpersonales varan del contacto presencial al contacto virtual y as como lo menciona Serna, este elemento puede ser de exposicin al peligro psicosocial.

Adicionalmente y partiendo del realizado de que el trabajo de campo se realiz en Riobamba by teniendo esta cultura particularidades conocidas como lo son las colaboraciones cercanas, amables, de contacto fsico, el elaborado de aislar a los individuos y delimitar sus colaboraciones a la virtualidad puede constituir un peligro todava ms grande.

Aislamiento fsico: en las entrevistas llevadas a cabo surgen secuelas del aislamiento fsico que afectan en la salud psicosocial del teletrabajador, como lo es el relacionamiento con su equipo de trabajo y con su lder, la socializacin, el reconocimiento, los modelos de comunicacin, el autocuidado y las implicaciones en la salud del teletrabajador.

Exigencias cognitivas: el teletrabajo implica la integracin de novedosas metodologas, nuevos esquemas de trabajo y herramientas tecnolgicas que producen un esfuerzo cognitivo adicional y que influyen en el equilibrio emocional del teletrabajador y el grado de estrs ante su tarea.

Equilibrio vida personal vs. vida gremial: la modalidad del teletrabajo se muestra usualmente como la posibilidad de equilibrar la vida personal y la vida gremial; no obstante, la indagacin busc establecer si el teletrabajo es una manera para hallar este equilibrio o si por otro lado se convierte en un impedimento para conseguir comentado estado ideal.

Implicaciones en la salud: las condiciones laborales que implica el teletrabajo, tienen la posibilidad de transformarse en un elemento de peligro psicosocial que perjudica al teletrabajador. Se dijo que este elemento de peligro no cambia de la modalidad presencial a la modalidad virtual, la averiguacin tuvo como objetivo comprobar, o no, esta confirmacin.

 

Discusin

Partiendo de que la presente indagacin concentra su atencin en el peligro psicosocial y busca acercarse a la comprensin del mismo relacionadas con el teletrabajo, se hace primordial rememorar que este elemento influye en la paz gremial e incide en la salud fsica y adems en la salud mental de los trabajadores.

El siguiente estudio busca crear consciencia en los directivos de las organizaciones que implementan este modo, en los teletrabajadores y en las Administradoras de Riesgos de trabajo, ante los efectos que tiene este modo en el bienestar psicosocial del teletrabajador que posibilite encaminar actividades y tcticas para mitigar el grado de exposicin al peligro en un teletrabajador.

Posteriormente se hace mencin a las unidades de estudio contempladas en esta categora:

Aislamiento fsico

Como se ha dicho antes, el teletrabajo involucra un confinamiento fsico pues el empleado debera hacer su tarea en un espacio distinto al de la oficina. Consideramos como trabajos en situacin de aislamiento esos que se hacen en soledad, sin otras personas que realicen su tarea en el mismo recinto o sala.

En la mayora de los casos, los individuos que hacen dichos trabajos no poseen contacto visual con otras personas y, comnmente, no tienen la posibilidad de escuchar ni ser odos sin la utilizacin de mecanismos. (Ministerio de trabajo y tema sociales espaola, en lnea).

Teniendo presente que los teletrabajadores entrevistados hacen trabajos en situacin de aislamiento del mbito fsico de la organizacin, en las entrevistas de campo emergi que la dinmica gremial en la modalidad del teletrabajo cambia de forma extremista la manera como el trabajador interacciona con los equipos internos y agentes externos que comnmente interactan en la compaa.

En dichos cambios destacan: la complejidad de conservar vnculos sociales a travs de las interacciones interpersonales; la forma de comunicacin, en especial pues en el teletrabajo son los instrumentos virtuales las que determinan la manera de relacionamiento con su equipo de trabajo y con mejores; el autocuidado en el tamao en que la falta de contacto directo con el otro puede producir desinters por parte del teletrabajador en prestar atencin a su cuidado personal y al final, el estar en casa puede alterar los hbitos alimenticios, los ciclos circadianos, el consumo de tabaco o caf, entre otros, repercutiendo en la salud del teletrabajador.

La manera como la cuarentena fsica perjudique la vida de un teletrabajador generando efectos y secuelas en los puntos antes mencionados, depender en gran medida de sus mecanismos de afrontamiento, o sea, la forma como responde y se acomoda a una situacin especial. Segn las propiedades de personalidad, las personas adoptan uno de estos 3 estilos de afrontamiento, y la forma como se presente este afrontamiento cerca de las situaciones novedosas, variables y retadoras generadas a raz del teletrabajo, dejar aceptar de forma asertiva la modalidad o por otro lado producir un sentimiento de malestar en el teletrabajador.

Luego se proviene con el estudio de los componentes que se contemplan en la unidad de estudio de aislamiento que incluye: el relacionamiento social, la socializacin, el reconocimiento, la comunicacin y el autocuidado.

Las colaboraciones sociales e interpersonales son una relacin mutua entre numerosas personas, las cuales permanecen reguladas por leyes e instituciones de la relacin social. Estas interacciones conforman no solo la base para poder hacer el desarrollo de las comunidades, sino adems la manera de conseguir fines propuestos a grado personal, que tienen la posibilidad de conseguir entre otros por medio del proceso de socializacin.

Es as como este proceso de socializacin posibilita transmitir a las personas de una sociedad los valores, creencias, conductas e ideas aceptadas por esa sociedad, y busca que cada persona las interiorice para que hagan parte de su personalidad y de esta forma la persona realice parte del conjunto, actuando segn con estas fronteras ya establecidas. Las personas por medio de este proceso saben cul y cmo debera ser su forma de actuar y de igual manera conocen qu aguardar en la actuacin de los dems.

Teniendo claridad del criterio de socializacin e interrelaciones interpersonales, para posibilitar este proceso, se hace elemental, como se dijo antes, la relacin directa entre los miembros de una sociedad y en esta situacin especial entre los miembros de una organizacin, en la que el proceso de socializacin funciona de la misma forma, permitiendo la transmisin de los contenidos, procesos y cultura organizacional a los miembros de esta, ajustando a cada individuo en un papel especfico y definido.

En la modalidad del teletrabajo, este proceso de socializacin se experiencia de manera distinta, ya que al no existir contacto presencial, persistente y constante con los miembros de la organizacin a la cual pertenece, la transmisin e introyeccin de creencias, valores y conductas compartidas se hace por medio de medios tecnolgicos, lo cual no asegura precisamente un mismo grado de transferencia, puesto que no hay un modelo referencial, no existe la probabilidad de compartir con otros, ni de participar en la dinmica natural de la organizacin dado que los mecanismos para la transmisin de aquellos valores, creencias y conductas no se desarrollan tomando en cuenta las particularidades de la modalidad de teletrabajo.

Los teletrabajadores entrevistados, aun siendo corto la poca que llevan bajo esta modalidad, perciben la necesidad de conservar el cara a cara, destinados a conseguir comunicar, adems del mensaje semntico, sentimientos, creencias, necesidades, entre otras, que refuerzan los vnculos interpersonales y que a su vez realizan ms claro el mensaje.

La ausencia del cara a cara puede adems crear cierto nivel de retraimiento, que independiente del motivo por la que se d (intencional o no), va a tener repercusiones en la personalidad del teletrabajador y en sus colaboraciones interpersonales como se vino manifestando. Es probable que el teletrabajador logre parecer ms egosta por el elaborado de no laborar en grupo con otros y hacer constantemente sus funcionalidades de forma autnoma, en donde es l mismo quien dictamina qu, cmo y en qu momento realizarlo.

Esto, a extenso plazo, podra llevarlo a inhibirse socialmente, perdiendo sus capacidades de relacionamiento con el otro, evitando trabajos que requieran cooperacin, siendo reacio a implicarse con la poblacin y evadiendo el contacto con otros. Estas propiedades de comportamiento en psicologa se asocian con el trastorno de la personalidad por evitacin y es esta probabilidad de desarrollar dichas conductas, uno de los ms importantes peligros psicosociales al que est expuesto un teletrabajador.

Se estima que la comunicacin cara a cara adems de ser un elemento defensor de ciertos peligros psicosociales, se convierte en un mnager movilizador para que los individuos se preocupen por su autocuidado, por su aspecto fsica, por estar bien presentadas; al no existir este movilizador externo y sumado a la carencia de motivacin interna, puede derivar en el descuido de la imagen personal, que ms adelante traer secuelas no solo de autoestima sino adems de relacionamiento con sus parientes.

Exigencias cognitivas

La actividad gremial implica para el trabajador una dinmica de aprendizaje constante y en un entorno como el de hoy de cambios y evoluciones, el empleado est permanentemente enfrentado frente a retos que ponen a prueba su potencialidad, su capacidad de innovacin y su creatividad, con otras palabras, su capacidad cognitiva. Cognicin significa pensamiento, y las exigencias cognitivas en el trabajo tratan sobre la toma de elecciones, tener ideas novedosas, estudiar, manejar conocimientos y mantener el control de muchas cosas a la vez. (Serna, 2006: 160).

Es fundamental rememorar, como se coment en el relacionado terico en el captulo de peligro psicosocial, que la carga de la mente o exigencia cognitiva est contemplada en la medicin de la exposicin a los componentes de peligros psicosociales, en la Resolucin 2646 de 2008, como variable especifica que se comporta como condicin mediadora cerca de hablado componente y que influye en el grado de exposicin y en los efectos sobre la salud del trabajador. Por igual, el estrs en el trabajo, de acuerdo con el decreto 2566 de 2009, est considerado en la tabla de patologas expertos en Colombia como un responsable de enfermedades fsicas y mentales.

Dichas exigencias cognitivas en un mundo globalizado, con la presin de la competitividad, la solicitud de explotar al ms alto las potencialidades, la necesidad imperiosa de tener ttulos acadmicos de grado preeminente y el requerimiento de dominar diversos lenguajes, conducen a que el trabajador una y otra vez sienta la necesidad de ofrecer contestacin a estas exigencias si desea quedar en el mercado gremial; el pensar que no se poseen las habilidades para lograrlo puede llevar a crear estrs.

Retomando las exigencias cognitivas recientes en el teletrabajo, a estas se suma el producido de integrar una modalidad de trabajo distinta que ordena la utilizacin de novedosas herramientas tecnolgicas; en donde el proceso de habituacin, el aprender a utilizar y llegar a dominar las novedosas herramientas tecnolgicas y la necesidad de demostrarse a l mismo y a los otros que se est preparado para aceptar este desafo, produce en el teletrabajador un sobreesfuerzo para ajustarse a el caso que se ve como nueva, a la vez que un esfuerzo cognitivo adicional, componente que afecta en su paz gremial y personal.

Esto posibilita tener en cuenta que el sobre esfuerzo cognitivo en la modalidad del teletrabajo est referente con la adhesin y uso de novedosas tecnologas y el no poder laborar con ellas por falta de entendimiento y falta de destreza, crea estrs que en esta situacin se llama tecnoestrs.

Si bien los instrumentos tecnolgicos permiten crear tcticas competitivas para las empresas, aportando en la destreza de las respuestas y haciendo ms fcil la interconexin, las modificaciones que estas tecnologas poseen en el lapso del tiempo intentando encontrar actualizarse una y otra vez, pide de los usuarios una formacin tcnica y un anlisis persistente para lograr usarlas y estar a la vanguardia de estos adelantos.

De lo opuesto se crea el tecnoestrs por la exigencia cognitiva que el teletrabajador no consigue asimilar, teniendo implicaciones en la salud fsica y de la mente del teletrabajador, ocasionando ansiedad y reacciones negativas hacia las TICs, convirtindose esto en un elemento de peligro psicosocial al que est expuesto un teletrabajador.

El elemento clave est, por consiguiente, en la responsabilidad por las organizaciones ante la correcta y elemental formacin y apoyo, que facilite en los teletrabajadores la compra de novedosas competencias que le permitan realizar su papel gremial de forma exitosa por medio del uso de las tecnologas de la informacin y las telecomunicaciones, para eso, se hace primordial hacer evaluaciones sucesivas del aprendizaje, donde se verifique la efectividad de la formacin y adems se garantice la utilizacin conveniente y pertinente de las herramientas relacionadas con la tarea propiamente esa, ya que la formacin per se es insuficiente.

En el tamao que se garantice que el teletrabajador est preparado para arrostrar a un papel virtual con el razonamiento y destreza en la utilizacin de las TICs, el elemento de exposicin a este peligro reducir.

Equilibrio vida personal vs. vida gremial

Generalmente los seres vivos buscan tener una sensacin de armona y paz con su historia y su mbito, que garantice seguridad en su aspecto personal, familiar, social y gremial, esto se consigue si la persona es capaz de crear un equilibrio entre dichas facetas de su historia.

Llevando este criterio de la fsica al entorno organizacional, se puede decir que en la persona trabajan diversos tipos de fuerzas involucrados con el entorno personal, familiar y profesional, y segn los movimientos que este haga, dichas fuerzas van a ser ecunimes y lograrn que la persona alcance seguridad en todos los entornos.

Este equilibrio, comnmente, es complicado de conseguir, puesto que existe la tendencia de hoy de querer ser sper hombres en cada una de las facetas, o sea, ser estupendo en el trabajo, escalar posiciones y destacarse a grado gremial, obtener elevados ingresos, jubilarse inmediatamente, a medida que paralelamente se es pap o mam y se est presente en la vida de los hijos; cada una de estas facetas o funcionalidades exigen tiempo y dedicacin y pensar que tienen la posibilidad de conseguir con la misma calidad se convierte en un quiero utpico. Es por ello que el hallar hablado equilibrio se convierte en la actualidad en un reto, en el cual en ocasiones se estima que es ineludible dictaminar entre realizarse como profesional o como persona.

El desafo de descubrir hablado equilibrio, no es solo para la persona, adems lo es para las organizaciones que tienen que buscar alternativas y tcticas que permitan mediar entre los puntos antes nombrados, teniendo presente que el desequilibrio percibido por los trabajadores puede crear implicaciones fsicas, psicolgicas, mentales y sociales que inciden en el manejo de sus funcionalidades y la productividad general.

Adicionalmente, se crean sentimientos de culpa en la persona hacia el aspecto al que se le dedica menos tiempo, deterioro en las colaboraciones conyugales y parientes y detrimento en la salud, lo cual al final perjudicar como se coment, su rendimiento gremial y por consiguiente el logro de las metas corporativas.

En tiempos en los cuales es elemental para la ms grande parte de las personas hallar comentado equilibrio entre la vida gremial y la vida personal, y de la misma forma es para las organizaciones conseguir elevados niveles de competitividad; se han creado tcticas que emergen como una eleccin que aparentemente promueven el equilibrio entre uno y otro entorno, lo cual se ver reflejado en la productividad de sus empleados, resultado de la sensacin de confort.

La modalidad del teletrabajo se muestra como una de aquellas tcticas y es habitualmente famosa por la probabilidad de ahorrar tiempo y dinero y por permitir hacer las tareas en un horario flexible, haciendo ms fcil al teletrabajador tener equilibrio en los espacios laborales e individuales; la indagacin demostr este aspecto como la ms grande virtud de esa modalidad.

Si bien el teletrabajo posibilita el ahorro de tiempo gracias a los desplazamientos y consigue que este sea invertido en otras ocupaciones que en la modalidad presencial se dificulta, no es viable asegurar que esa condicin asegura por s sola un equilibrio vida personal vs. vida gremial.

Para poder hacer este equilibrio se supone que hace falta adems de tiempo adicional (factor externo), que se conjuguen otros recursos internos o particulares como lo son los intereses particulares, las propiedades de personalidad, las metas propuestas, edad, sexo, entre otros. En este entorno, lo ms relevante () es tener el ms grande control viable sobre las ocupaciones seleccionadas, sean estas por inters u obligatorias, y, por otro lado, estar conscientes sobre nuestras propias habilidades y los recursos disponibles. (Gmez, 2006: 7).

Es factible que, al ser el trabajador consciente de sus habilidades, recursos, recursos internos y externos, evale si la modalidad del teletrabajo permite o no, la averiguacin del equilibrio entre su historia personal y gremial; es fundamental resaltar que todas las personas son seres nicos y por esto no todos poseen las mismas percepciones frente al teletrabajo, lo cual para ciertos es ganancia, para los dems representa una prdida de paz y seguridad.

Para esos que no puedan hacer esa diferenciacin, el teletrabajo seria el culpable de alteraciones en la salud fsica, de la mente y emocional, que se ver reflejado en alteraciones del sueo, cansancio, fatiga de la mente y ansiedad, afectando en el decrecimiento de su rendimiento gremial, pues es bastante factible que no pueda desenvolverse de forma idnea en ninguno de ambos roles.

Con todo lo anterior puede concluirse que el logro del equilibrio entre vida personal y gremial est influenciado en gran medida por componentes subjetivos, en los cuales inciden recursos externos. Si bien el teletrabajo con sus condiciones de reduccin de tiempos en movimiento e inversin de tiempo en otras ocupaciones puede conseguir en ciertos la percepcin de equilibrio, para los dems puede crear un desequilibrio mayor, por consiguiente, es incorrecto pensar que el teletrabajo es, en todos los casos, sinnimo de equilibrio personal y gremial.

Repercusiones en la salud

Es fundamental resaltar en esta unidad de estudio que en la actualidad entidades como el Ministerio de Trabajo, las ARL y las organizaciones, han puesto inters en prevenir e impulsar la salud en los empleados, afectando en su calidad de vida, en la productividad del trabajo y por ende en la competitividad de las empresas.

Relacionando la salud con el trabajo, este puede asociarse a una fuente de salud, seguridad, satisfaccin, incremento personal y profesional y logro de fines, dado que los empleados logran entrar por medio de este a una secuencia de condiciones primordiales para conservar su estado de confort. No obstante, una vez que las condiciones laborales no son las correctas, el trabajo mismo se convierte en fuente de insatisfaccin y podra ser culpable de mal en la salud del trabajador.

En este sentido y segn el enfoque de la presente averiguacin, la modalidad del teletrabajo no es ajena a la mirada a partir de la perspectiva de la salud gremial, pues involucra un cambio en las condiciones laborales que tienen la posibilidad de llegar a transformarse en elemento que incida en la salud fsica y de la mente del teletrabajador.

Si bien la modalidad del teletrabajo comparte ciertos peligros con la modalidad presencial, ciertos de ellos son propios del teletrabajo, por conllevar novedosas necesidades y novedosas solicitudes, que generan una reorganizacin en el ambiente gremial y en el de la casa, en los que debera existir un ajuste entre propiedades particulares, parientes y organizacionales que permitan de determinada manera mitigar estos peligros para la salud.

La indagacin demostr que esta manera tiene implicaciones en la salud del trabajador relacionadas con la actividad fsica, hbitos alimenticios y condicin de aislamiento, las cuales representan peligros que segn con los mecanismos de afrontamiento de cada persona, estarn definido el grado de exposicin. Estas implicaciones se desarrollan posteriormente.

Para empezar este estudio se toma la actividad fsica, la cual en el teletrabajo se ve limitada, por lo cual produce sedentarismo y se convierte en un elemento daino para la salud. El sedentarismo se muestra con ms frecuencia en la sociedad presente y en especial en el teletrabajo en el cual el teletrabajador ejecuta el 100% de su funcionalidad ante un computador, puesto que este le ofrece todo lo primordial para desarrollar bien su tarea, no hay necesidad de hacer desplazamientos, no hay presin social por suspender la tarea para hacer pausas activas y el hacer actividad fsica est a discrecin de los hbitos saludables que tenga el teletrabajador.

Esto prueba la propensin que tiene un teletrabajador al sedentarismo, que, si bien no en todos los casos pasa con la misma magnitud, se asume que un teletrabajador muestra un ms grande grado de exposicin ante esta condicin, dado que su estilo de trabajo como se coment previamente no promueve ningn tipo de actividad fsica o movimiento reiterado que haga gasto de energa. Es fundamental nombrar que, si bien esto puede suceder en la compaa, el sedentarismo se comporta de forma distinto, puesto que la dinmica propia de la organizacin se convierte en mnager movilizador que impone al empleado a hacer pausas u ocupaciones que producen actividad fsica y que no se muestran en la modalidad de teletrabajo.

Adems de las secuelas que el sedentarismo acarrea en la salud de un trabajador, no se puede ignorar que el impacto no solo es personal; esta situacin adems tiene implicaciones para la organizacin en el tamao en que un trabajador sedentario tiene ms grandes probabilidades de exponer ausentismo, estrs y cansancio, lo cual perjudica de forma directa su manejo; sin embargo, es bien conocido que la actividad fsica tiene efectos en la regeneracin neuronal, liberacin de endorfinas y sensacin de confort. Es as como el producir tcticas individuales y organizacionales que puedan combatir el sedentarismo revierte en beneficios como para la compaa como para el trabajador.

Continuando con el estudio, otro componente que surge en la averiguacin es la modificacin en los hbitos alimenticios, respecto de dichos, en el campo empresarial la organizacin regula los horarios de ingesta de alimentos y en ciertos casos las cantidades a consumir (restaurantes propios de la compaa o cantidades de lonchera), estableciendo rutinas a las que el trabajador debera adaptarse y respetar; caso opuesto pasa en la modalidad del teletrabajo, en donde al no existir las rutinas, ni los horarios establecidos mencionados previamente, se alteran los tiempos de ingesta de alimentos y las porciones de ingesta, por la accesibilidad persistente a la despensa.

El desequilibrio entre el consumo de alimentos y el gasto calrico junto con el descontrol en los horarios, es culpable de desnutricin y alteraciones gastrointestinales, lo cual compromete la salud de los empleados; este sndrome sumado al sedentarismo puede conducir a la obesidad que paralelamente crea riesgos cardiovasculares.

Por lo anterior, es aconsejable que las organizaciones, en sus procesos de seleccin de los teletrabajadores, contemplen como uno de los componentes a considerar estilos de vida saludables, personas dinmicas, dispuestas a hacer actividad fsica y conscientes del valor de hacer pausas en la jornada de trabajo y conservar una ingesta de alimentos equilibrada; del mismo modo, es fundamental que la organizacin junto con la asesora de la ARL dentro del apoyo y seguimiento que se realice al teletrabajador, generen tcticas que promuevan y motiven la adopcin de estilos de vida sana especialmente dirigidos a los individuos que opten por el teletrabajo.

Ahora bien, como se dijo, el confinamiento fsico incide en un teletrabajador en la complejidad de conservar vnculos sociales, en los estilos de comunicacin y en la motivacin por el autocuidado, entre otros. Este aislamiento fsico propio del teletrabajo, sumado a otros componentes como lo son edad, gnero, predisposicin gentica, aspectos de personalidad (tendencia depresiva, ansiosa solitaria, dependiente), capacidad de habituacin (estilos de afrontamiento) y situaciones estresantes con cargas cognitivas, tienen la posibilidad de crear depresin.

Es fundamental nombrar que la condicin de aislamiento del teletrabajo no posee las mismas implicaciones en toda la gente y se estima que no produce por si sola un trastorno depresivo, no obstante, s es calificado como uno de los componentes ms influyentes para que, sumado a alguna de las propiedades previamente nombradas, desencadene la depresin en un teletrabajador, Javier Escorza, doctor psiquiatra, garantiza que la separacin social es la primordial causa de la depresin. (Escorza, 2006, en lnea).

Las organizaciones tienen que ser bastante cuidadosas y disponer de expertos idneos a la hora de elegir un candidato para realizar funcionalidades como teletrabajador, no solo por las propiedades ya mencionadas sobre el sedentarismo y los hbitos alimenticios, sino por las implicaciones que poseen las condiciones aludidas a esta modalidad en la salud psicolgica de un teletrabajador. Tener en cuenta a una persona con cualquier tipo de predisposicin a la de depresin para teletrabajar, es propiciar un espacio en el cual bastante posiblemente se desencadene esa enfermedad, convirtindose esto en un peligro personal, familiar y gremial, que podra, en la situacin ms infortunado, llegar al suicidio.

Esta unidad de estudio cobra trascendencia para la presente averiguacin, en la medida en que permiti detectar cules son varias de las implicaciones que la modalidad tiene en la salud fsica y de la mente del teletrabajador; esto a fin de contribuir con la salud, la paz y la habituacin de los teletrabajadores facilitando un buen desenvolvimiento en cada una de las esferas de su historia.

El propsito primordial de este estudio es brindar recursos extras para la evaluacin y paralelamente propiciar un lugar de meditacin en los causantes de las organizaciones, en los asesores de las ARL y en los mismos teletrabajadores para producir consciencia respecto de la secuelas que trae el teletrabajo y la forma cmo tienen que aceptar el desafo de llevar a cabo este modo, traducindose en planes de accin concretos para mitigar los peligros propios de la modalidad y que todava no fueron tenidos presente.

 

Conclusiones

         El teletrabajo no es un componente que por s solo modifique o incida de manera representativa sobre la concepcin y representacin que poseen los teletrabajadores frente al trabajo, si bien para ciertos los cambios en la concepcin de trabajo tienen la posibilidad de estar influenciados por esta manera, no puede concluirse que todo ese que se relacione con el esquema de teletrabajo, bajo el supuesto de que este consigue confort y equilibrio entre vida personal y gremial, realmente lo perciba de esta forma y pueda cambiar su concepcin sobre el trabajo.

         De las 5 organizaciones relacionadas en la indagacin, 4 de ellas implementan el teletrabajo como contestacin a sus necesidades o intereses en trminos de composicin y racionalizacin de precios. En ni una de ellas se not que la modalidad fuera al inicio implementada para ofrecer respuesta a exigencias de conseguir la estabilidad entre vida personal y vida laboral (aun una vez que al final pudiera tener un efecto en este aspecto), as como tampoco lo ha sido por moda administrativa.

         El realizado de no garantizar por las organizaciones una plataforma tecnolgica idnea, que garantice la conectividad de los teletrabajadores en sus domicilios, puede producir en ellos ansiedad, tensin y exceso de trabajo represado por no disponer de recursos necesarios para el cumplimiento de fines propuestos; adicionalmente, produce sensacin de prdida de tiempo e incertidumbre por responsabilizarse de un sistema que no controlan y probablemente desconozcan la forma de ofrecer solucin inmediata al problema presentado.

         El papel de las Administradoras de Riesgos de trabajo (ARL) en la implementacin del teletrabajo en las organizaciones pioneras se enmarca en la promocin y prevencin, y no como en ocasiones se supone, que son las responsables de llevar a cabo los planes de accin resultantes de su acompaamiento; esta responsabilidad recae en las organizaciones, quienes son las encargadas de evaluar, medir y actuar sobre los riesgos de trabajo de forma constante, mitigando el grado de exposicin; as mismo, los teletrabajadores adems son causantes de su autocuidado, y les corresponde consumar las actividades recomendadas por las ARL y por la empresa e informar una vez que perciban alguna condicin desfavorable.

         El apoyo de parte de la ms grande parte de asesores de las ARL frente al teletrabajo es reducido, solo centran su atencin en la prevencin del elemento de peligro ergonmico y de accidentes fsicos aceptando una reaccin poco proactiva y dejando de lado otros componentes como el peligro psicosocial, sin evaluarlo de manera diferencial a la modalidad presencial. Resultara adecuado hacer la exclusin, dadas las especiales propiedades y la particular relevancia que puede entraar esta clase de peligro en el teletrabajador.

         Existe una percepcin de aumento en la productividad en la modalidad del teletrabajo por los trabajadores y de las organizaciones, no obstante, no se realizaron todava mediciones formales y correlaciones que corroboren esta percepcin.

         El proceso de socializacin del sujeto en la modalidad del teletrabajo se ve perjudicado al no existir contacto directo cara a cara con los miembros de la organizacin a la cual pertenece, la transmisin e introyeccin de creencias, valores y conductas compartidas se hace por medio de medios tecnolgicos, lo cual no asegura el mismo trueque que pasa en la modalidad presencial debido a que no existe un modelo referencial ni la probabilidad de compartir con otros o de participar en la dinmica natural de la organizacin.

         El teletrabajo implica la integracin de novedosas metodologas, nuevos esquemas de trabajo y herramientas tecnolgicas que producen un esfuerzo cognitivo adicional y que tienen la posibilidad de afectar en la igualdad emocional del teletrabajador y el grado de estrs ante su tarea.

         La modalidad del teletrabajo, soportada en las Tecnologas de Informacin y Comunicacin, envuelve al teletrabajador en las tendencias recientes de la comunicacin y le pide desarrollar novedosas competencias, no obstante, lo priva del contacto directo con los individuos que realizan parte de la organizacin y su mbito, y lo impone a llevar a cabo los medios de comunicacin virtuales como exclusiva eleccin de relacionamiento, dejando de lado el elemento no verbal de la comunicacin.

         El logro del equilibrio entre vida personal y gremial es un tema personal y personal, que es dependiente de componentes externos e internos los cuales varan en cada persona. Si bien el teletrabajo con sus condiciones de reduccin de tiempos en movimiento e inversin de tiempo en otras ocupaciones puede conseguir en ciertos la percepcin de equilibrio, para los dems puede generar un desequilibrio mayor, por consiguiente, es incorrecto pensar que el teletrabajo es, en todos los casos, sinnimo de equilibrio personal y gremial.

 

Referencias

1.      Aguilar, Maria Constanza y Rentera, rico (2009). Psicologa del trabajoy las organizaciones. Reflexiones y experiencias de investigacin. Editorial Universidad Santo Tomas.

2.      Alonso, Maria Bernardina (2002). Teletrabajo y salud: un nuevo reto para la psicologa. Papeles del psiclogo N 83. [En lnea] Disponible en: http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=898.

3.      ARL SURA. Manejo y control del estrs. [En lnea] Disponible en:http://www.arlsura.com/index.php? option=com_content&view=article&id=

4.      452&catid=71&Itemid=58. Consultado en Agosto de 2013.

5.      ARP POSITIVA (2004). Definicin de conceptos bsicos de saludocupacional. Documento suministrado por la ARP para construccin delprograma de salud ocupacional.

6.      vila, William (2009). Teletrabajo: Incidencia en la transformacin de lasociedad. [En lnea] Disponible en:http://www.cibersociedad.net/congres2009/es/coms/teletrabajoincidencia-en-la-transformacion-de-la-sociedad/1113/. Consultado en Septiembre de 2012.

7.      Bohoslavsky, Abel (1998). La salud ocupacional en los trabajadores deprensa. Ponencia para el primer congreso mundial de la comunicacinUTPBA (Union de trabajadores de pressa de Buenos Aires).

8.      Camargo Hernndez, David (2005). [En lnea] Disponible en: http://www.eumed.net/libros-gratis/2005/dfch-fun/F31.2.htm#9. Consultado en Junio 2013.

9.      Cano, Antonio (2002). Consecuencias del estrs laboral. Sociedad Espaola para el Estudio de la Ansiedad y el Estrs (SEAS). [En lnea] Disponible en: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/seas/estres_lab/. Consultados en Agosto de 2013.

10.  Fang, Yuli (2009). Fatiga laboral: una consecuencia en la salud derivadade la organizacin del trabajo. En Aguilar, M y Rentera, E (Edits.), Psicologa del trabajo y de las organizaciones. Reflexiones y experiencias de investigacin. Bogot. 149

11.  Friedman, Georges (1970). Tratado de Sociologa del Trabajo. Mxico: Fondo de Cultura Econmica.

12.  Garca, Alma Clara (2008). El Sistema General de Riesgos Profesionales Vigente en Colombia. Revista Colombiana Derecho Intlildi. Bogot (Colombia) N 13: 215-253. Pontificia Universidad Javeriana.

13.  Murillo, Guillermo; Zapata, lvaro; Martinez, Jenny; vila, Hernn; Salas, Jairo y Lopez, Hernn (2007). Teora Clsica de la organizacin y el management. ECOE Ediciones.

14.  Nahoum, Charles (1961). La Entrevista Psicolgica. Editorial Kapelusz. Buenos Aires.

 

2021 por los autores. Este artculo es de acceso abierto y distribuido segn los trminos y condiciones de la licencia Creative Commons Atribucin-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)

(https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/).|

 

Métricas del Artículos

Cargando Métricas.....

Metrics powered by MI WEB PRO

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia


Copyright (c) 2021 Gonzalo Alexander Alarcón-Moyano

URL de la Licencia: https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/deed.es

Polo de Capacitación, Investigación y Publicación (POCAIP)

Dirección: Ciudadela El Palmar, II Etapa,  Manta - Manabí - Ecuador.

Código Postal: 130801

Teléfonos: 056051775/0991871420

Email: [email protected]

URL: https://www.dominiodelasciencias.com/

DOI: https://doi.org/10.23857/pocaip